Ha llegado el Mesías! – por Israel Shamir

Israel_Shamir

¿Tal vez el Mesías judío ya esté aquí pero no lo habíamos visto venir? Todos los sueños y deseos judíos se realizaron a mediados de mayo. Bueno, casi todos. Dos líderes mundiales compitieron en su benevolencia hacia los judíos, mientras que los israelíes comunes y corrientes se divertían y regocijaban disparando a habitantes desarmados de Gaza, o al menos aplaudiendo a los francotiradores. Los iraníes rechinaron los dientes pero no hicieron nada. El Congreso de EUA estimó que los polacos deberían pagar a los judíos un tributo de 300 mil millones de dólares. Y una muchacha judía – una tal Netta Barzilai –, por demás desagradable, obtuvo la corona en el campo del arte europeo – el festival de la canción de “Eurovisión” – asegurándose de que Jerusalén, la nueva capital de Israel, sería la sede de la próxima edición del certamen el año entrante.

Si piensas que te podría tocar un poco de esta benevolencia y que tu suerte podría mejorar, piénsalo dos veces. Nadie te prometió un jardín de rosas. El Mesías judío es bueno con los judíos mientras que los no-judíos tendrán que trabajar más duro y prepararse para la venganza divina. Existen argumentos sobre si todos los goys  padecerán la venganza o si algunos sobrevivirán para pagar su rescate. Sin embargo, la benevolencia hacia los no-judíos no es precisamente una característica de este plan.

Me encontraba bastante preocupado a comienzos de mayo. El escenario parecía pavoroso. Los iraníes se habían instalado en territorio sirio, los rusos se preparaban para equipar a Siria con su mejor sistema de misiles S-300 (un sistema más viable que el nuevo y sofisticado S-400). Los palestinos planeaban manifestarse en el 70° aniversario de la Nakba, coincidiendo con el cambio de la embajada estadounidense a Jerusalén y el comienzo del Ramadán. Una guerra con Irán y Hezbollah, disturbios en los territorios palestinos, la pérdida del derecho que Dios nos dio de sobrevolar y bombardear como se nos pegue la gana en el Medio Oriente: toda esta serie de peligros se apilaban durante la primera mitad de mayo. Y aun siendo crítico, la destrucción total de la tierra amada no forma parte de mis más íntimas fantasías.

La gente prudente tomaría todas las precauciones necesarias prefiriendo minimizar los riesgos en tal escenario, pero los judíos hacen todo lo posible por maximizar estos riesgos. Si vamos a tener problemas, más vale que los tengamos ahora para acabar con ellos de una vez por todas, dijo Netanyahu. Y todos estos problemas se dieron al mismo tiempo: el colapso del acuerdo nuclear iraní, el aniversario de la Nakba, el traslado de la embajada de EUA a Jerusalén, el conflicto en Siria y el comienzo del Ramadán. A pesar de esto, Israel logró pasar triunfante por encima y sin que ocurriera una gran guerra.

 

PALESTINA

Eso sí: unos sesenta manifestantes palestinos fueron asesinados, el mismo número que los mártires de la Masacre de Sharpeville, ¡pero menuda diferencia! Sudáfrica se volvió un Estado paria de la noche a la mañana y le siguió una seria campaña global de desmantelamiento del apartheid. La Masacre de Gaza fue encubierta por los sumisos medios de comunicación convencionales, de acuerdo con RT. Este acontecimiento no hizo más que probar de nuevo que los medios de comunicación y las redes sociales de todo el mundo están bajo control judío, un control invisible pero firme. Gobiernos, partidos políticos, diplomáticos pueden protestar y hasta lo hicieron pero el público en general fue marginado en este asunto.

El sistema global de información de masas ha cambiado mucho desde 1960. Existe actualmente una abundancia increíble de información, una auténtica inundación que lo arrasa todo. Hoy en día, la gente cree lo que se le dice y las campañas masivas son producidas por los medios de comunicación y los think tanks, no se producen por sí mismas. A diario escuchamos lo que se le dice a la gente sobre, por ejemplo, el Holocausto, o las atrocidades de Assad o la intromisión de Putin, tanto que se les queda grabado en la mente. En el momento en que pasamos a otro tema de campaña, el asunto en cuestión es rápidamente olvidado, tal como pasó con el caso Skripal, olvidado después de haber sido explotado a su máxima capacidad. Ahora, los servicios secretos británicos han desaparecido a Skripal, pero esto no se menciona en ningún lado fuera de esta publicación.

Y la masacre en masa en Gaza ya se encamina al olvido. Querían recordar al mundo que están enterrados vivos en esta tumba que es Gaza y resulta que ahora están muertos. Los habitantes de Gaza han estado encerrados ahí por 70 años; los últimos 12 han sido los peores, cuando la Franja de Gaza fue sitiada por Israel desde que votaron por Hamas. Gaza es prácticamente un lugar inhabitable, a medida que Israel ha bombardeado su central eléctrica, sus plantas de tratamiento de agua, su puerto y su aeropuerto. Ni siquiera se puede pescar, ya que los barcos israelíes disparan a las embarcaciones pesqueras. Se quedan viendo cómo les quitan sus casas y sus tierras por el hecho de no ser judíos. Esta expulsión, desposesión, encarcelamiento de tres generaciones y este asedio constituyen un pecado judío único.

Tal vez el Holocausto fue un castigo divino por la forma en que los judíos han tratado a Gaza, ya que para Dios, la temporalidad no tiene importancia. En la Torá, no hay acontecimientos precedentes ni posteriores, בתורה מאוחר ואין מוקדם אין, enseña el Talmud y es cierto. Se puede ser castigado por los pecados aún no cometidos, y si no se cometen entonces el castigo es anulado. Si los judíos no torturaran a Gaza, entonces no habría Auschwitz.

A pesar de su devastación, Gaza es un lugar noble. En muchos países, los hijos de dirigentes se vuelven multimillonarios. La hija del presidente de Angola es la mujer más rica de toda África: se trata de la única proveedora del servicio de telefonía móvil en un país rico en diamantes. Pero hay otra tradición también, la de los hijos de dirigentes que son los primeros en ir a la guerra. Esa es la tradición de Gaza. Entre aquellos acribillados por francotiradores israelíes, hubo tres que eran hijos de líderes prominentes de Gaza.

El hijo del ex Primer Ministro de Gaza, Ismail Haniye, Maaz, se encontraba entre los gravemente lesionados. Ahmed al-Rantisi, el hijo de Abd el Aziz al-Rantisi, el fundador de Hamas, fue asesinado. Su padre, llamado el “León de Palestina”, fue asesinado por los judíos en 2004, cuando un helicóptero armado lanzó un misil a su auto en el centro de Gaza, matándolo, así como a sus guardaespaldas e hiriendo a transeúntes. Y ahora le ha tocado a su hijo. Izz al-Din al-Sammak, hijo de Musa al-Sammak, un líder de Hamas, fue asesinado y tenía sólo 14 años.

En total, alrededor de una centena de niños y jóvenes, quienes son la flor de Palestina, han sido diezmados en estas manifestaciones pacíficas de abril y mayo. El propósito de esta oleada de asesinatos era mostrar que la resistencia pacífica es fútil. Es más emocionante matar a un oponente armado si se está mejor armado. Cuando matas a uno desarmado es obviamente algo sucio. Pero tal consideración nunca ha detenido a un judío.

La razón de todo esto reside en la seria duda en la humanidad de los no-judíos, arraigada en el centro de la Weltanschauung religiosa judía. Un israelí bueno que condena los asesinatos en Gaza es muy probablemente un vegetariano que se opone al asesinato de animales también. Esta clase de israelíes son muy frecuentemente anti-masculinos y prefieren usar la forma femenina de los sustantivos como Zochrot – asociación de solidaridad con los palestinos basada en la compasión . Estos israelíes buenos suelen ser anti-autóctonos y apoyan la inmigración sin límites de africanos en Palestina. Esta clase de personas no pueden ser numerosas y efectivamente no lo son.

En cuanto a los otros judíos, aprendieron la lección del protagonista de Matrix, Neo (Keanu Reeves), a quien se le enseñó a ignorar los peligros más obvios como maya, una ilusión creada por el Matrix, aunque saltara de los rascacielos y esquivara las balas. Aparentemente, los judíos tienen una actitud comparable hacia la realidad. Algún día no funcionará, sorpresivamente, pero esta vez sí que funcionó.

El traslado de la embajada de EUA había sido descrito como la razón principal del baño de sangre. Sin embargo, esto va en línea con aquellos que simpatizan con el eslogan @ContraTrump. Esta maliciosa acción hizo mucho bien puesto que arruinó la ficción cuidadosamente alimentada que consideraba a los Estados Unidos como un intermediario honesto. A muy pocos palestinos les importó esta decisión de Trump, unas docenas de personas salieron a protestar en Jerusalén y otros lugares pero la gran manifestación en Gaza no tuvo nada que ver con Trump, como se describe anteriormente. No fue Trump quien declaró el sitio de Gaza, no fue Trump quien expulsó a los palestinos de sus casas, no fue Trump quien perpetuó la Nakba, la catástrofe palestina. Trump socavó las tácticas maquiavélicas del Departamento de Estado y volvió más difícil la tarea de los títeres árabes de seguir los pasos de Washington, y esto no es algo malo.

IRÁN

Irán es un gran país, muy lejano, y no hay razón práctica para que Israel dispute con éste. Pero Irán es el último y único país de Medio Oriente que no está sujeto a la hegemonía judía. Netanyahu hizo lo mejor que pudo para que Estados Unidos se lanzase en contra de Irán, con un truco al estilo de Colin Powell. Los judíos convencieron a Trump de sacar a su país del acuerdo nuclear firmado por las seis potencias, y después de esto, en el momento de mayor tensión, Israel bombardeó las supuestas bases iraníes en Siria. No pasó nada. Los iraníes, molestos e indignados, todavía se atienen  a las leyes del Matrix y no van a saltar de los rascacielos o contraatacar a Israel y provocar la furia de Trump. Este presidente es para los judíos un elefante domesticado.

El mejor regalo que el Todopoderoso dio a los judíos en esta temporada fueron las bolas blandas como de matzo del presidente Trump. El Pueblo Elegido lo ha tomado de las pelotas en más de una forma. Lo habían cachado con una mujer de mínima moral, como en el caso del presidente Clinton, y tuvo razón en tener miedo de ser destituido. En ese momento de pena, decidió ponerse a merced de los judíos y hacer todo lo que le pidieran.

Destruyó el acuerdo nuclear iraní, exactamente como Bibi  Netanyahu se lo había pedido. Prometió imponer mayores sanciones a Irán hasta que se rindiera y cambiara su régimen por uno pro-Israel. Y después cumplió su promesa de mover la embajada de EUA a Jerusalén. Y vaya que todo esto le hizo bien.

No me gustaría estar en el lugar de Trump. La forma judía de apoyar a un líder es una clase de ahogamiento simulado: al dirigente se le permite sobrevivir, pero hasta ahí. Así es como funciona la lógica judía: si lo salvamos, se olvidará de nosotros e ignorará nuestros deseos. Entonces deberíamos salvarlo pero dejarlo en peligro. Esto es lo que pasó con el presidente estadounidense. Los judíos, y hasta los israelíes, situados estratégicamente entre Stormy Daniels y Michael Cohen, son los que tienen las posiciones más altas en la oficina del Fiscal General de los EUA y en el Congreso. Como en el método del ahogamiento simulado, Trump se encuentra a punto de ahogarse y tiene que cumplir con los deseos de sus perseguidores.

Israel va a seguir provocando a Irán, esperando desencadenar una guerra entre Washington y Teherán. Esto ya está dado por hecho. Si Trump es astuto, no atacará a Irán. En vez de eso, debería atacar a la Gestapo de Mueller. Mientras que Rouhani siga siendo el presidente de Irán, Teherán probablemente no responda a las provocaciones de EUA e Israel, pero la posición de Rouhani es precaria. Los iraníes sienten que Kim el Rey del Norte gestionó mejor la amenaza estadounidense y hasta podrían cambiar de dirigente y tomar la línea de Kim como modelo a seguir. Israel, en su calidad de base del imperio US, se encontraría bajo amenaza.

Lo mejor de la política iraní de Trump es que rompió con el vínculo aparentemente imposible de romper entre EUA y Europa. Ahí donde Obama intentaba superar las diferencias, Trump, por su cuenta, agrandó la brecha y hasta los dóciles europeos llegaron a la conclusión de que tienen que ser más independientes de Washington. Esto podría acarrear una desconexión entre los bancos estadounidenses y los bancos europeos y permitiría a los europeos desobedecer las sanciones de EUA contra Irán y Rusia. Este proceso no está cerca de llegar a su fin sino que apenas comienza. Irán, Rusia y las empresas europeas serán los beneficiados mientras que EUA quedará excluido de este juego.

TURQUÍA

La voz más fuerte contra la brutalidad israelí fue la del presidente Erdogan de Turquía. Mandó a su casa al embajador israelí, llamó de regreso a su propio embajador y organizó una reunión de dirigentes de Estados musulmanes para ponerse de acuerdo sobre cómo responder a las acciones de Israel. La independencia respecto de Israel había sido por mucho tiempo el sello distintivo de Erdogan: había enfrentado a Shimon Peres en Davos hace unos años y la reciente tentativa de golpe de estado en su contra contaba con cierto apoyo israelí.

Si estás en contra de Israel, entonces tienes que estar en contra de EUA, el Estado judío más grande. Esto le conviene a Erdogan. A causa de esta animosidad, ningún avión estadounidense despegó de la base turca de la OTAN para bombardear a Siria. La batalla de Turquía contra los separatistas kurdos hizo fracasar el proyecto de EUA de quedarse en Siria por todos los medios y ahora todo indica que Trump pretende parar el financiamiento del enclave rebelde en el noroeste de Siria, alrededor de Idlib. Israel bien podría encontrarse frente a una Siria unificada y reconstruida, un escenario que no le gustaría para nada.

RUSIA

El presidente ruso, Vladimir Putin, podría echar a perder los planes de Israel. Está muy metido en Siria, donde necesita a las tropas iraníes, porque sin ellas tendría entonces que enviar a la infantería rusa para sacar a los rebeldes islamistas de las ruinas de las ciudades sirias. Fue humillado por EUA cuando atacaron bases y ciudades sirias mientras que los rusos se quedaban con los brazos cruzados. El Jefe del Estado Mayor ruso había anunciado que Siria recibiría los S-300 y a su vez lanzó una advertencia a los agresores israelíes y estadounidenses.

Y claro, los israelíes tomaron esta amenaza sin chistar. El Ministro de Defensa de Israel, Avigdor Lieberman, declaró que Israel derribaría los S-300 (o “hasta los S-700”, agregó) si se encontraran en su camino. Y Netanyahu realizó un importante gesto político: viajó a Moscú y pasó todo el 9 de mayo con el presidente ruso.

El 9 de mayo es el Día de la Victoria Rusa; se convirtió en el día festivo más grande e importante bajo el gobierno de Putin, mientras que las antiguas festividades soviéticas eran abandonadas y reemplazadas por las nuevas que se iban gestando. El 9 de mayo era el día en el que los rusos esperaban recibir a invitados de honor destacados pero estos simplemente no venían. Resultó ser el Día del Solitario Putin. Muy pocos dirigentes aceptaron su invitación de acudir a las festividades y presenciar el desfile militar en la Plaza Roja.

La elección de este día festivo no fue una decisión natural: la guerra es un acontecimiento distante para la gran mayoría de los rusos. Sus aliados en la guerra son ahora sus enemigos: EUA e Inglaterra. Los judíos han privatizado la Segunda Guerra Mundial, al menos en la opinión pública de Occidente. Para los occidentales, esa fue la guerra por los judíos y contra el enemigo de los judíos. Existen muy pocas referencias a la guerra donde no se haga alusión al Holocausto. Conscientes de estas deficiencias en el discurso dominante, los dirigentes soviéticos no hacían mucho alboroto con el Día de la Victoria.

Para la construcción de la nación rusa, Putin necesitaba de un día festivo para unir al pueblo, incorporando a la mayoría soviética y evitando el antagonismo de los grupos anti-soviéticos. Tomó el Día de la Victoria y lo convirtió en un gran evento, a pesar de sus defectos.

La llegada de Benjamín Netanyahu en ese día fue un regalo enviado del cielo a Putin. Ahí pues se encontraba presente el hombre, de carne y hueso, el que podía recurrir al Senado de EUA, quien podía lidiar con el presidente estadounidense, el Sr. de Todos los Judíos, apoyando la versión rusa de la historia. Bibi, portando la Cinta de San Jorge, de color negro y naranja, símbolo de los patriotas rusos y de los partidarios de Putin, llevó un poster con el retrato y nombre de un héroe de guerra (judío) y caminó junto a Putin en la marcha del Regimiento Inmortal. Agradecido, Putin reconoció el Holocausto e hizo una declaración de amistad con el pueblo judío.

A cambio, Netanyahu pagó a su anfitrión con un ataque de misil a Siria, casi de forma inmediata. Éste es un procedimiento típicamente israelí: frente a cualquier encuentro de alto nivel con los rusos, bombardear a sus aliados para que sepan quién es más importante. Atacaron a Siria incluso cuando el jet del Ministro de Defensa ruso Shoygu todavía estaba volando de Moscú a Tel Aviv.

Putin tuvo que tragarse esta afrenta, y prometió abstenerse de enviar los S-300 a Siria, a pesar de las palabras de su Jefe del Estado Mayor. Poco después, Israel atacó de lleno a Siria; según Israel, atacaban las bases iraníes; según Irán, tales bases no existen, no hay bases ni tropas iraníes. En cualquier caso, este ataque de Israel se quedó sin respuesta.

Desde ese funesto 9 de mayo, los medios de comunicación rusos tratan a Israel con cautela. Incluso la masacre de Gaza no causó mucha desaprobación en la prensa rusa, aunque el Ministerio de Asuntos Exteriores ruso había condenado este acto brutal. La agencia oficial estatal RIA informó que soldados israelíes habían disparado a “individuos especialmente agresivos”. TASS, la segunda agencia estatal de noticias, minimizó su cobertura sobre la masacre.

Los rusos en el poder no quieren mucho a Irán y a los iraníes, me dijo un amigo iraní. Aunque a Irán le gustaría comprar todo lo que Rusia quiera vender, los rusos arrastran sus pies. El volumen del comercio entre Rusia e Irán es el mismo que el de Rusia e Israel: menos de 2 mil millones de dólares anuales. Israel posee muchos partidarios entre las élites rusas, miles de rusos visitan Israel, mientras que Irán es un socio no deseado.

En pocas palabras, los judíos superaron sus problemas para mitades de mayo de 2018 y demostraron ser una entidad política de peso en el planeta Tierra, al nivel de las dos superpotencias y en control de la mente de miles de millones de personas. La masacre de Gaza fue la prueba fehaciente de que pueden matar con total impunidad. No obstante, hasta hoy, los judíos siempre se pasaban de la raya, ocasionándose desgracias. No hay razón para dudar que esto pueda pasar también esta vez. Más sobre este asunto, el asalto judío contra Polonia y sobre estética europea en nuestro próximo artículo.

Israel Shamir, 20 de mayo de 2018

***

Traducción: Jesús Daniel Osuna Aguirre

Publicado originalmente en The Unz Review.

Publicado originalmente en español el 26 mayo 2018 por Red Internacional

 

 

Print Friendly, PDF & Email
A %d blogueros les gusta esto: