11 millones de europeos carecen de vivienda

ultimozsfgasfs-_EDIIMA20160621_0505_4

 

11 millones de europeos no tienen vivienda, viven en la calle, en albergues o en casas de terceros. La miseria es galopante, según el informe de la Fundación Abbé Pierre. Las cifras aumentan cada año: un 160 por ciento en Gran Bretaña, 150 en Alemania, 145 en Irlanda, 96 en Bruselas, 20 en España, 19 en Francia…

En París la prefectura de Île-de-France creó el 16 de marzo su propio Observatorio de personas que viven y trabajan en la calle, llegando a la asombrosa cifra de 100.000 personas alojadas cada noche por el Estado, es decir, un aumento del 50 por ciento en tres años.

El informe denuncia la explosión de los precios de la vivienda en toda Europa, sin relación con los salarios de los habitantes, especialmente los más pobres, siendo los inquilinos los más penalizados. Entre 2010 y 2016, el aumento del coste de la vivienda, ya sea en propiedad o en alquiler, supera el 20 por ciento en la mitad de los Estados miembros de la Unión Europea. En Bulgaria la subida ha sido del 54 por ciento, en el Reino Unido el 45, en Portugal el 40 y en Francia el 21,5.

En el conjunto de la Unión Europea, 11 por ciento de los hogares y 14 por ciento de los jóvenes de entre 18 y 24 años hace un esfuerzo excesivo para encontrar una vivienda, es decir, gastan más del 40 por ciento de sus ingresos en ella. Sin embargo, esta proporción alcanza el 46,9 por ciento entre los jóvenes de Grecia, el 38,6 por ciento entre los de Dinamarca, el 19,9 por ciento en Holanda, el 19 por ciento en Gran Bretaña y el 11,5 por ciento en Francia.

Entre 2011 y 2017 en Gran Bretaña han reducido el número de viviendas sociales los gastos de prevención, lo que ha dado lugar a un aumento del coste del alojamiento temporal y a un aumento del 60 por ciento en el número de hogares alojados, hasta llegar a 77.240 en marzo del año pasado, incluidos 120.000 niños.

La reducción en 2011, del importe de las ayudas a la vivienda concedidas a cada persona en 156 euros al mes, no condujo a una reducción del precio de los alquileres, sino que provocó un aumento del número de beneficiarios del 56 por ciento en cinco años. El presupuesto de ayuda a la vivienda asciende hoy a 33.000 millones de euros.

 

Fuente original LE MONDE, 21 marzo 2018

Fuente Comentario

Print Friendly, PDF & Email
A %d blogueros les gusta esto: