El hombre invisible detrás de los disturbios raciales en EE UU – por E. Michael Jones

[El autor analiza los disturbios supuestamente antiracistas recientes de Minneapolis, Michigan, Portland, Chicago y Seattle, y las decisiones tomadas por alcaldes, gobernadores y fiscales en cada caso. Concluye que se puede observar en el caso de muchas autoridades que apoyaron a Black Lives Matter y a los grupos Antifa – aun cuando intentaron después frenar los saqueos y las violencias – el mismo espíritu revolucionario judío que está detrás de la “neuralgia racial crónica que estalla en América tan regularmente como la gripe estacional”. El autor se detiene en la figura de un izquierdista revolucionario estadunidense, Sidney Rittenberg [0], quien jugó un papel decisivo en la Revolución china. La novedad es el papel de las mujeres lesbianas nombradas por el presidente Obama “El lesbianismo político es una expansión de la alianza negro-judía que siempre ha sido la locomotora que impulsa el tren revolucionario en América.”]

 

El hombre invisible detrás de los disturbios raciales en EE UU

E. Michael Jones

 

Al final de la obra de Euripedes Las bacantes , Cadmo le pregunta a su hija Agave: “¿Qué ves?”. Agave está sentada en el centro del escenario con una cabeza humana cortada en su regazo. Es la cabeza de su hijo Penteo, que fue desgarrado miembro por miembro por las mujeres de Tebas mientras bailaban desnudas en la ladera de la montaña adorando al dios asiático Dionisos. Aún intoxicada por la juerga que llevó a la muerte de su hijo, Agave dice, “es una cabeza de león, un trofeo para el palacio”. En este punto, Cadmo dice: “Mira con atención. Estúdialo más de cerca “. Cuando la intoxicación desaparece, Agave reconoce lo que ha hecho y responde: “Veo horror. Veo sufrimiento. Veo dolor “.

“¿Todavía parece un león?” Pregunta Cadmo.
—Ya lo veo, es Penteo. Estoy sosteniendo su cabeza “. “Estabas loca”, le dice Cadmus a su hija. “La ciudad estaba poseída por Dionysos”.
En este punto, Agave toma conciencia de todas las consecuencias de sus acciones. “Ya veo”, dice, “Dionysos nos ha destruido”. Estados Unidos atravesó su propio ataque de intoxicación dionisíaca en los días posteriores al 25 de mayo, cuando un policía de Minneapolis llamado Derek Chauvin se arrodilló sobre el cuello de un hombre negro de 46 años llamado George Floyd, con lo cual sucedió su muerte. Corrompido por 66 años de mala educación, el lumpenproletariado negro de Estados Unidos estalló en una orgía de disturbios que puso fin al estado de derecho en muchas de las grandes ciudades de Estados Unidos. En el momento en que escribo este artículo, Antifa, un grupo que Donald Trump ha designado como organización terrorista nacional, todavía tiene el control de una sección de seis cuadras del centro de Seattle, que han designado como la “Zona Autónoma de Capitol Hill”.

En Minneapolis, la ciudad donde comenzaron los disturbios, su Penteo, el alcalde Jacob Frey, fue denunciado por una de las mujeres o bacantes que habló en nombre de Black Lives Matter después de que se negó a retirar la financiación del departamento de policía de Minneapolis. Frey no fue desgarrado miembro por miembro, pero sí fue expulsado por la multitud y tuvo que refugiarse con la policía que le ordenaron retirarse.

Los disturbios raciales de mayo y junio de 2020 fueron sólo la última entrega de lo que podría llamarse el régimen de gobernanza por crisis que comenzó hace cuatro años, cuando el Estado Profundo decidió hacer todo lo necesario para deponer a Donald Trump. Esa campaña comenzó con el Russiagate, seguida de la acusación de indiscreciones en Ucrania, seguida de la campaña contra el “discurso de odio” de 2019 que buscaba prohibir el “contenido no deseado” de Internet; tras todo esto sobrevino la pandemia de Covid-19. Lo que unió a todas estas crisis fue el descontento de los oligarcas con la elección de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos y el deseo de reemplazar las instituciones de gobierno representativo con comités ad hoc de “gestores de crisis” disfrazados de expertos científicos y / o minorías agraviadas.

A estas alturas debería ser obvio que la narrativa en términos de raza se escribe a sí misma cada vez que un hombre negro muere a manos de un policía blanco. El cuerpo de Floyd todavía estaba caliente cuando los principales medios de comunicación empezaron a retomar la historia que ya había sido escrita y lo declararon santo, con halo y alas. En realidad, Floyd era un delincuente violento que murió con rastros de fentanilo y cocaína en su sistema, pero la BBC lo describió como alguien que “simplemente estaba tratando de vivir la vida como cualquier otro estadounidense, en busca de mejoras frente a los desafíos sociales “. Luego se convirtió en “el último tótem de los males que asolan al país en 2020”.[1]Después de crecer en sabiduría, edad y gracia, la vida de Floyd repentinamente “dio un giro diferente, con una serie de detenciones por robo y posesión de drogas que culminaron en un cargo de robo a mano armada en 2007, por el cual fue sentenciado a cinco años de prisión”. Faltaba en la cuenta de la BBC cualquier mención del encarcelamiento de Floyd, el tráfico de drogas, su violencia contra mujeres embarazadas o su papel como estrella porno.[2]

En todo caso, nadie necesitaba decirle a un graduado del sistema de escuelas públicas de Estados Unidos que estaba presenciando la última entrega de la saga folletinesca del racismo estadounidense en acción.

Los palestinos que vieron el mismo video, sin embargo, vieron algo más. Reconocieron el agarre de rodilla que el oficial Chauvin infligió a Floyd como la misma técnica que la policía israelí suele usar con los palestinos. También faltaba en el relato principal de la muerte de Floyd cualquier mención del papel que jugó la Liga Anti-Difamación (ADL) para convertir esta técnica en arma para el departamento de policía de Minneapolis. La ADL ha estado presionando a los departamentos de policía de todo el país durante años para que se capaciten con instructores israelíes para aprender técnicas de sumisión como la rodilla en la garganta. Pero lo que es más importante, los policías que están sujetos a la israelificación de las fuerzas policiales locales aprenden más que técnicas.

Aprenden actitudes, y la actitud principal que aprenden es que deben tratar a los lugareños que financian sus comisarías de policía con el dinero de sus impuestos de la misma manera que los israelíes tratan a los palestinos. Siempre que se plantea el tema racial, los revolucionarios judíos que son los principales orquestadores de incidentes como en el caso de los disturbios originados por la muerte de Floyd permanecen invisibles.

Esto vale para la ADL, que organizó la reunión de 2012 en Chicago en la que se encontraron los jefes del departamento de policía de Minneapolis y unos expertos en lucha contra el terrorismo de Israel; se trataba de una conferencia patrocinada por el FBI y el consulado israelí en Chicago que se centró en “técnicas de prevención del terrorismo”. “[3]

Después de ver el video del oficial Chauvin arrodillado sobre el cuello de George Floyd, Neta Golan, cofundadora del Movimiento de Solidaridad Internacional (ISM) dijo: “Recuerdo haber notado cuando muchos soldados israelíes comenzaron a usar esta técnica de apoyarse en nuestros pechos y cuellos cuando estábamos protestando en Cisjordania en las concentraciones de protesta de 2006 “.[4] La formación israelí de la policía estadounidense ya está muy extendida: “Desde 2002, la Liga Antidifamación (ADL), el Proyecto Intercambio del Comité Judío Estadounidense y el Instituto Judío para Asuntos de Seguridad Nacional han estado pagando para que los jefes de policía, los jefes auxiliares y los capitanes se capaciten en Israel y los Territorios Palestinos Ocupados . “[5]

A raíz del asesinato de Floyd, los palestinos se apresuraron a establecer paralelos entre las imágenes finales del hombre que sufría bajo la rodilla del oficial y los estrangulamientos similares utilizados por las fuerzas de ocupación israelíes. “Es una locura cómo sucede lo mismo en Palestina, pero el mundo elige ignorarlo”, escribió el atleta palestino Mohammad Alqadi en su cuenta de Twitter sobre cuatro imágenes separadas de soldados israelíes que inmovilizan a palestinos en el suelo con las rodillas en el cuello o la cabeza.[6]

La participación israelí en la capacitación antiterrorista impartida al Departamento de Policía de Baltimore provocó una muerte y disturbios en esa ciudad. Amnistía Internacional afirmó que el grupo israelí que había participado en la formación de agentes de policía de Baltimore había sido citado por el Departamento de Justicia de Estados Unidos por “violaciones constitucionales generalizadas, aplicación discriminatoria y cultura de represalias”. Amnistía Internacional continuó diciendo que: “Baltimore y otros departamentos de policía deberían encontrar socios que los capaciten en técnicas de desescalada, cómo manejar a ciudadanos con discapacidades mentales o enfermos, sobre los derechos constitucionales de los ciudadanos en relación con la filmación y cómo responder adecuadamente a situaciones chocantes utilizando protestas no violentas para expresar sus opiniones. Israel no es tal socio … “[7]

El teniente coronel Dave Grossman se hizo un nombre como crítico de los videojuegos violentos a raíz de los tiroteos en la escuela secundaria Columbine en Colorado. Después del 11 de septiembre, la Oficina de Seguridad Nacional bajo la dirección del ciudadano estadounidense / israelí Michael Chertoff se convirtió en una potente fuente de fondos para cualquiera que esté dispuesto a promover la israelificación de la ley y el orden entre los policías. En este punto, Grossman se convirtió en un experto buscado en “killología”, lo cual promovió entre los oficiales de policía la idea de que estaban “en guerra” cuando patrullaban las calles de Estados Unidos.[8]

En 2016, el oficial de policía Jerónimo Yánez disparó y mató a un hombre desarmado durante un estancamiento del tráfico en las afueras de Minneaopolis. Un año después, Yáñez fue declarado inocente de todos los cargos derivados del tiroteo, pero la organización de vigilancia de Minneapolis, Communities United, culpó a Grossman después de enterarse de que Yáñez había tomado uno de sus cursos de “Guerrero a prueba de balas” años antes.

Las muertes relacionadas con los cursos de capacitación que militarizaron las acciones de la policía luego llevaron a cursos de desescalamiento en los que “se suponía que los oficiales de policía debían volver a capacitarse sobre cómo contener a los sospechosos” cuando Chauvin estaba en la fuerza, pero no está claro si tomó el curso o, lo que es más importante, si el curso tuvo el efecto deseado, i tampoco si convenció a los agentes de policía que ya se sentían asediados de utilizar los métodos que los israelíes y Grossman ya les habían enseñado. En abril de 2019, poco más de un año antes de que Chauvin participara en la muerte de Floyd, el alcalde de Minneapolis, Jacob Frey, prohibió el “entrenamiento de estilo guerrero en Minneapolis” después de llamarlo “basado en el miedo”.[9] “Si los policías recibieran menos de este entrenamiento”, según un observador, “ morirían menos [ sic ] personas. No hay duda de eso “.[10]

En abril de 2018, Durham, Carolina del Norte, se convirtió en la primera ciudad de Estados Unidos en prohibir los intercambios policiales con Israel. El grupo principal detrás de la prohibición era Jewish Voice for Peace, que condenó explícitamente a la ADL como “el principal proveedor de estos intercambios”, que “básicamente están tratando de intercambiar las peores prácticas” que “se dirigen a reprimir a las personas de color en ambos lugares . “[11]

La ADL, concluyó acertadamente JVP, fue culpable de “un intento sistemático de llevar esas peores prácticas a nuestras ciudades” donde aumentaron la probabilidad de violencia y fuerza letal. [12]

Después de investigar la muerte de Freddie Gray a manos de la policía de Baltimore en 2015, el Departamento de Justicia emitió un informe que documentó “violaciones constitucionales generalizadas, aplicación discriminatoria y cultura de represalias” dentro del Departamento de Policía de Baltimore, que se podía atribuir a los fondos del contribuyente utilizados para la formación con funcionarios israelíes. “Desde 2002, la Liga Anti-Difamación, el Proyecto Intercambio del Comité Judío Estadounidense y el Instituto Judío para Asuntos de Seguridad Nacional han pagado para que los jen efes de policía, jefes asistentes y capitanes se entrenen en Israel y los Territorios Palestinos Ocupados (OPT). Estos entrenamientos valen para la policía de Baltimore y otros empleados de las fuerzas del orden de los EE. UU.[13]

Hasta aquí lo que tiene relación con el policía blanco de la ecuación de Chauvin / Floyd. Las organizaciones judías también están involucradas en la financiación del lado negro del conflicto racial en Estados Unidos. A raíz de los disturbios raciales que siguieron a la muerte de Freddie Gray en Baltimore en 2015, el Open Society Institute de George Soros donó $ 650,000 a Black Lives Matter, el principal agente detrás de los disturbios raciales en Estados Unidos, desde Ferguson hasta
Minneapolis.[14]

Según un grupo de vigilancia, “En 2016, las organizaciones del movimiento Black Lives Matter recibieron $ 33 millones en subvenciones de las Open Society Foundations, fundada por el administrador de fondos de cobertura húngaro George Soros en 1993, y del Center for American Progress, fundado por John Podesta, jefe de gabinete y presidente de la campaña de Hillary Clinton, en 2003 ”.[15]

Según el Washington Times , el acceso al dinero de Soros aseguró otros $ 100 millones de “una serie de fundaciones liberales ricas, incluida la Fundación Ford, además de $ 33 millones en subvenciones de las Open Society Foundations, con subvenciones adicionales del Center for American Progreso.”[16]

En algún momento durante la primera parte del siglo XXI, la Open Society Foundation de Soros se involucró en carreras financiadas para cargos políticos locales como fiscal de distrito y fiscal del condado con resultados devastadores para la imparcialidad en la aplicación de la ley. Después de los arrestos que siguieron a los disturbios por lo de Floyd en St. Louis, la fiscal Kim Gardner, respaldada por Soros, liberó a todos los “manifestantes” a favor de George Floyd de la cárcel, según el fiscal general de Missouri, Eric Schmidt.[17]

Ese número incluía a los 25 manifestantes que fueron arrestados entre el lunes y la madrugada del martes 1 y 2 de junio, cuando cuatro oficiales recibieron disparos. Gardner liberó a todos esos sospechosos sin presentar cargos contra ninguno de ellos.[18]

Schmidt calificó la liberación de los sospechosos de delitos graves como una “decisión sorprendente”, pero Gardner ya había sido criticada durante su primera carrera para abogada de circuito después de “aceptar al menos $ 30,000 de un super PAC perteneciente al controvertido multimillonario liberal George Soros”, conocido por apoyar a los candidatos, específicamente a los abogados de la ciudad, que impulsaban la reforma liberal de las fianzas y las plataformas de sentencia “. [19]

Ambos lados del conflicto racial que provocó la muerte de George Floyd estaban controlados por judíos. La ADL siempre ha jugado un doble juego al condenar la violencia racial que han creado sus seminarios de capacitación. Según los Socialistas Demócratas de América, “La violencia policial que está ocurriendo esta noche en Minneapolis está directamente sacada del libro de jugadas del FDI”, y agregó: “Los policías estadounidenses reciben entrenamiento en Israel”.[20]

Después de la muerte de George Floyd, la ADL, ansiosa por evitar cualquier asociación con la violencia que sus seminarios policiales provocaban entre los negros, tuiteó: “Mientras seguimos luchando por la justicia para #GeorgeFloyd, también debemos luchar por la justicia para #BreonnaTaylor, quien fue asesinada en su propia casa por la policía. Necesitamos justicia para todos los que han sido víctimas de la policía y la violencia racistas “.[21]

Al mismo tiempo que la ADL exigía justicia para George Floyd, no mencionaron la muerte de Iyad Hallaq, un palestino autista que fue asesinado a tiros después de suplicar por su vida mientras se dirigía a su clase de educación especial en el sector este ocupado de Jerusalén.[22]

La página Intifada Electrónica, que mencionó la muerte de Hallaq, luego señaló a la liga Anti- Difamación como “un actor importante en la industria de traer visitas policiales estadounidenses a Israel para el ‘contraterrorismo’ y otros tipos de entrenamiento conjunto”.[23]

Los negros dóciles de organizaciones tradicionalmente judías como la NAACP suelen ser elogiados por su trabajo contra el racismo, pero tan pronto como Black Lives Matter comenzó su campaña de solidaridad negra con Palestina, el gobierno israelí y sus grupos de presión en Estados Unidos intentaron interrumpir el movimiento Black Lives Matter en represalias. En 2018, el documental de Al Jazeera, The Lobby – USA, reveló cómo The Israel Project “movió los hilos detrás de escena para lograr que se cancelara una recaudación de fondos de Black Lives Matter en un club nocturno de la ciudad de Nueva York”.[24]

Entonces, por un lado, tenemos a policías estadounidenses que están siendo entrenados para tratar a sus conciudadanos de la misma manera que los israelíes tratan a los palestinos, incluidos los rodillazos que los someterán y, a veces, los matarán. Esto explica el lado del policía blanco de la ecuación. Pero, por otro lado, tenemos a George Soros financiando Black Lives Matter y las insurrecciones que siguen a los incidentes de brutalidad policial como el lado negro de la ecuación. En conjunto, ambos grupos financiados por judíos perpetúan el ciclo de creciente conflicto racial violento en Estados Unidos, mientras permanecen invisibles.

Black Lives Matter es una reencarnación de la Alianza Judía Negra, que comenzó con la fundación de la ADL después del linchamiento de Leo Frank [el patrón judío de una empresa papelera que violó y mató a su empleada Mary Phagan, de 13 años, y fue condenado a muerte en 1915] y se ha mantenido activa hasta el día de hoy, aunque con tiempos muertos durante las Guerras Mundiales del siglo XX.

Poco después de la Segunda Guerra Mundial, Louis Wirth, un sociólogo judío de la Universidad de Chicago, comenzó a implementar su plan para “integrar” viviendas en Chicago. Cuando los barrios étnicos de Chicago entendieron que la “integración” era un eufemismo para la limpieza étnica, se produjeron disturbios, que comenzaron con los disturbios del Airport Park de 1947 y culminaron con la llegada de Martin Luther King a Marquette Park casi 20 años después. Como una indicación más de que Black Lives Matter fue la reencarnación de la Alianza Judía Negra, Alicia Garza, una de las fundadoras de Black Lives Matter, nacida en 1981, es hija de un judío blanco y una madre negra.

Black Lives Matter fue financiado por George Soros para promover la guerra racial en los Estados Unidos, pero BLM también promovió la desviación sexual, otra causa muy querida por el filántropo judío húngaro más prominente del mundo. En su manifiesto recientemente publicado, BLM sitúa su intención de ser “negros que no pedimos disculpas en nuestro posicionamiento” dentro de una matriz de desviación sexual, que incluye intenciones de “desmantelar el privilegio cisgénero y elevar a las personas trans negras”, para acabar con “la estructura familiar nuclear prescrita por Occidente”, y ”poner en su lugar una“ red de afirmación queer ”.[25]

Si esa jerga suena familiar es porque procede de los programas universitarios de estudios de género que proporcionan la matriz de la cual grupos como BLM y Antifa sacan tanto sus ideas como sus reclutas. La causa última del levantamiento que tuvo lugar en una ciudad tras otra a raíz de la muerte de George Floyd fue la mala educación. A finales de la década de 1980, los departamentos de literatura fueron asumidos por “titulares radicales” que vienen utilizando la teoría crítica, derivada de pensadores como Foucault, Derrida y Gramsci, para socavar la validez de todas las estructuras de autoridad. Esta transvaluación esencialmente nietzscheana de todos los valores transfirió la superioridad moral a cualquiera que pudiera invocar alguna opresión de acuerdo con categorías “respaldadas por la oligarquía como raza y género”, permitiendo que los titulares más radicales se hicieran cargo de un departamento tras otro y, lo que es más importante, permitiendo la proliferación de nuevos departamentos, que invariablemente terminan en “estudios”, como en los estudios de género, que expulsaron a las humanidades tradicionales de la academia y convirtieron las universidades tradicionales en campos de reeducación inspirados en los maoístas. La toma del poder de la academia alcanzó su amarga culminación cuando Antifa condujo a las calles a grupos de jóvenes descontentos y mal educados, cuya conciencia no iba más allá que sus quejas, en lo que se convirtió en una extraña réplica de la revolución cultural china de 1966. Uno de los líderes más inverosímiles de aquella revolución en China fueron un judío estadounidense de Charleston, Carolina del Sur, llamado Sidney Rittenberg.

El pedigrí académico de los sucesores de Rittenberg se hizo evidente cuando el señor de la guerra de Antifa Joseph Alcoff fue detenido en Filadelfia en 2017 por agredir a un grupo de marines hispanos. El arresto de Alcoff arrojó luz sobre una de las principales figuras de una sociedad que permaneció literalmente sin rostro debido a su hábito de usar máscaras en las protestas que interrumpieron por su violencia. Alcoff, quien era conocido como el líder de Antifa en Washington, DC, era hijo de académicos radicales y había sido coautor de un artículo académico con su madre Linda Alcoff en el Volumen 79 de Science and Society en el número especial “Red and Black : Encuentros marxistas con el anarquismo ”, titulado “El autonomismo en la teoría y la práctica ”.[26]

La teoría radical según la mente de Linda Alcoff llevó a una praxis violenta en la vida de su hijo. Al igual que con Black Lives Matter, la ADL ha jugado un doble juego con Antifa, condenando sus tácticas y al mismo tiempo defendiéndola de las acusaciones de que era moralmente equivalente a los “supremacistas blancos”, a los cuales asaltaba en las calles de Charlottesville en 2017.

La continuidad entre generaciones fue posible gracias al espíritu revolucionario judío. El hecho de que Alcoff fuera judío desapareció prácticamente de todos los relatos principales sobre su actividad,[27]; y se borraron sus conexiones comunistas vinculándolo al Partido Demócrata a través de figuras como Nancy Pelosi y Maxine Waters. Alcoff fue más franco cuando habló con su propia voz, diciendo en un video de Youtube, “Soy un comunista, hijo de puta”, antes de escupir a la cámara.[28]

La página Cristianos por la verdad retrató a Alcoff como “un autodenominado León Trotsky moderno” y atribuyó la supresión de su identidad étnica al hecho de que “las manifestaciones políticas de Antifa están financiadas por el judío multimillonario George Soros”.[29]

Andy Ngo, quien fue severamente golpeado por matones de Antifa en Portland a raíz de las elecciones presidenciales de 2016, afirma que “prominentes figuras de los medios y políticos glamorizan e incluso promueven a Antifa como un movimiento por una causa justa. Chris Cuomo y Don Lemon de CNN han defendido a Antifa públicamente. Chuck Todd invitó al ideólogo de Antifa Mark Bray a Meet the Press para explicar por qué la violencia política de Antifa es “ética”.[30]

Ngo continúa mencionando a Joseph Alcoff como una de las figuras más visibles en lo que por otra parte es una organización clandestina, y afirma que tuvo acceso a la representante demócrata Maxine Waters en 2016.[31]

También menciona a Adam Rothstein, quien está asociado con el grupo Rose City Antifa que lo agredió en 2016. Rothstein llevó a cabo una serie de “conferencias secretas” en una librería de Portland donde los reclutas locales aprendieron cómo “interrumpir” a los oponentes y hacerlos “parecer ridículos”, hacer que se sientan superados en número “, y convencerlos de que” lo de Trump se va a quedar en el camino “.[32]

Armado con una influencia política de esta magnitud, Antifa puede abrumar fácilmente a las fuerzas policiales locales, que es lo que sucedió en Portland en 2016. El resultado es que “el gobierno de la ciudad y la policía carecen de la voluntad política para proteger a los ciudadanos”. Lo que sucedió en Seattle en 2020 con la creación de la “Zona Autónoma de Capital Hill” fue sólo la conclusión lógica de lo que comenzó en Portland en 2016 y se extendió por todo el noroeste del Pacífico, “donde Antifa está especialmente activo”. En su intento de desestabilizar y destruir el estado nación y sus fronteras soberanas, Antifa obtuvo el apoyo de “los principales políticos progresistas, como la representante Alexandria Ocasio-Cortez, que normalizan el odio al respeto de la frontera y la soberanía como tal”.[33]

Antifa ha seguido teniendo éxito en interrumpir el gobierno local y frustrar los intentos de la policía de ponerlos bajo control porque es una organización judía que siempre puede contar con la enfoque favorable de los principales medios de comunicación controlados por judíos, lo que hace que la conexión sea invisible. No se puede decir lo mismo de la prensa judía, que cita el judaísmo de Antifa con un orgullo étnico apenas disfrazado. Cuando Donald Trump se refirió a Antifa como una organización terrorista, el periódico israelí Ha’aretz salió en su defensa, “Los ataques de Trump contra Antifa son ataques contra judíos”.[34]

Según un artículo que apareció en Forward , el activismo de Antifa “es una afirmación de la identidad judía, tanto religiosa como secular”.[35] que se remonta a 1897 con la fundación del Bundismo, que “buscaba organizar a los judíos de clase trabajadora de Rusia,
Polonia y Lituania”.[36]

Después de que miembros de un grupo de Antifa específicamente judío desfiguraron una placa en la ciudad de Nueva York en honor al presidente de Vichy (Francia), Philippe Petain, dejaron una nota en la que defendían la justificación de su acto de vandalismo: Con las acciones del lunes, los antifascistas judíos y las fuerzas aliadas han advertido que disculpar a los fascistas es algo que no será tolerado en nuestra ciudad en 2019; que la ideología y la violencia antisemitas se enfrentarán con la solidaridad y la fuerza judías; y que el Holocausto será recordado no sólo con tristeza y dolor, sino también con justa ira y acción: ‘Nunca lo olvidaremos. Nunca perdonaremos ”.[37]

A fin de cuentas, Antifa es una organización judía de la misma manera que el bolchevismo y el neoconservadurismo fueron y son movimientos políticos judíos. No todos los miembros de Antifa son judíos, pero los judíos invariablemente encuentran su camino hacia roles de liderazgo en lugares como Portland, Washington, DC e incluso en China, como fue el caso durante la Revolución Cultural de 1966, porque tienen una ventaja sobre los no judíos. Encarnan el espíritu revolucionario judío que es la gramática oculta de todos los movimientos revolucionarios.

 

MICHIGAN

En un día claro se pueden ver las cimas de los edificios más altos de Chicago desde el Parque Estatal Warren Dunes, que se encuentra al sur de San José, en la orilla oriental del lago Michigan. La gobernadora de Michigan, Gretchen Whitmer, había impuesto uno de los cierres más draconianos de América a los ciudadanos de Michigan, y a finales de mayo estaba claro que se había marginalizado a sí misma con ello. En algún momento durante mayo de 2020, el pueblo había decidido que la pandemia de COVID-19 había terminado. Cualquiera que sea el origen de la enfermedad, a finales de mayo estaba claro que la mayoría de la gente no estaba seriamente afectada por ella. Esto hizo innecesario el encierro, y para entonces se hizo evidente que las supuestas muertes de COVID-19 en lugares críticos como la ciudad de Nueva York eran el resultado de una mezcla de contabilidad creativa, negligencia médica como el uso excesivo e innecesario de ventilación artificial, y torpezas burocráticas como la decisión del gobernador Cuomo de secuestrar a los pacientes de COVID en las residencias de ancianos. El 30 de mayo, cinco días después de la muerte de George Floyd, y un día antes de que el Loop de Chicago fuera cerrado por Antifa, J.B. Handley escribió:
Sabiendo lo que sabemos hoy en día sobre la tasa de mortalidad por infección de COVID-19, el impacto asimétrico por edad y condición médica, la no transmisibilidad por parte de personas asintomáticas y en entornos al aire libre, la tasa de mortalidad infantil cercana a cero, y la comprensión básica de los virus a través de la ley de Farr, la puesta en cuarentena de la sociedad fue una decisión política tan devastadora para la sociedad que los historiadores pueden juzgarla como la peor decisión jamás tomada. Peor aún, a medida que estos hechos claros se han ido conociendo, muchos políticos no han cambiado sus posiciones, a pesar de que cada hora bajo cualquier etapa de bloqueo tiene un efecto dominó de devastación para la sociedad. Mientras tanto, los medios de comunicación, con algunas excepciones notables, guardan un extraño silencio sobre todas las buenas noticias. Afortunadamente, un grupo inesperado de héroes de todo el panorama político -muchos de ellos médicos y científicos- han surgido para decir la verdad, a pesar de enfrentarse a la crítica y la censura extremas de una turba furiosa desesperada por seguir librando una guerra imaginaria[38].

La tasa de mortalidad por infección de COVID se situaba entre el 0,07 y el 0,20 por ciento, lo que significa que nunca superó la tasa de la gripe estacional. “La tasa de mortalidad de Nueva York, superior a la media, parece deberse a un error político fatal combinado con intubaciones agresivas”. [39]

Después de que se hizo evidente que el cierre no era necesario, la gente empezó a votar con los pies, y en ese momento los oligarcas necesitaban otra crisis para que los políticos que habían promovido el encierro pudieran salvar las apariencias. Las protestas que siguieron a la muerte de George Floyd expusieron la ingeniería social que era el verdadero propósito del encierro, mostrando más allá de toda duda que “los encierros y el distanciamiento social son todos algo opcional siempre y cuando los manifestantes se vean favorecidos por una narrativa de izquierda “[40].

Nadie dejó más claro este doble rasero que el alcalde de Nueva York, Bill DeBlasio, quien hizo una aguda distinción entre los manifestantes contra el racismo, que tienen derecho a reunirse sin máscaras ni distanciamiento social, y los manifestantes contra el encierro, que no lo tienen. O, como dijo Israel Shamir: “¿Quién podría haber adivinado que la protesta por lo de Floyd era la mejor vacuna contra el Coronavirus? ” [41]

Las máscaras seguían siendo necesarias, no para prevenir la propagación de la enfermedad sino para “cubrir la derrota” del encierro y el hecho de que no hacían nada para impedir que el virus se propagara a través de una población que no se veía abrumadoramente afectada por él. El sistema médico que había decretado la hipercuarentena perdió la poca credibilidad que tenía a principios de junio cuando el departamento de salud de la ciudad de Nueva York publicó unas directrices sobre sexo seguro que explicaban que “el sexo seguro durante el COVID-19… significa llevar una máscara y evitar los besos”.[42]

La Universidad de Harvard se unió a la autodemolición de la autoridad del sistema médico recomendando “que las personas lleven una máscara durante las relaciones sexuales con alguien de fuera de su casa”. [43]

Una carta abierta firmada por cientos de “expertos” en salud opinó que las “protestas contra el racismo sistémico” que prescindían de las máscaras y el distanciamiento social que eran obligatorios en las reuniones religiosas, no sólo eran seguras sino que eran “vitales para la salud pública nacional”[44].

Tal vez porque pudo haber sido diseñado en un laboratorio en Wuhan con fondos de los Estados Unidos, el coronavirus era “tan políticamente inteligente que puede distinguir entre los manifestantes contra el confinamiento y contra el racismo”.[45]

Las dos crisis en competencia habían llevado a la disonancia cognitiva, ya que una crisis anulaba la otra. Como resultado, la gobernadora Whitmer estaba en un aprieto. Si abría los parques públicos, estaba admitiendo que la pandemia había terminado. Si los mantenía cerrados, se enfrentaba a un levantamiento local. Así que hizo ambas cosas al mismo tiempo. Se abrió Warren Dunes, pero dos de sus tres estacionamientos junto al lago fueron cerrados, y lo que es más importante, todos los baños recién construidos también fueron cerrados. El domingo 7 de junio, el primer estacionamiento estaba lleno, pero cuando fuimos a cambiarnos en los baños, un cartel nos informó que estaban cerrados por la temporada. Leyendo más adelante, nos enteramos de que aquellos que no podían aguantar o no tenían ganas de orinar en el lago podían disponer de dos (!) baños portátiles situados en el extremo sur del aparcamiento, cerca de los cubos de basura, donde se había reunido una larga fila de personas incómodas. La gobernadora Whitmer, en otras palabras, obligó a lo que debieron ser miles de personas a usar instalaciones que garantizaban la propagación de enfermedades.

Jim, un judío profundamente involucrado en la legalización de la marihuana en el estado de Michigan, especula que la Gobernadora Whitmer dijo a los funcionarios del DNR que estaban a cargo del manejo de los parques que fueran abriéndolos poco a poco pero animando a la gente a quedarse en casa haciendo la experiencia del parque lo más desagradable posible. Cerrar los baños era una forma de hacer las experiencias del parque tan difíciles y desagradables como fuera posible, y eso a su vez animaría a la gente a quedarse en casa. Él experimentó lo mismo conduciendo por la I-94, donde los baños estaban cerrados en las paradas de descanso de la autopista, obligándole a orinar entre los arbustos.

¿Pero acaso el hecho de que todos los baños estuvieran cerrados en Warren Dunes no propagó la enfermedad?

Sí, lo hizo, Jim estuvo de acuerdo, y si los proletarios que no habían votado por Whitmer en primer lugar se contagiaron del virus COVID, se lo merecían y eso demostró la sabiduría de la decisión de Gretchen Whitmer. Gretchen y sus amigos no van a Warren Dunes, que es un hermoso parque para las masas, es decir, gente pobre, mexicanos de Chicago, etc. Gretchen y sus amigos tienen sus propios barcos, que atracan en puertos deportivos en lugares como Traverse City. Cuando el “marido” de la gobernadora pidió un trato especial al dueño de la marina, lo pusieron al final de la fila porque el dueño de la marina era republicano. Así que el verdadero problema en Michigan es un problema de clase, no el color o el COVID. Las verdaderas víctimas del encierro por el COVID son las personas en el extremo inferior de la escala económica que tienen que ganarse la vida con trabajos de servicio.

Dana Nessel es la Fiscal General de Michigan, y como jefe de las fuerzas del orden de ese estado, jugó un papel crucial en la determinación de cómo se llevó a cabo el cierre. La participación de Jim en la política tuvo más que ver con Nessel que con Whitmer porque Dana Nessel prometió legalizar la marihuana, ganándose así el apoyo entusiasta de Jim. Jim describe a Nessel como una judía atea, y continúa afirmando que cuando gente como esta deja de creer en Dios, convierten al estado en un sustituto de Dios. El estado se convierte en el mayor bien, y cualquiera que se oponga a lo que hace el estado se convierte no sólo en un oponente político sino también intrínsecamente en un malvado. Otro factor que agrava la relación de Dana Nessel con la gente de Michigan es el hecho de que es lesbiana, lo que significa que odia a la gente normal, la mayoría de los cuales son heterosexuales. Como veremos, las políticas lesbianas jugaron un papel importante en la exacerbación de las tensiones raciales durante los disturbios de Floyd. Por último, además de ser judía, atea y lesbiana, con todo el bagaje que esas identidades aportan a las decisiones políticas, Nessel odia el capitalismo casi tanto como odia a Donald Trump, lo que significa que estaba muy contenta de paralizar la economía llevando a la quiebra a los empresarios del extremo inferior de la cadena alimentaria, que de todos modos nunca iban a votar por ella, para asegurar la derrota de Trump en noviembre. Hizo todo esto con la superioridad moral de un comisario político,, condenando a Trump por falta de “responsabilidad moral” cuando decidió no llevar una máscara mientras visitaba la planta de Ford en Detroit [46].

Cuando los políticos carecen de poder político para llevar a cabo sus planes, el objetivo se convierte en salvar las apariencias a cualquier precio. Decisiones tan estúpidas generalmente requieren colaboración. Así como la colaboración con la DNR de Michigan llevó a la absurda política de cerrar las instalaciones sanitarias como una forma de prevenir la propagación de enfermedades, la decisión de la gobernadora Whitmer de utilizar a la fiscal general Nessel como su principal agente para hacer cumplir el cierre llevó a un absurdo batiburrillo de restricciones legales, que especificaban que estaba bien comprar en Home Depot, pero no estaba bien comprar algo considerado “no esencial”. Una desdichada habitante de Michigan fue multada con 1.000 dólares después de que la policía la siguiera a su casa y descubriera que había comprado unas bolsas de abono para su jardín.

Nessel puso las fuerzas del orden en manos de la policía local, pero tomó la ley en sus propias manos cuando sintió que estaban siendo demasiado indulgentes con la gente que los eligió. Este fue el caso de Karl Manke, el barbero de Owosso, un pequeño pueblo a unas 40 millas al norte de Flint. La policía local no impuso el cierre de la peluquería de Manke, así que Dana Nessel fue tras Manke, quien sufrió una clausura de su negocio desde arriba hasta que el tribunal declaró inconstitucional el cierre de Whitmer/Nessel.

Basándose en la “responsabilidad moral” que tenía por ser una lesbiana judía, Dana Nessel se inició en la vida política defendiendo bares de striptease en Detroit de los juicios por tráfico de personas. Nessel fue elegida fiscal general con la ayuda de la organización de legalización de la marihuana en Michigan. Luego se declaró en contra de la fianza monetaria para inculpados en espera de juicio, lo cual le pareció racialmente discriminatorio, a menos que, por supuesto, un sacerdote católico hubiera sido acusado de abuso de menores, en cuyo caso el sospechoso era culpable hasta que se demostrara su inocencia, y la fianza estaba fuera de discusión. En su ataque a Nessel, la Coalición Americana de Fianzas acusó a Nessel de hacer lo que le pedían “donantes ricos como George Soros que quiere acabar con la ‘fianza monetaria'” [48].

Incapaz de perseguir a los traficantes de drogas después de su elección como Fiscal General, Nessel acudió al Centro Legal de la Pobreza del Sur para que le sugirieran qué grupos debería perseguir, y luego fue tras las personas que estaban en su lista de grupos de “incitadores al odio” en Michigan, fijándose finalmente en Michael Voris, militante por la Iglesia, como uno de sus primeros blancos. (Conmovido por la difícil situación de George Floyd, Porn Hub, el mayor sitio de pornografía en Internet, anunció que iba a donar 100.000 dólares al SPLC. [49]

A estas alturas debería ser obvio que la razón principal del cierre fue política, no médica. Tanto Dana Nessel como Gretchen Whitmer odian a Trump y están dispuestas a hacer cualquier cosa que esté a su alcance para evitar su reelección en otoño. Cualquier cosa en este caso significa TODO, desde destrozar la economía llevando prácticamente a todos los pequeños empresarios al paredón hasta hacer que ese mismo grupo de personas se sientan incómodas cuando visitan los parques estatales. Esta puede ser la razón de los letreros de “Impugnemos a Whitmer” que vi en el oeste de Michigan, una región que odia a Whitmer y a Nessel tanto como odian a la gente de esa parte de Michigan. La gente del oeste de Michigan ve a Gretchen Whitmer como una tirana, que se hizo famosa por su intento de gobernar Michigan por decreto. Whitmer inauguró la era del gobierno post-democrático en Michigan declarando un estado de emergencia que duraría 28 días, el límite impuesto por la constitución estatal para emergencias médicas. Pero después de que el bloqueo de COVID entrara en vigor, Whitmer descubrió que le gustaba tanto el poder que había adquirido que decidió renovarlo inconstitucionalmente, aprovechando el diferencial entre dos leyes contradictorias, una de las cuales se aprobó en 1945 y le dio un poder prácticamente ilimitado para mantener el estado de emergencia indefinidamente. Después de 28 días, alrededor del 3 de abril, la legislatura anuló la cuarentena pero Whitmer respondió emitiendo un nuevo decreto que era aún más draconiano que el primero. Como controlaba la policía estatal, llegó a gobernar por decreto, pero la arrogancia con la que lo hizo enfureció a mucha gente.

El resultado fue la Operación Gridlock, en la que los habitantes de Michigan condujeron sus coches a Lansing y bloquearon las calles. El 9 de abril Whitmer respondió a la manifestación haciendo el encierro aún más duro. Esto causó aún más descontento, pero finalmente Whitmer se salvó de la airada respuesta que sus propias medidas habían creado, levantando el bloqueo a principios de mayo, poco después de que George Floyd muriera, cuando el cuartel general de la policía municipal de Minneapolis se incendió. Lo levantó por etapas, primero permitiendo restaurantes, luego clubes de salud para el 15 de junio.

Todas las medidas que Whitmer inició giraban en torno a la idea de que algunos servicios eran esenciales y otros no, y ahí es donde empezaron los problemas. ¿Quién determina lo que es esencial y lo que no? La gobernadora tomó esas decisiones y dejó que los subordinados las llevaran a cabo. Tenía plena autoridad para tomar la decisión y tenía a la policía estatal para hacer su voluntad, pero los sheriffs locales, que eran funcionarios electos y estaban en deuda con el pueblo, simplemente dijeron: “no entendemos sus leyes e incluso si lo hiciéramos no tenemos la mano de obra para llevar a cabo sus decisiones”. Y en su mayoría no hicieron cumplir las leyes de Gretchen, que se impusieron de forma completamente arbitraria. El dueño de un salón de belleza en la ciudad de Holland fue arrestado, pero el barbero de Owosso no fue procesado hasta que intervino la susodicha Fiscal General del Estado. En el condado de Livingston, que era republicano, no se aplicó ninguna de las medidas ordenadas por Gretchen. Nessel apoyó totalmente a la gobernadora y probablemente se reunió con ella para discernir la mejor manera de implementar el cierre. En el momento de escribir este artículo una escasa mayoría apoya a Whitmer, pero la mayor parte de ese apoyo está en Ann Arbor, Detroit, y la parte sudeste del estado. Los disturbios que tuvieron lugar en Detroit después de la muerte de George Floyd fueron leves en comparación con lo que ocurrió en el Estado de Washington y en Washington, DC. Como indicio de que Antifa podría haber estado detrás de su planificación, los disturbios fueron más severos en Grand Rapids, en el oeste conservador. Nessel no dijo nada sobre los disturbios en Lansing y Detroit. Pero se arrodilló y apoyó completamente a BLM. Los manifestantes de Lansing querían que el alcalde desmantelara la policía local, pero nada de esto está sucediendo en Michigan.

 

CHICAGO

El sábado 30 de mayo la protesta por lo de George Floyd que comenzó en el Loop se volvió violenta cuando Antifa, el principal grupo detrás de la manifestación, se dio cuenta de que a los policías de Chicago se les había dicho que se retiraran. Una vez que se hizo evidente que no se iban a hacer arrestos, la situación se deterioró muy rápidamente y finalmente se descontroló alrededor de las 2:00 PM y permaneció fuera de control hasta aproximadamente las 4:00 AM del día siguiente. Durante ese período de 14 horas, los matones dirigidos por Antifa saquearon e incendiaron los negocios del centro de la ciudad con impunidad. Antes de que el saqueo comenzara, la alcaldesa de Chicago, Lori Lightfoot, ordenó la disolución de la unidad de inteligencia de la policía, al mismo tiempo que Antifa llevaba sus tropas a Chicago. Cuando la situación se descontroló el 30 de mayo, Lightfoot se vio obligada a llamar a Steve Georgas, el especialista en control de multitudes del Departamento de Policía de Chicago, que se retiró de facto para restaurar el orden. Se atribuyó a Georgas la estrategia que impidió a Antifa convertir las protestas en torno a la cumbre de la OTAN de 2012 en Chicago en el violento saqueo en que se convirtieron los disturbios en torno a George Floyd en 2020 en su ausencia [50] . Pero Georgas fue impedido de actuar a partir de 2016 por una nueva administración policial decidida a no tener enemigos a la izquierda.[51]

Cuando Georgas se presenció ante los disturbios un día después, se dio cuenta de que el departamento de policía estaba vacío. “¿Dónde está todo el mundo?” es lo que una fuente informó que Georgas dijo cuando llegó al Loop el domingo para descubrir que no tenía nada con qué trabajar. La ciudad, que ahora tiene un déficit de 700 millones de dólares, no tenía dinero para pagar a los policías por las horas extras. Si hubiera estado en la planificación desde el principio, Georgas habría requisado 150 furgonetas para desplegar sus escuadrones antidisturbios. Como las furgonetas no estaban allí, los policías condujeron sus propias patrullas al Loop y luego las dejaron para que las quemara Antifa, que ahora tenía mejores comunicaciones que la policía, que todavía no tenía suficientes radios. Georgas dijo al Chicago Tribune que los “instigadores” de fuera de la ciudad “se comunicaban a través de redes sociales avanzadas para orquestar la actividad delictiva”. Dijo que tenían acceso a una tecnología mucho más avanzada que la que tenían los manifestantes durante la Cumbre de la OTAN”. [52]

Las unidades extra que Georgas necesitaba habían sido enviadas a otro lugar. Los policías de Chicago habían sido enviados al Loop sin equipo antidisturbios, y sin la inteligencia y las comunicaciones que necesitaban para coordinar su actividad de manera efectiva. Como resultado, pequeños grupos de policías se encontraron de repente rodeados por cientos de manifestantes furiosos y violentos. Como dijo un policía después: “Nos enviaron allí para morir”.
“Jack Cana” es un policía muy grande con raíces que se remontan a la campaña de limpieza étnica de los años 60, cuando su abuelo desafió la incursión de Martin Luther King en el Parque Marquette.
“Chicago es un estado fallido”, dijo.
Jack luego habló del Jefe de Patrulla Jim Maurer y del “Goon Squad”. “Maurer era un gran jefe”, según Jack. “Le importaba mucho la ciudad y los tipos que trabajaban para él”. Maurer se hizo famoso en Chicago cuando llamó “salvajes” a los miembros de las bandas en un artículo que apareció en el Chicago Sun-Times en agosto de 2003. [53]

 

LA CORRECCIÓN POLÍTICA Y SUS EFECTOS PARALIZANTES

El “Goon Squad” era una unidad de 100 hombres altamente entrenados para respetar el derecho constitucional de la gente a protestar pero al mismo tiempo para detener cualquier violencia o disturbio. Se les entrenó durante semanas, se les dio una conferencia y se les preguntó sobre los puntos más sutiles de la Primera y Cuarta Enmienda y se les dio equipo antidisturbios. Incluso tenían gaitas y tambores asignados a su unidad para añadirles gravedad.

“Podrían haber cerrado esto también”, dijo Jack, refiriéndose a la revuelta de junio de 2020 en Antifa en el Loop. “Pero perdieron el control. Desafortunadamente, el “Escuadrón de Matones” fue disuelto hace más de 15 años. Como el Jefe Maurer, su Escuadrón de Matones no era políticamente correcto. Pero fue efectivo y justo.”
Los policías perdieron el control en 2020 porque el Departamento de Policía de Chicago había sucumbido a dosis paralizantes de corrección política durante años, dispensadas por todos los sospechosos habituales. La razón principal de la debacle de Chicago fue la alcaldesa lesbiana de la ciudad, Lori Lightfoot, cuyo narcisismo la cegó al hecho de que necesitaba gente como Georgas para mantener el control. Georgas es griego por sus orígenes familiares, pero a los ojos de Lightfoot es blanco, lo que significa que es parte del problema. Cuando se le preguntó por qué no había dirección, Jack Cana respondió discutiendo el carácter de la alcaldesa Lightfoot.

“Lori Lightfoot odia a los blancos”, dijo. “Odia especialmente a las parejas blancas [heterosexuales]”.

Si te sirve de consuelo, Lightfoot también odia a los negros que se oponen a su agenda. Después de llegar de Ohio, donde había sido nombrada Fiscal de EE.UU. por Barack Obama, otro agente de la familia Pritzker, Lightfoot dedicó mucho tiempo a deshacerse de las familias negras tradicionales que formaban parte de la estructura de poder de Chicago desde los días de Bronzeville. Al declarar inconstitucionales los pactos raciales, la Corte Suprema en la decisión de Hansberry destruyó la comunidad negra. Los negros ricos huyeron de la zona, dejando un vacío donde la clase media negra y la clase profesional solían radicarse con ellos hasta entonces.

Como muchas lesbianas en cargos públicos, Lightfoot cultivó una imagen de tipo duro, tortillera, que incluía, entre otros gestos, fumar cigarros en su oficina, como compensación por su percepción de la percepción de la feminidad que tiene otra gente. El punto culminante del pavoneo de Lightfoot a lo macho se produjo durante el episodio del COVID, cuando amenazó con encerrar a cualquiera que se le cruzara.

“Lori Lightfoot puede clausurar lo que le de la gana”, continuó Jack. La Iglesia Católica demostró ser totalmente dócil a los edictos del gobierno, por lo que no hubo confrontación en ese frente, pero cuando la Iglesia Pentecostal Rumana desafió el encierro de Lori y permaneció abierta para los servicios religiosos, hizo que remolcaran todos los coches en un radio de dos manzanas en torno a la Iglesia. Entonces hizo que el departamento de salud viniera y amenazó con cerrar o incluso derribar la Iglesia. Después de los disturbios, un policía de Chicago fue despedido por un gesto grosero frente a los manifestantes, pero Lori, una vez más, canalizando su tortillera interior, dijo: “Tengo un mensaje para Donald Trump. Comienza con la F y termina con YOU. ” [54]

Debido a su racismo, Lightfoot sintió que los policías eran parte del problema. Sus opiniones al respecto no eran diferentes de las de su predecesor Rahm Emanuel, que hizo obligatoria la asistencia al museo del holocausto. Como una parte más de la israelificación del Departamento de Policía de Chicago, Rahm Emanuel ordenó que todos los policías debían tomar un curso de capacitación de sensibilidad patrocinado por la ADL. El hombre que enseñó el curso de la ADL era un judío y un homosexual. El mensaje del curso era “Todos somos racistas. El paso para superarlo es reconocerlo”.

Cuando Jack se negó a aceptar el curso patrocinado por la ADL, el profesor lo llevó a un lado y amenazó con suspenderlo en el examen final. Cuando Jack contestó que esto significaría que lo volvería a tener como estudiante, el instructor se lo pensó dos veces. Jack diría más tarde que el objetivo del curso era hacer a todos los oficiales inseguros y menos propensos a reaccionar apropiadamente en una situación crucial. El resultado es un aumento de los suicidios entre los policías. Los policías ya no usan uniformes. Usan gorras de béisbol en lugar de la célebre gorra de policía a cuadros. Los suicidios provienen de la incapacidad de conciliar órdenes contradictorias. El resultado es que la policía ahora se parece a los israelíes. Parecen militares y actúan como militares. Usan trajes de combate, llevando granadas y tasers, pistolas paralizantes. Jack fue reprendido una vez por no llevar spray de pimienta, lo que le hizo responder: “No necesito llevar spray de pimienta porque no tengo miedo de que me violen”.

La incapacidad de las mujeres policías para usar la fuerza física conduce a más violencia mortal. Jack intentó usar técnicas de Akido, que significa “el camino de la paz”, pero tanto él como su compañero resultaron heridos cuando trataron de usarlo para someter a un sospechoso, y, como resultado, volvió a los viejos métodos, que implicaban dar un puñetazo en el momento oportuno. “Debí haber escuchado a los veteranos”, dijo Jack. “Me dijeron que no me metiera en ese asunto del Kung-Fu. Sólo dales un “John Wayne Haymaker” y termina la pelea rápidamente” fue su consejo.

La israelización del Departamento de Policía de Chicago comenzó bajo el predecesor de Lightfoot, Rahm Emanuel, quien se convirtió en alcalde después de servir un tiempo en la Casa Blanca como jefe de personal de Barack Obama y comisario residente de Pritzker.

La política de no enjuiciamiento de los terroristas de Antifa comenzó bajo Rahm Emanuel, cuyo padre era un terrorista de nombre Arenbach que participó en el atentado del Hotel King David, en Jerusalén, en 1946. También fue uno de los fundadores del Mossad. En 2006, Rahm Emanuel reservaba un día al año en que no había seguridad en la sede de la policía para que el Mossad pudiera pasar por el edificio. Emanuel también tenía un guardaespaldas del Mossad, no uno tomado de la policía de Chicago. Jack tuvo ocasión de conocer a Emanuel y lo describió como un hombre desagradable y malhablado. “No creo que le importara la ciudad en absoluto”.

La sucesora de Emanuel, Lori Lightfoot, continuó la tradición de interferir en los asuntos policiales cuando despidió al entonces Jefe de Policía Eddie Johnson por tener relaciones sexuales con su chofer en su auto policial. Jack se refiere al entonces Jefe como un “verdadero sátiro”. Después de despedir a Johnson, Lightfoot trajo un nuevo jefe de policía de Dallas llamado David Brown. Mientras Brown era jefe en Dallas, un activista de Black Lives Matter disparó a cuatro policías. Esto llevó a un enfrentamiento en el que Brown usó un robot para hacer explotar a un francotirador. Uno de los oficiales negros de la fuerza en Chicago le dijo a Jack que tuviera cuidado con Brown, el actual jefe de policía de Chicago, porque su hermano era el hombre que trajo a BLM a Dallas.

A lo largo de los años, la efectividad de la policía se erosionó por la ingeniería social basada en el género y la raza. Cuando se hizo evidente que las mujeres policías no eran tan fuertes como sus homólogos masculinos, los criterios de contratación se modificaron para facilitar la igualdad a expensas de la eficacia. Cuando se hizo evidente que las mujeres policías no eran tan fuertes o tan rápidas como los criminales que se suponía que debían capturar, el uso de armas mortales aumentó para llenar el vacío que la incapacidad de ejercer suficiente fuerza física había creado.

“Una vez cuando pedí un día libre y me lo negaron, me dijeron que el departamento tenía escasez de mano de obra. Si ese es el caso”, dijo Jack, “¿por qué contratas a todas esas mujercitas? La mitad de los policías son mujeres, y los hombres no son mucho mejores. Cuando conseguí el trabajo, me intimidaban los tipos duros de la fuerza. Ahora soy el único tipo duro que queda. Durante los disturbios, trajeron terapeutas, e incluso nos animaron a acariciar perros de apoyo emocional. El trabajo se acabó.”

El gobernador Pritzker, según Jack, “lo dirige todo en Illinois, incluyendo la Arquidiócesis de Chicago. La Lightfoot vino de Ohio, donde había sido nombrada fiscal de EE.UU. por Obama.” Como Seattle, Chicago ya es territorio ocupado. Como su predecesor Rahm Emanuel, Lightfoot es un sustituto y un “proxy” de la familia Pritzker.

Lightfoot estaba decidida a evitar la violencia a toda costa, y pensó que podría lograr este objetivo enviando a la policía de Chicago a confrontar a los matones de Antifa que no tenían ningún reparo en usar la violencia que la alcaldesa quería evitar. Pensando que Antifa podría ser aplacado por policías dóciles, Lightfoot dio órdenes de que la policía se enfrentara y se retirara simultáneamente. Cuando la situación se descontroló, Lightfoot ordenó que se levantaran todos los puentes que conducen al Loop, aislando así a los policías del Loop. Esto envalentonó a los Lumpenproletarios negros del South Side a actuar porque para el domingo se hizo evidente para todos que la policía no iba a hacer nada para obstaculizar a los alborotadores. Así que el domingo los negros del South Side le robaron 160 coches a un concesionario local y se dirigieron a los barrios de los lados sur y oeste, donde comenzaron a saquear porque no quedaba nada que saquear en el Loop.

John Catanzara, jefe de la Orden Fraternal de Policía de Chicago, culpó de esta debacle a la alcaldesa Lightfoot. La incompetencia de Lightfoot, según Catanzara, convirtió el sábado por la noche en un “show de s-t” en el centro de Chicago porque “la policía no tenía suficiente personal y estaba mal equipada y el Ayuntamiento era demasiado tímido para tomar las medidas necesarias para evitar los disturbios, los saqueos y el caos. [55] Catanzara entonces presentó una larga lista de medidas que la alcaldesa Lightfoot debería haber tomado:

El toque de queda debería haberse impuesto el sábado por la mañana, no el sábado por la noche, y aplicarse estrictamente mediante la incautación de vehículos para que no pudieran utilizarse para transportar mercancías saqueadas. El centro de la ciudad debería haber sido sellado el sábado por la mañana también… Los días libres de la policía también deberían haberse cancelado el sábado por la mañana, no el domingo, y la Guardia Nacional de Illinois debería haber sido llamada antes y en mayor número que los 375 autorizados por el Gobernador J.B. Pritzker a petición de Lightfoot para usar la Guardia sólo para controlar el perímetro del centro. . . .[56]

Peor aún, Catanzara afirmó que Lightfoot era responsable de las heridas que la policía sufrió porque desplegó muy pocos oficiales considerando la magnitud del problema que enfrentaban y la ferocidad de los “manifestantes”. Lightfoot también envió a sus oficiales de policía en peligro sin equiparlos con el equipo antidisturbios que necesitaban. Los agentes de policía se vieron obligados a compartir las radios, lo que causó más confusión y más bajas porque Lightfoot estaba “más preocupado por los manifestantes y sus demandas y preocupaciones que por la salud y el bienestar de mis agentes “[57]

Incluso después de que Lightfoot impusiera un toque de queda a las 9:00 p.m. el sábado por la noche, nunca dio la orden de hacerlo cumplir. Una vez que se declaró el toque de queda, la policía debería haber empezado a acorralar a los saqueadores de la Avenida Roosevelt. “Deberían haber detenido los coches, sacarlos de los coches y confiscar los vehículos”, dijo Catanzara. Pero no pasó nada porque “no había ninguna dirección”. No había dirección” y por eso no encerraron a nadie y el saqueo continuó sin cesar. [58]

El hecho de que la alcaldesa Lightfoot hubiera desplegado a los policías y al mismo tiempo les ordenara retirarse significaba que se les ofrecía como corderos para ser masacrados por los terroristas de Antifa. Sabiendo que se había ordenado a los policías que se retiraran, Antifa incendió 70 coches de policía. Quinientos policías fueron heridos por los jóvenes anarquistas que habían tomado las calles. Cuando Antifa incendió un carro de arroz, la policía no hizo nada para detenerlos, o para aprehenderlos después del hecho. Un anarquista graduado en la Academia de Bellas Artes de Chicago fue sorprendido en una película golpeando a un policía. Finalmente fue detenido no por la investigación policial sino porque el video fue publicado en Internet. Después de que el FBI se hizo cargo de la investigación, identificaron al agresor por los tatuajes en su cuello. Si no fuera por Internet y el FBI, ese hombre aún estaría en libertad.

Aproximadamente al mismo tiempo que los coches de policía se incendiaban, la policía descubrió una bomba de fertilizante en la calle 115 y Champlain que podría haber arrasado con todo el vecindario si hubiera explotado. Ese barrio de la zona sur se salvó de ese destino no porque la policía desactivara la bomba, sino porque la mecha de la bomba era demasiado corta. Lamentablemente, la corta mecha del conflicto racial que los medios de comunicación y los agitadores marxistas encendieron encendió la ciudad en saqueos y disturbios. Durante todo el período de disturbios, se les dijo a los policías que se retiraran. El resultado fue un gran daño a la propiedad, incluyendo daños a la Catedral del Santo Nombre, así como bajas entre los policías, que a menudo se aislaban en pequeños grupos, donde se les arrojaban botellas de agua congeladas, y sus coches se incendiaban en su ausencia.

Las manifestaciones se convirtieron en la debacle que Catanzara describió porque Lightfoot no estaba en deuda con el pueblo de Chicago o el estado de derecho, sino con sus electores raciales, muchos de los cuales estaban haciendo el saqueo. El “miedo de Lightfoot a parecer demasiado militante” determinó la política, y los policías resultaron heridos como resultado.

El punto de referencia para el control de multitudes de Chicago fue la cumbre de la OTAN de 2012, cuando el ex jefe de la policía de Chicago, Garry McCarthy, “ayudó a desactivar una confrontación potencialmente volátil con provocadores en Michigan y Cermak”. A diferencia de 2012, a la policía bajo el liderazgo de Lightfoot “no se le permitió usar equipo antimotines porque es demasiado intimidante”. En su lugar, los policías cayeron bajo un aluvión de rocas y botellas que dejó 500 heridos, para que la alcaldesa Lightfoot pudiera parecer humana en la prensa. Viendo la carnicería, McCarthy se vio obligado a concluir que “Los anarquistas que no creen en el orden tienen más orden que la policía. “[59]

Otras secciones de la ciudad no tuvieron tanta suerte. Con la mayoría de los policías de Chicago luchando contra Antifa en el ahora secuestrado Loop, las bandas negras se abrieron en abanico por los barrios blancos y empezaron a saquear centros comerciales en lugares como Pilsen y Little Village, que es un barrio mexicano. Al oír que los saqueadores negros se acercaban, los Latin Kings, una pandilla mexicana de Little Village, salieron a las calles con armas automáticas y finalmente mataron a tres saqueadores negros frente a la policía a quienes se les había dicho que se retiraran. Los Latin Kings son el retorno de los reprimidos, el retorno de la autonomía local después de que Martin Luther King se la arrebatara a los lituanos en Marquette Park en 1966. Jack les dijo a sus hijas adolescentes en la mesa: “En este momento, prefiero que se casen con un Rey Latino a que salgan a tomar un café con cualquiera de esos chicos blancos comunistas de la universidad”. Sus chicas no sabían cómo reaccionar. Pero tampoco lo hizo Jack cuando su abuelo habló de manera similar sobre MLK y los acontecimientos actuales. Pero Jack dijo: “Estoy empezando a entenderlo”.

Desde la medianoche del sábado hasta el mediodía del domingo, los policías, que ahora hacían turnos de 12 horas, que ahora estaban secuestrados en el Loop, simplemente se quedaron parados mientras los negros empezaban a saquear los vecindarios blancos cercanos. Los negros fueron ayudados en su saqueo por el hecho de que alguien había dejado convenientemente unas paletas de ladrillos cerca de Madison y Pulaski, algo que también ocurrió en otras ciudades. Los ladrillos fueron entregados por la Compañía de Ladrillos Acme, que es propiedad de la familia Pritzker, que dirige Chicago e Illinois. J. B. Pritzker es el gobernador de Illinois.
El 4 de junio, Lori Lightfoot emitió una declaración denunciando el vigilantismo en Chicago después de que “hombres blancos” comenzaran a patrullar las calles de Bridgeport en la noche del miércoles 3 de junio en respuesta a lo que el Chicago Tribune seguía llamando “una protesta en una ciudad cercana “. [60]

Al preguntársele sobre la situación en Bridgeport, un barrio diversificado que sirvió como base de poder irlandés-estadounidense para la familia política Daley, Lightfoot dijo: “No es en absoluto apropiado que la gente tome armas, u objetos contundentes, lo que sea en los barrios que patrullan”. Hemos visto ese final con resultados trágicos en todo el país y no vamos a permitir que esa práctica ocurra aquí en Chicago. Si hay algún problema, llame al 911″, dijo Lightfoot. “Apoyo absolutamente a que los vecinos estén atentos a lo que sucede en las calles y en sus cuadras, pero tomar las armas, eso lleva al caos y no apoyamos la vigilancia en la ciudad de Chicago bajo ninguna circunstancia”.

 

INDEFENSOS EN CHICAGO

Ni Lightfoot ni los reporteros del Tribune mencionaron a los negros que murieron a manos de los vigilantes mexicanos en Little Village. El ataque de Lightfoot al vigilantismo disfrazó el hecho de que para el 1 de junio la policía había perdido el control de la ciudad, y los concejales de los lados sur y oeste de la ciudad estaban parados impotentes mientras las caravanas de negros armados del lado sur aterrorizaban sus barrios.

El lunes 1 de junio, la alcaldesa Lightfoot mantuvo una reunión de emergencia en línea con los concejales del sur y del oeste de Chicago. Lo que sigue es una transcripción de la reunión online de Lightfoot con los concejales:
El Concejal Derrick Curtis (18) dijo que había llamado al 911 para reportar un saqueo, y no obtuvo respuesta. Rich Guidice, el director de la Oficina de Manejo de Emergencias y Comunicaciones, reconoció que el sistema estaba saturado.
“No hay respuestas fáciles aquí”, dijo Lightfoot.
Grupos organizados de criminales fueron responsables de la mayoría de los saqueos en Chicago, provocando casi 65.000 llamadas al centro de operaciones de emergencia de la ciudad, dijo Lightfoot.

La abogada Susan Sadlowski-Garza (10º distrito) se quebró mientras le pedía ayuda a Lightfoot.
“Mi barrio es un s–t show”, dijo Sadlowski-Garza, añadiendo que se quemaron coches de policía y bancos. “Están disparando a la policía.”
Sadlowski-Garza empezó a llorar cuando dijo que los disturbios comenzaron alrededor de las 11 de la mañana del domingo, cuando un grupo de 40 personas irrumpió en un dispensario de marihuana, pero no tuvo nada que ver con una protesta.
“Nunca he visto algo así”, dijo Sadlowski-Garza. “Tengo miedo”.

El concejal Raymond López (Distrito 15) exigió que Lightfoot desarrollara un plan para estabilizar los barrios de Chicago durante cinco días, llamando a su distrito del lado suroeste “una zona de guerra virtual” donde pandilleros armados con AK-47 amenazaban con disparar a los negros.
La llamada se interrumpió bruscamente cuando Lightfoot se negó a abordar la esencia de los comentarios de López, y López exigió que respondiera.
Lightfoot le dijo a Lopez que estaba “100% lleno de s–t”.
“Bueno, entonces que te jodan”, respondió López.
“Entiendo que quieras arreglarte”, le dijo Lightfoot a López.
Como los concejales se opusieron, López continuó hablando.
“Alcaldesa, tiene que revisar su actitud”, dijo López.
Ese intercambio profano fue reportado por primera vez por el Sun-Times.
Ese intercambio llevó a López a acusar a Lightfoot de saber que las pandillas eran parte de los esfuerzos para proteger los vecindarios, y que Rodríguez estaba trabajando con ellas.
Lightfoot llamó a esa acusación “ridícula”.
Rodríguez dijo a WTTW News el miércoles que algunos de los que estaban protegiendo el vecindario tenían como objetivo a personas “que eran percibidas como forasteras” por su raza.
Eso fue “desafortunado e inaceptable”, dijo Rodríguez, añadiendo que empezó a trabajar para abordar esos temas inmediatamente.
Los disturbios y la violencia habían disminuido en su mayoría el martes por la noche antes de llegar a las zonas residenciales de la ciudad.
Lightfoot terminó la llamada con una última petición de los concejales: “Reza por todos nosotros “[61]
Según el reportero del Chicago Tribune, John Kass:
La alcaldesa y el gobernador finalmente llamaron a la Guardia Nacional de Illinois el domingo para proteger el centro de la ciudad, pero para entonces ya era demasiado tarde. El centro de la ciudad ya estaba destrozado. Habían sido atrapados sin estar preparados para lo que se les venía encima. Incluso después de que la alcaldesa Lori Lightfoot ordenara un toque de queda a las 9 p.m., los saqueos continuaron. Se ensañaron con Roosevelt Road el sábado por la noche y en otras partes de la ciudad.[62]

Cuando la torre original de Sears fue abandonada por Sears, el Departamento de Policía de Chicago se hizo cargo de ella y la convirtió en una unidad de almacenamiento para unidades especializadas. Durante las manifestaciones contra la OTAN en 2012, se la llamó “Sitio Negro” porque los manifestantes que fueron arrestados fueron almacenados allí. En una extraña anticipación de lo que sucedería en Seattle en 2020, Black Lives Matter y los partidarios de Antifa establecieron un campamento al otro lado de la calle que finalmente se convirtió en una comuna hippie que duró unos cuatro meses.

“Las chicas blancas que se quedaron allí apoyaron Black Lives Matter”, recordó Jack. “Gritaban ‘Que le den a la policía’ durante el día y por la noche las violaban y les robaban los móviles. Algunas de ellas presentaron quejas a la policía, pero Rahm Emanuel, que era alcalde en ese momento, hizo saber que nadie que participara en la protesta iba a ser procesado”.

Antifa también amenazó con atacar las casas de los policías, pero, de nuevo, el alcalde no hizo nada para proteger a la policía. “Tenemos que confiar en los vecinos si algo pasa mientras estamos en el trabajo.” Como resultado, la situación se deterioró hasta llegar a lo que es hoy, cuando “poner un cartel de Trump fuera de mi casa sería un suicidio”. La alcaldesa está haciendo todas las llamadas. La Iglesia está desaparecida en acción. Todos estamos bajo interdicción. El obispo local incluso ha prohibido el bautismo de emergencia sin permiso expreso. ¿No saben que incluso un laico puede bautizar en caso de emergencia? ¿Dónde está la fe del clero? ¡Y pensar que esto viene de la Cancillería! Hay un completo vacío cuando se trata de la autoridad. Cuando dos mujeres policías fueron mostradas arrodilladas frente a la BLM, un policía respondió en el recuadro de comentarios de la sala de chat, “¿De qué otra manera crees que fueron promovidas?” Pero nadie que “se arrodilló” fue reprendido.

 

SEATTLE

El común denominador que unió lo que sucedió en Michigan, Chicago y Seattle fue el lesbianismo y su incapacidad para hacer cumplir la ley y mantener el orden público.

El lesbianismo político es una expansión de la alianza negro-judía que siempre ha sido la locomotora que impulsa el tren revolucionario en América.

Jenny, la alcaldesa lesbiana de Seattle, llegó a esa oficina de la misma manera que Lori Lightfoot llegó al ayuntamiento de Chicago. Ambas mujeres fueron nombradas fiscales de los Estados Unidos para sus respectivos distritos por Barack Obama, quien usó su poder para nombrar jueces y abogados para proveer de personal a los cuadros revolucionarios con la vanguardia homosexual que había surgido una generación antes. Al igual que Rahm Emanuel allanó el camino para Lori Lightfoot en Chicago, el predecesor de Jenny Durkan en el cargo fue otro homosexual llamado Ed Murray, que terminó su campaña de reelección después de renunciar bajo una nube de acusaciones de abuso sexual de menores. [63]

El padre de Jenny Durkan era un irlandés-católico de Montana que representaba a los distritos demócratas ricos de Mercer Island, Bellevue e Issaquah, al este de Seattle, y escribió las reglas de salud y servicios humanos para el estado de Washington durante la década de 1960/70 cuando presidió el Comité de Medios y Arbitrios del Senado Estatal. Jenny siguió los pasos de su padre convirtiéndose en abogada, y juntos, según su hermano mayor ‘Jamie’, los dos se hicieron ricos interpretando esas reglas a las diversas agencias estatales para las que fueron escritas. Pero todo eso vino después. Antes de convertirse en abogada, Jenny fue profesora de escuela y, lo que es más importante, profesora de educación física que enseñaba a los indios yupik en un pueblo de pescadores del delta del Yukón-Kuskokwin en Alaska. Antes de eso, obtuvo una licenciatura de la Universidad de Notre Dame, graduándose en 1980, cuatro años después de que se graduara la primera clase mixta y el mismo año en que el difunto Joe Buttigieg llegó al departamento de inglés para promover las teorías de Foucault y Gramsci. No hace falta decir que no podemos culparlo por el descenso de Jenny a la perversión sexual, pero la historia de los disturbios es, en muchos sentidos, la historia de una educación que salió mal. El icono detrás de los disturbios en este caso es la foto de Theodore Hesburgh y Martin Luther King cantando “We shall overcome” en Chicago como parte de la campaña de limpieza étnica de King en Marquette Park durante el verano de 1966. Esa foto icónica explica cómo los estudiantes de Notre Dame se empapan del espíritu revolucionario judío mientras piensan que son buenos católicos preocupados por la justicia social. La foto ha sido convertida en pancartas en el campus de Notre Dame que son casi tan ubicuas como las pancartas de arco iris que celebran el compromiso de ese campus con la homosexualidad armada.

Antes de llegar a Notre Dame, Durkan fue un estudiante atleta en el período inmediatamente posterior a la aprobación del Título IX, que entró en vigor en junio de 1972 y creó el imperio de los deportes femeninos que siguió a la década de 1970. Durante ese período, los deportes de las escuelas públicas de la zona de Puget Sound eran dirigidos por una cábala de lesbianas que utilizaban los deportes para seducir a las aspirantes a atletas femeninas, a menudo de familias católicas prominentes, a fin de crear una quinta columna sexual al servicio de las élites liberales que consideraban el “poder católico”, para utilizar el término de Paul Blanshard, como la principal amenaza a la “libertad americana “.[64]

El lesbianismo era la gramática oculta del feminismo durante los años 70 y se convertiría, aún más, en la gramática oculta del Título IX, algo que más tarde se haría evidente cuando el lesbianismo se convirtió en la persuasión sexual dominante en la WNBA.

Los católicos de Seattle llegaron por su pedigrí revolucionario naturalmente debido a un enjambre de católicos famosos como el arzobispo Raymond Hunthausen, hecho famoso por el obispo co-adjutor designado por el Vaticano, Donald Wuerl. El Sr. Fran Ferder y el Padre John Heagle fueron infames por consolar al clero homosexual depredador. El Sr. Ferder se hizo tan notorio en los círculos católicos de EE.UU. que se convirtió en el personaje del Sr. Fran Fedora en la novela de Malichi Martin “La Casa del Viento”. Y quién podría olvidar al favorito de la Guerra Cultural, el entonces Hermano Thomas Rosica, ahora ex Padre Rosica del Ministerio de Sal y Luz en Toronto, Canadá.

Seattle también tenía una conexión capitalista, a través de la industria maderera, con Wisconsin, que tenía su propio pedigrí revolucionario que se remontaba a la Revolución de 1848 que barrió Europa tras la hambruna de la patata. Cuando Ottilie Assing, la novia germano-judía de Frederick Douglass, pasó un año en Wisconsin en los años que siguieron a esa revolución, no hablaba ni una palabra de inglés porque los círculos en los que viajaba estaban formados por revolucionarios alemanes refugiados de la represión que siguió a la Revolución de 1848. Sintiendo la herencia revolucionaria de Wisconsin, el Partido Comunista envió a judíos de Nueva York como Ron Radosh a Wisconsin en la década de 1960 para hacerse cargo de la universidad de ese estado. Las memorias de Radosh Commies mencionan a otro judío revolucionario llamado Bob Dylan, que llegó a la Meca de la Revolución del Medio Oeste más o menos al mismo tiempo para hacerse un nombre en los cafés y lugares de música folclórica de Madison.

En 1966, Martin Luther King trajo la revolución a Chicago cuando él y el muchacho local Jesse Jackson marcharon en Marquette Park, donde fueron recibidos por una fuerza contrarrevolucionaria de lituanos, que no sabían que eran blancos. La gente del Marquette Park respondió al “movimiento de derechos civiles” con un aluvión de piedras y botellas, una de las cuales asombró a Martin Luther King cuando salió de su coche para encabezar la protesta. Dos años más tarde, el espíritu revolucionario judío dio otro golpe en Chicago, esta vez en la Convención Nacional Demócrata, cuando Abraham Ribicoff trató de avergonzar al alcalde Richard Daley haciéndole responsable de que la policía golpeara a los revolucionarios judíos en las calles de Chicago en la televisión nacional. Ribicoff opinó en ese momento que si George McGovern fuera presidente este tipo de cosas ya no sucederían. La revista New York Magazine conmemoró el incidente afirmando que el alcalde de Chicago, Richard Daley, “gritó a Ribicoff obscenidades antisemitas que cualquier lector de labios aficionado podría adivinar”, después de que Ribicoff acusara a Daley de desatar “tácticas de la Gestapo en las calles de Chicago”. [65]

Cuatro años después Ribicoff consiguió lo que quería cuando George McGovern se convirtió en el nominado de lo que los republicanos llamaban ahora “el partido del ácido y el aborto”. McGovern se ganaría la distinción de perder la carrera presidencial por el mayor margen de la historia americana. En formas inquietantemente similares a la posición de Donald Trump en 2020, Richard M. Nixon tuvo éxito en un segundo mandato haciendo campaña en una plataforma de ley y orden. Para 1978, Nixon se había ido, y los revolucionarios se habían apoderado del Partido Demócrata.

Percibiendo otra oportunidad, los bomberos, la policía y los miembros del sindicato de maestros de Wisconsin se dirigieron en auto al oeste por la I-90 ese verano al Distrito 38 de Washington para financiar y dotar de personal un desafío de campaña primaria al líder de la mayoría demócrata y católica del Senado del estado de Washington, August P. Mardesich, quien había observado a varios policías y bomberos corpulentos exigiendo mejores condiciones de discapacidad y jubilación ante un comité del Senado en Olimpia esa primavera, y que se hizo famoso al responder: “Ustedes, cabrones, sólo trabajan tres días a la semana, ¿qué más quieren?”.
Desafortunadamente para los contribuyentes y Auggie, como se le conocía en el Senado desde hacía 27 años, “ELLOS” lo querían fuera del camino y tendrían éxito mediante tácticas de mano dura – fraude y extorsión de votantes en las primarias de septiembre de ese año, cuando eligieron al jefe de bomberos retirado de Everett, WA – Larry Vognild – que llegó a ganar las elecciones generales en un “distrito democrático” que no ha elegido a un político no democrático desde el New Deal. Y en un movimiento no perdido para los observadores locales de la democracia, el senador Vognild se convirtió en el líder de la mayoría del Senado del Estado de Washington después de ganar la reelección contra Auggie en 1982!

El hombre que más se habría beneficiado de este golpe de estado de los funcionarios públicos se había retirado de la presidencia del comité de medios del senado estatal en 1975. El senador Martin J. Durkan había sido constantemente frustrado por Auggie para que no introdujera la legislación del DSHS [Departamento de Servicios Sociales y de Salud], que rompía el presupuesto, y la legislación de pago y condiciones para la chusma de empleados públicos locales que lo derrocó en 1978 – en un movimiento extrañamente similar al derrocamiento del gobierno del estado de Indiana en la primavera de 2015 bajo la cobertura de RIFRA.
Los revolucionarios, después de ayudar a expulsar a Mardesich, se dirigieron a las familias de políticos católicos como Durkan, cuyas hijas habían sido corrompidas por la revolución sexual y la cábala lésbica que dirigía los deportes del Título IX en el área de Puget Sound, eventualmente allanando el camino para que Jenny Durkan se convirtiera en alcaldesa.

Desafortunadamente para Jenny, la dialéctica revolucionaria tiene su propia lógica; la revolución invariablemente termina devorando a sus propios hijos. En el momento de escribir este artículo, Jenny ha sido destituida como alcaldesa de una parte significativa del Capitolio de Seattle por un matón negro/cantante de mierda (¿o estoy diciendo lo mismo dos veces?) llamado Raz Simone, que se ha declarado a sí mismo dictador de las seis manzanas cuadradas de Seattle que actualmente se conoce como la “Zona Autónoma del Capitolio”, o “Chaz” para abreviar.

Durkan se negó a intervenir en la insurrección armada que había derrocado el estado de derecho y establecido una república autónoma que, según el propio jefe de policía de Seattle, estaba extorsionando a los ciudadanos de Seattle que tenían la desgracia de ser atrapados dentro de sus fronteras. En cambio, comenzó a referirse a la insurrección armada y al terror que siguió como el “verano del amor”, evocando a los hippies del distrito Haight Ashbury de San Francisco en 1967.
El agravio que prácticamente todos los niños negros aprenden del Movimiento por los Derechos Civiles al asistir a la escuela pública en este país se ha convertido en la yesca que se incendia cada vez que un negro muere a manos de un policía blanco. También proporciona la palanca moral que permite a revolucionarios como Raz Simone, el dictador de la Chaz, chantajear a los liberales que usan la injusticia racial como el solvente para borrar la culpa que sienten por participar en desviaciones sexuales.

Hablando con Chris Cuomo, Durkan describió la insurrección armada en Seattle como “más bien una atmósfera de fiesta en la cuadra “. [66]

Sin estar seguro de si Cuomo estaba comprando esta explicación, Durkan continuó diciendo “No es una toma armada. No es una junta militar. . . . Pero tenemos fiestas del bloque y similares en esta parte de Seattle todo el tiempo. Gracias a la pusilanimidad de Jenny en el manejo de Raz el rapero, los residentes de Seattle son conocidos por quemar estaciones de policía durante sus fiestas. En realidad, los “manifestantes” no tuvieron que ir tan lejos ya que Durkan ordenó a la policía salir de su propio edificio.

Para mediados de junio, la anarquía había puesto fin al verano del amor. El dueño de una tienda de autos se encontró con que no podía llamar a la policía o a los bomberos de Seattle cuando una turba amenazó con saquear su tienda y quemarla hasta los cimientos. Algunos residentes, según el Daily Caller, no estaban contentos con el enfoque de no intervención de Durkan. “Me gustaría ver la comisaría restaurada. Me gustaría ver a la ciudad de Seattle dar un paso adelante y representar a su gente”, dijo el dueño de la tienda de autos el domingo por la noche. Otro residente dijo al Daily Caller que ha estado “asustado todos los días” desde que se estableció la zona, afirmando que ha “oído gritos de terror ahí fuera” en las calles.

El hecho de que Durkan no haya llamado a la policía para hacer cumplir la ley en la Chaz ha llevado, como es lógico, a un aumento de la violencia en la zona. Además de causar robo y extorsión, el fracaso de Durkan en hacer cumplir la ley ha creado una reacción entre los ciudadanos que ahora se sienten obligados a llenar el vacío legal que la policía de Seattle dejó cuando abandonaron el distrito 13. Una colección de autodenominados “Patriotas Americanos”, compuesta por varios grupos de milicianos y motociclistas anunciaron que planean retomar la Chaz y devolverla a la policía. “Según un evento publicado en Facebook, más de 1.500 miembros de estos ‘grupos patriotas’ estaban programados para descender al centro de Seattle el 4 de julio para ‘derribar las barreras ilegales en la propiedad pública, limpiar el desastre que estos niños comunistas hicieron, y devolver la estación de policía al control del Departamento de Policía de Seattle.'”[68]

Pero, afortunadamente, la fatiga humana prevaleció antes de que los motociclistas pudieran actuar precipitadamente y los “ciudadanos” de la Chaz se desvanecieron en las horas previas al amanecer del 2 y 3 de julio, cuando la policía de la ciudad y los equipos de calle se mudaron con APC, lavadoras a presión y perros para asegurar/limpiar el área.

Más fortuitamente para Jihad Jenny – ella y su compañera de vida y multimillonaria Dana Garvey pueden dejar el estrés de la vida de la ciudad para codearse con sus vecinos de la Cábala Lésbica del Título IX adyacentes a su propiedad de 70 acres en la Isla Whidbey – 50 millas al norte de Seattle, después de arrendar/vender su mansión de 5.000 pies cuadrados en el barrio de Windermere de Seattle.

No es la primera vez que algo así sucede en esta parte del país. El alcalde de Portland, Ted Wheeler, permitió que los matones de Antifa se apoderaran de su ciudad durante cinco semanas en 2018. Los resultados fueron similares. “No sólo se convirtió en un sitio de riesgo biológico con abuso de drogas intravenosas”, escribió Andy Ngo, que fue golpeado por los matones de Antifa en Portland, Antifa continuó aterrorizando a los negocios locales y “los contribuyentes tuvieron que pagar por la extensa limpieza”. [69]

 

CHINA 1966

Postmilenial informó que la mafia liderada por Antifa que había tomado el Precinto Este del Departamento de Policía de Seattle estaba “caminando completamente armada”, así como “hablando de hacer su propia moneda y hacer su propia bandera”. Desmoralizados por la rendición del alcalde Durkan a los anarquistas, la policía de Seattle “hablaba de abandonar el distrito oeste ahora. [70] Después de que la policía se fue, Antifa comenzó a “extorsionar… a los negocios en la Zona de Capital Hill por dinero para protección. [71] No es sorprendente que los policías comenzaran a renunciar en masa: “En las entrevistas de salida, la principal razón dada fue que fueron demonizados y no apoyados por los funcionarios electos. Un reciente aumento como parte de las negociaciones del contrato no logró nada para detener el éxodo”.[72] El mismo Andy Ngo que fue golpeado por los matones de Antifa en Portland twiteó que Antifa estaba proporcionando “seguridad armada” para la Chaz. También informó que “los mensajes repetidos por Antifa piden explícitamente que la policía sea asesinada. [73]

Poco después de anunciar el comienzo de la “fiesta del barrio” de Seattle en la CNN, Jenny Durkan vio impotente cómo cientos de manifestantes, liderados por la concejala de Seattle Kshama Sawant, tomaron el ayuntamiento y exigieron su renuncia, cantando “Hey, hey! Ho, ho! Jenny Durkan tiene que irse. [74]

Lo que quedaba del departamento de policía de Seattle se vio obligado a usar gas lacrimógeno para dispersar a una multitud en el Capitolio, sólo un día después de que Durkan había anunciado una prohibición de 30 días de ese agente químico.[75]

Los disturbios que comenzaron en Chicago a las 2:00 PM el 30 de mayo terminaron, tan abruptamente como comenzaron, el 9 de junio, que es el día en que George Floyd recibió el equivalente de un funeral de estado en Houston. Se había corrido la voz. El contrachapado fue retirado de las ventanas de los edificios entablados.
“¿Quién decidió que se había acabado?” Pregunté.
“No lo sé”, respondió Jack.

El jefe de policía canceló el estado de emergencia poco después del entierro de Floyd. Las últimas protestas, que tuvieron lugar el 5 y 6 de junio, no involucraron ni a Antifa ni a los negros del South Side. Los manifestantes eran chicas universitarias que gritaban cosas asquerosas a la policía, ayudadas por estudiantes de las Escuelas Públicas de Chicago que habían sido movilizadas por sus profesores. Las brigadas de chicas gritonas estaban dirigidas por una revolucionaria judía llamada Amy Eschleman, que también era la “esposa” de la alcaldesa Lightfoot y a la que la prensa se refería como la “primera dama” de Chicago.

Estas estudiantes tenían libertad para protestar porque ya no asistían a las escuelas, ya que la alcaldesa Lightfoot había cerrado todas las escuelas de Chicago como parte del cierre por el COVID de la ciudad. Aparentemente, los mismos estudiantes a los que se les dijo que se mantuvieran alejados de la escuela y se refugiaran en casa no corrían ningún riesgo de contraer el coronavirus si se unían a las protestas patrocinadas por la ciudad que les permitían gritar obscenidades a la policía local. Chicago estaba siendo destruida por la última versión de la alianza judeo-negra.

 

Sydney Rittenberg y el Gran Salto Adelante

El espectáculo de colegialas enloquecidas gritando obscenidades a la policía recordaba las imágenes de la Revolución Cultural China de 1966, cuando los estudiantes arrastraban a sus maestros desde sus casas y los denunciaban como contrarrevolucionarios tras colocarles gorras de burro en la cabeza. Uno de los líderes de la Revolución Cultural era un judío americano de Charleston, Carolina del Sur, llamado Sidney Rittenberg.

Rittenberg describió el Gran Salto Adelante que llevó a la muerte de millones de chinos como un “frenesí que barrió todo el país”. Pensaba que esto andaba bien, pensé que era genial. No era cierto. Pero aunque pensaba que era cierto, fue genial”. [76]

Durante el Gran Salto Adelante, se conminó a los campesinos chinos a abandonar sus campos; esto lo hacían los funcionarios comunistas, y se les instó a producir acero en pequeños hornos de patio trasero. Atrapado en una locura maniática que desafiaba las leyes de la física y el punto de fusión del acero, Rittenberg perdió tiempo trabajando en su propio horno, contribuyendo a los 18 millones de toneladas de metal, tomadas en gran parte de los utensilios domésticos fundidos, que no sirvieron para nada. Años más tarde, Rittenberg reconoció que “todo el mundo mintió” sobre lo bien que los campesinos cumplían con las cuotas impuestas por el gobierno, pero también admitió que estaba de acuerdo con las mentiras porque quería ser parte de lo que percibía como un momento de proporciones históricas. “Cuanto más lejos llegabas, más tonto eras”, opinó él mismo unos 50 años después. El Gran Salto Adelante llevó a una terrible hambruna en la que murieron entre 25 y 35 millones de personas porque nadie pudo hacer frente a la manía que Mao impuso a su pueblo en nombre de la filosofía judía conocida como comunismo.

Diez años después, Mao hizo lo mismo una vez más, esta vez lanzando la Revolución Cultural, que comenzó en 1966 y terminó sólo porque Mao murió en 1976. No habiendo aprendido nada de su experiencia con el Gran Salto Adelante, Rittenberg se unió a otra oleada de caos revolucionario con renovado entusiasmo y finalmente terminó como líder de una de las facciones más radicales de la Revolución Cultural.

Como Mao en China, el equivalente del Partido Comunista en Chicago, también conocido como Sistema de escuelas públicas, depositó una revolución juvenil en manos de otra figura judía, esta vez la “esposa” de la alcaldesa, como su líder. Al igual que en 1966, Amy Eschleman llevó a los niños de Chicago al enfrentamiento con la policía porque, como dijo Rittenberg, “un sentimiento de rebelión democrática estaba en el aire”.

Después de dirigirse a una multitud de más de 100.000 personas, el judío americano que hablaba un chino perfecto se convirtió en una celebridad porque estaba en el lugar correcto en el momento adecuado, pero también porque un judío siempre encarna el espíritu revolucionario judío mejor que un chino o un pandillero del South Side de Chicago, aunque grupos como este son necesarios como infantería poderosa para avanzar en la causa revolucionaria.

Una vez más, a pesar de que las palabras de Rittenberg circularon por toda China y pese a que a Rittenberg le prestaba atención Zu en Lai, todo “se derrumbó”, como él lo dijo, “alrededor de mis oídos”, y de paso Rittenberg fue a parar a la cárcel una vez más. Las carreras de mucha gente se arruinaron a pesar de los “débiles intentos” de Rittenberg por salvarlos.

Rittenberg aprendió de primera mano que “una revolución no es como invitar a un invitado a cenar”. Siguió una “era de caos y confusión”, una etapa que fue “como una fiesta nacional mezclada con una increíble crueldad”. Una unidad de la Guardia Roja de una escuela secundaria “capturó y torturó a una unidad rival de la Guardia Roja y grabó sus gritos para endurecerlos”. Con Rittenberg como su líder, la unidad más radical de la Guardia Roja se hizo cargo de la estación de radio estatal, y los adolescentes que no tenían ni idea de cómo manejar el parque automotor de repente les decían a 7.000 personas cómo hacer su trabajo. Como en la Chaz en 2020, la estación de radio “se convirtió muy rápidamente en una dictadura”. Rittenberg, que ya no era un adolescente en ese momento, sabía que el desastre era inevitable, pero estaba, en sus propias palabras, “demasiado metido en el poder y la gloria para dejarlo. No podía detener aquello”.

Así que Dios lo dejó solo, Rittenberg terminó en confinamiento solitario por segunda vez en la prisión de Quin Cheng donde pasó los siguientes nueve años de su vida. Como todo lo demás en China en ese momento, la prisión estaba en manos de “jóvenes fanáticos” que habían encerrado al ex-alcalde en una de sus celdas. Ese alcalde era tan comunista como sus nuevos carceleros, pero él, como Jenny Durkan, había sido devorado por la revolución una vez que ya no estaba en la vanguardia. Mientras estaba en confinamiento solitario, Rittenberg podía oír a la Guardia Roja que antes dirigía torturando a una prisionera. Sus gritos le hacían sentir que las paredes se cerraban más aún, pero la única conclusión que pudo sacar fue, “No hay nada que puedas hacer al respecto”.

El 9 de septiembre de 1976, 14 meses después de la muerte del Presidente Mao, la puerta de la celda de Rittenberg se abrió, y se le permitió regresar a América con su segunda esposa y tres hijos. La magnitud de los eventos históricos que Rittenberg presenció de primera mano sólo se puede comparar con la magnitud de su incapacidad para entenderlos. “¿Cuánta gente se arruinó en esas prisiones?” se preguntaba Rittenberg, sin tener en cuenta cómo su propia implementación del espíritu revolucionario judío había jugado un papel en tamaña ruina.

Ya muy mayor, bien entrado en sus noventa, Rittenberg concluyó que “algunos de los principios básicos del marxismo y el leninismo estaban equivocados”, pero para entonces era demasiado tarde para enmendar nada. Tampoco hay ninguna indicación de que finalmente Rittenberg hubiera podido hacer algo diferente. “Si no me hubiera unido al partido podría haber hecho una mayor contribución”, concedió Rittenberg, “pero eso no es lo que yo quería. Quería estar en el partido, quería ser un revolucionario.”

“La historia rodó sobre mi cuerpo” (Sidney Rittenberg)

No es difícil discernir la misma actitud en Joseph Alcoff y sus camaradas en Antifa. Al final, nos vemos obligados a concluir que lo haría de nuevo si tuviera la oportunidad, porque él y Antifa y Amy Eschleman, que organizaron las brigadas infantiles en Chicago, están impulsados por el mismo espíritu revolucionario judío que está detrás de la neuralgia racial crónica que estalla en América tan regularmente como la gripe estacional.

E. Michael Jones • 4 de septiembre de 2020•

Original en inglés: https://culturewars.com/news/the-invisible-man-at-the-race-riots

Original en espanol: Red Internacional (Traducción: deepl.com y María Poumier)

*

Notas

[0] Sidney Rittenberg murió a los 98 años en 2019. Publicó una historia de su vida en 1994, bajo el título “The man who stayed behind” (El hombre que estaba detrás) Ahí explica lo siguiente: “Tomé el camino del comunismo con la esperanza de crear un mundo nuevo y mejor (…) pero al mismo tiempo quiero pintar un cuadro claro del mal que salió de allí. Yo lo ví, y viví con aquello. En algunos casos –lo confieso avergonzado y lo lamento, hoy en día– yo también participé en aquello.” . Pasó en total diez y seis años preso en China bajo acusaciones de espionaje. Pero no sólo fue el único extranjero visible en el proceso revolucionario chino, siendo el traductor de Mao y encargándose de la propaganda en inglés, sino que fue consejero de Mao y Zu en Lai. A partir de 1980, vuelve a EE.UU, y actúa de consejero e intermediario en los negocios estadounidenses con China, en particular al lado de Bill Gates y Michael Dell Ver :
https://www.rfi.fr/es/contenu/20190826-muere-sidney-rittenberg-el-estadounidense-que-fue-consejero-de-lider-chino-mao (ndt).

[1] https://www.bbc.com/news/world-us-canada- 52871936? fbclid=IwAR1lJk_5OPsuQKMXtggBZhVUIculjVbMW49Lf

[2] https://thewashingtonsentinel.com/breaking- minneapolis-suspect-george-floyd-appeared-in- porn-videos/

[3] https://www.mprnews.org/story/2012/06/25/minn- police-learn-from-israeli-counter-terrorism- conference? fbclid=IwAR294eBtteGe41nBEBPkgrwyYDpIsMTntlQ4N

[4] https://www.mprnews.org/story/2012/06/25/minn- police-learn-from-israeli-counter-terrorism-

conference? fbclid=IwAR294eBtteGe41nBEBPkgrwyYDpIsMTntlQ4N

[5] https://www.mprnews.org/story/2012/06/25/minn- police-learn-from-israeli-counter-terrorism- conference? fbclid=IwAR294eBtteGe41nBEBPkgrwyYDpIsMTntlQ4N

[6] https://israelpalestinenews.org/minn-cops- trained-by-israeli-police-who-often-use-knee-on- neck-restraint/?
utm_source=If+Americans+Knew+Subscribers&utm_ca

[7] https://israelpalestinenews.org/minn-cops- trained-by-israeli-police-who-often-use-knee-on- neck-restraint/?
utm_source=If+Americans+Knew+Subscribers&utm_ca

[8] https://www.businessinsider.com.au/bulletproof- dave-grossman-police-trainer-teaching-officers- how-to-kill-2020-6

[9] https://www.businessinsider.com.au/bulletproof- dave-grossman-police-trainer-teaching-officers- how-to-kill-2020-6

[10] https://www.businessinsider.com.au/bulletproof- dave-grossman-police-trainer-teaching-officers- how-to-kill-2020-6

[11] https://www.youtube.com/watch? v=sA4OTLO3l0A&feature=youtu.be

[12] https://www.youtube.com/watch? v=sA4OTLO3l0A&feature=youtu.be

[13] https://www.thegatewaypundit.com/2020/05/freindly- reminder-soros-funded-violent-ferguson-protest- movement-paid-black-lives-matter-protesters/

[14] https://www.middleeastmonitor.com/20200528- it-is-my SOURCEE-para-el-us-a-extremo-sus-letales de tipos de programas-con-Israel

[15] https://nationalfile.com/blm-coalition- demanding-abolition-of-police-previously-received- 33-million-from-open-society-foundations/

[16] https://nationalfile.com/blm-coalition- demanding-abolition-of-police-previously-received- 33-million-from-open-society-foundations/

[17] https://www.washingtonexaminer.com/news/missouri- attorney-general-says-soros-backed-st-louis- prosecutor-released-all-george-floyd-protesters-from-jail

[18] https://www.washingtonexaminer.com/news/missouri- attorney-general-says-soros-backed-st-louis-prosecutor-released-all-george-floyd-protesters- from-jail

[19] https://www.washingtonexaminer.com/news/missouri- attorney-general-says-soros-backed-st-louis- prosecutor-released-all-george-floyd-protesters-from-jail

[20] https://www.algemeiner.com/2020/05/28/outrage- after-far-left-pro-bds-group-blames-israel-for-us- police-violence/

[21] https://electronicintifada.net/blogs/ali- abunimah/israel-lobby-sees-black-lives-matter- major-strategic-threat

[22] https://electronicintifada.net/blogs/ali- abunimah/israel-lobby-sees-black-lives-matter- major-strategic-threat

[23] https://electronicintifada.net/blogs/ali- abunimah/israel-lobby-sees-black-lives-matter- major-strategic-threat

[24] https://electronicintifada.net/blogs/ali- abunimah/israel-lobby-sees-black-lives-matter- major-strategic-threat

[25] https://blacklivesmatter.com/what-we-believe/

[26] https://keywiki.org/Jose_Alcoff

[27] https://www.foxnews.com/us/dc-antifa-leader-is- third-charged-in-marine-attack-in-philadelphia- report

[28] https://www.youtube.com/watch? v=_qr6Xfn7gV4

[29] https://christiansfortruth.com/media-expose-of- violent-antifa-ring-leader-joseph-chepe-alcoff-fails- to-mention-hes-a-jew/

[30] https://nypost.com/2019/07/17/liberals-cheer-as- antifa-violence-escalates/

[31] https://nypost.com/2019/07/17/liberals-cheer-as- antifa-violence-escalates/

[32] https://www.theblaze.com/news/video-project- veritas-antifa-exposed

[33] https://nypost.com/2019/07/17/liberals-cheer-as- antifa-violence-escalates/

[34] https://www.haaretz.com/us-news/.premium- attacks-on-antifa-are-attacks-on-jews-1.8902330

[35] https://forward.com/news/364726/pulling-no- punches-in-fight-against-alt-right-and-neo-nazis/

[36] https://forward.com/news/361423/who-are-the- anti-fascists-fighting-the-alt-right/

[37] https://forward.com/fast-forward/418429/jewish- antifa-nazi-petain-plaque-new-york

[38] https://jbhandleyblog.com/home/lockdownlunac

[39] https://jbhandleyblog.com/home/lockdownlunac

[40] https://mises.org/power-market/moral- authority-lockdown-fetishists-gone-thank- protestors-and-rioters

[41] https://www.unz.com/ishamir/the-mask- revolution/

[42] https://www.nymy sourcees.com/2020/06/11/well/live/coronavirus-sex- dating-masks.htm

[43] https://www.nymy sourcees.com/2020/06/11/well/live/coronavirus-sex- dating-masks.html

[44] https://www.rt.com/usa/490662-health-experts- letter-protest-coronavirus/? utm_source=Newsletter&utm_medium=Email&utm_ca

[45] https://www.rt.com/usa/490662-health-experts- letter-protest-coronavirus/? utm_source=Newsletter&utm_medium=Email&utm_ca

[46] https://forbes.com/sites/lisettevoytko/2020/05/21/trump-has-legal-moral-responsibility-to-wear-mask-at- ford-plant-michigan-ag-says/#2cedd9995cdd

[47] https://ambailcoalition.org/michigan-attorney- general-dana-nessel-claims-outrage-over-the-very- get-of-jail-free-policies-she-is-advocating-to-expand/

[48] https://www.amren.com/blog/2020/06/pornhub- mindgeek-racial-justice/

[49] https://chicago.suntimes.com/politics/2020/6/16/2129357 police-department-steve-georgas-retires-riots-looting-anthony-riccio

[50] https://chicago.suntimes.com/politics/2020/6/16/2129357 police-department-steve-georgas-retires-riots-looting-anthony-riccio

[51] https://chicago.suntimes.com/politics/2020/6/16/2129357 police-department-steve-georgas-retires-riots-looting-anthony-riccio

[52] https://chicago.suntimes.com/city- hall/2020/6/3/21279288/protests-riots-looting- chicago-police-response-mayor-lightfoot-fop- catanzara

[53] https://chicago.suntimes.com/city- hall/2020/6/3/21279288/protests-riots-looting- chicago-police-response-mayor-lightfoot-fop- catanzara

[54] https://chicago.suntimes.com/city- hall/2020/6/3/21279288/protests-riots-looting- chicago-police-response-mayor-lightfoot-fop- catanzara

[55] https://chicago.suntimes.com/city- hall/2020/6/3/21279288/protests-riots-looting- chicago-police-response-mayor-lightfoot-fop- catanzara

[56] https://chicago.suntimes.com/city- hall/2020/6/3/21279288/protests-riots-looting- chicago-police-response-mayor-lightfoot-fop- catanzara

[57] Gregory Pratt and Morgan Greene, “Mayor Lori Lightfoot denounces vigilantism in Chicago after white men patrol Bridgeport streets with bats,” Chicago Tribune, 6/5/20.

[58] https://news.wttw.com/2020/06/05/what-are-we- going-have-left-our-community-aldermen-react- panic-sorrow-unrest

[59] https://www.chicagotribune.com/columns/john- kass/ct-george-floyd-chicago-riot-kass-20200601- zcbw4m332nc7bg4ycccaw3mes4-story.html

[60] https://www.washingtonblade.com/2017/11/08/lesbian- candidate-wins-election-to-become-seattle-mayor/

[61] https://www.amazon.com/American-freedom- Catholic-power- Blanshard/dp/B0007DM2L0/ref=sr_1_1? dchild=1&keywords=Paul+Blanshard+American+Freed

[62] https://nymag.com/intelligencer/2020/06/remembering- the-walker-report-and-the-first-police-riot.html

[63] https://www.realclearpolitics.com/video/2020/06/12/sea

[64] https://www.realclearpolitics.com/video/2020/06/12/sea

[65] https://www.rt.com/usa/491883-seattle- autonomous-zone-anarchy/

[66] https://www.newsmax.com/michaeldorstewitz/seattle- nixon-carter-chicago/2020/06/10/id/971475/

[67] https://thepostmillennial.com/breaking-antifa- mob-planning-to-take-over-more-seattle- neighbourhoods

[68] https://thepostmillennial.com/breaking-antifa- mob-planning-to-take-over-more-seattle-neighbourhoods

[69] https://thepostmillennial.com/breaking-antifa- mob-planning-to-take-over-more-seattle- neighbourhoods

[70] https://thepostmillennial.com/breaking-antifa- mob-planning-to-take-over-more-seattle- neighbourhoods

[71] https://nypost.com/2020/06/10/seattle-protesters- march-on-city-hall-to-demand-mayor-resigns/

[72] https://nypost.com/2020/06/10/seattle-protesters- march-on-city-hall-to-demand-mayor-resigns/

[73] https://www.amazon.com/Revolutionary-Sidney-
Rittenberg/dp/B00FZ5R4BI

(Republished from Culture Wars by permission of author or representative)

Print Friendly, PDF & Email

You may also like...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.