Ron Unz, un kamikaze en California (Es justificado el culto del Holocausto?) – por Israel Shamir

asdga

Abundan en el mundo desafíos más arriesgados. Montar un tigre, robar cachorros a una osa, caminar sobre un cable de alta tensión. Pero negar el Holocausto es apenas un poco menos peligroso. Los escépticos se encuentran invariablemente sin trabajo, a menudo en la cárcel, pocas veces asesinados. Se trata del dogma madre de todos los dogmas. Y los judíos, el sacerdocio del nuevo mundo, velan por su inmaculada inviolabilidad.

Hoy en día, uno puede dudar abiertamente sobre la crucifixión y la resurrección o (quizás) desafiar los mitos fundadores de Israel. Pero el culto al Holocausto detenta una prohibición única, reforzada por los tribunales, contra cualquier investigación que se atreva a dudar de su sagrado dogma. Los dogmas poseen la virtud de atraer a los espíritus críticos. Y los espíritus críticos son los que siempre dan un paso adelante, a pesar del peligro inherente.

Ron Unz, este kamikaze de espíritu crítico proveniente de California,se ha subido al tercer riel, consciente de las consecuencias. No se conformó con poner en tela de juicio el mantra establecido, sino que también publicó y facilitó a los lectores y usuarios de internet algunos de los libros más importantes sobre el tema.

El dogma del Holocausto, según Unz, nació años después de la segunda guerra mundial, cuando aquellos con información de primera mano sobre los acontecimientos ya habían muerto o se habían jubilado. Mientras la memoria todavía permanecía fresca e impoluta, el Holocausto judío era algo desconocido, y la palabra Holocausto se utilizaba para hacer referencia a la muerte feroz que azotó  a las ciudades de Dresden e Hiroshima, los peores crímenes de la coalición anglo-estadounidense.

Unz presenta un auténtico acervo histórico para el valiente grupo de negadores del Holocausto. En efecto, la negación del Holocausto se formó en Francia, bajo la influencia de un comunista francés y sobreviviente de los campos de concentración nazi, el profesor Paul Rassinier.

Algunos negadores eran gente de derecha,o algunos simpatizantes nazis, como Ernst Zundel y su esposa Ingrid Zundel, el gran profesor Robert Faurisson fue un simpatizante del régimen de Vichy, pero fuera de estos casos, fue la izquierda la que edificó la negación del Holocausto.

Ahora, éste es el momento y el lugar de mencionar al recién fallecido profesor SergeThion, a quien conocí personalmente. Alto y bien parecido, un hombre exitoso con grandes credenciales científicas e izquierdistas, Thion apoyó a los vietnamitas y a los argelinos que lucharon contra el colonialismo francés; ocupó un lugar prominente en el medio académico y administrativo francés, pero lo sacrificó todo y se volvió un refugiado y un fugitivo de la “justicia” por su firme posición en la negación del Holocausto. Siempre en fuga, desde Francia pasando por Italia hasta el sudeste asiático; pero mientras escapaba, lograba también administrar un sitio web[1]repleto de contenido prohibido.

Mi amiga MariaPoumier, quien escribe en francés y en español, fue o es todavía comunista y vivió diez años en Cuba. Ella me presentó a Roger Garaudy, un antiguo comunista, amigo de árabes y musulmanes, un hombre que intentó acercar el cristianismo al comunismo y que terminó por adoptar el islam en su inagotable búsqueda religiosa. Garaudy enlazó el culto del Holocausto con el sionismo en su libro titulado Los mitos fundacionales del Estado de Israel[2].

El gran artista negro, el comediante francés más divertido, Dieudonné M’bala M’bala[3], un humorista genial, hijo de padre camerunés y de madre francesa, se burló del Holocausto. Disidente político, después de haber militado contra Jean-Marie Le Pen, fue candidato por la Lista antisionista para  diputado en el parlamento europeo, y hace poco llamó a votar por el Frente Nacional de Marine Le Pen, constituyendo junto con Alain Soralla derecha e izquierda más extrema, al mismo tiempo.

Los medios de comunicación dominantes de la élite francesa prefieren tachar a toda esta gente de “nazis”, pero en realidad constituyen la verdadera izquierda que no ha sido todavía corrompida. Hasta a mí me han llamado nazi y negador del Holocausto, aunque nunca negué (ni afirmé) su veracidad histórica. Está prohibido negar el Holocausto bajo pena de prisión, así que no se trata de una opción para un ciudadano que respeta la ley. Y nunca me interesé en los hechos, sino sólo en su interpretación.

Niego firmemente su significado religioso salvífico, implícito en el término ‘Holocausto’; niego su unicidad metafísica, niego el culto mórbido del Holocausto y creo que cualquier hombre temeroso de Dios, ya sea un judío, un cristiano o un musulmán, debería rechazarlo tal como Abraham rechazó y destruyó a los ídolos. Me niego a aceptar que sea bueno rememorar o inmortalizar acontecimientos tan traumáticos, ya escribí muchos artículos contra esta obsesión moderna por las masacres, sea el Holocausto de los años 1940, las masacres de armenios de 1915, el “holodomor” ucraniano, la matanza de Katyn en Polonia, la de los Jemeres rojos de Camboya, etc. Nada de esto se prohíbe todavía, a excepción del Holocausto judío.

Inteligentemente, Unz evitó la discusión sobre algunos detalles mórbidos, porque el cálculo de cuerpos, hornillos y balas es demasiado repugnante para el lector moderno. Lo que hizo fue un meta-discurso, una discusión del tema sin entrar en el tema, y fue una elección astuta y bien calculada de su parte. No es necesario abrumar al lector con detalles macabros de los acontecimientos. Los detalles y los hechos no son del todo importantes en realidad. Tanta gente ha sido asesinada por sus congéneres en el curso de la historia, por muchas razones. ¿Pero a quién le importa?

La pregunta más importante a la que nos lleva el ensayo de Unz no es ‘si 6 millones de judíos fueron asesinados por los alemanes sólo porque eran judíos’ sino: ¿por qué el culto al Holocausto se volvió tan popular, con sus templos, perversamente llamados ‘museos del Holocausto’ o ‘Espacios de la Tolerancia’, alzados en todo el mundo, desde Nebraska hasta Fiji? Existen a esta pregunta diversas respuestas que no se excluyen mutuamente.

-La primera respuesta, evidente: “porque es bueno para los judíos ricos y poderosos”. Este razonamiento resolvió el eterno problema de los ricos e influyentes, manteniendo a raya la envidia y el odio de los pobres y los explotados. Permitió a Madoff[4] y a otros estafadores judíos[5]ejercer sus engaños y pillajes. Protege el pellejo de los tres judíos[6], el amañador abogado Michael Cohen, el publicista y especialista en obscenidades David Pecker, y Allen Weisselberg, el genio de los números que incriminó a Donald Trump. Los oligarcas judíos de Rusia y Ucrania hacen uso de esta respuesta cada vez que se les acusa de robar las riquezas de sus países.

-La segunda respuesta: “porque es bueno para Israel”. Esto fue lo que permitió al ejército israelí asesinar a niños y matar de hambre a mujeres con total impunidad. Ari Shavit escribió en 1996 en Hareetz, cuando el ejército israelí asesinó a más de una centena de refugiados civiles en Caná, Líbano: “podemos masacrar impunemente porque el museo del Holocausto está de nuestro lado”. Ahora, una organización del Holocausto se inventó una definición del antisemitismo que prohíbe de forma explícita cualquier crítica hacia Israel, y obligó al Partido Laborista inglés a aceptarla, a pesar de las objeciones del líder del partido Jeremy Corbyn.

-La tercera respuesta: “porque es rentable”. Organizaciones judías que dicen representar a los sobrevivientes del Holocausto, recogen miles de millones de dólares de parte de Alemania, Suiza y otros países, hasta de Polonia y Estonia; esa gente se paga salarios de cinco o seis dígitos, y no dan más que cacahuetes a los verdaderos sobrevivientes. Es Norman Finkelstein quien ha investigado este asunto en su libro La industria del Holocausto[7], citado por Ron Unz.

-Estas tres respuestas abarcan la posición judía, pero no explican de forma completa la aceptación cuasi universal del dogma del Holocausto por las clases dirigentes de todo Occidente. Y aquí viene la cuarta respuesta: “porque el culto del Holocausto es conveniente como instrumento discursivo del Estado profundo contra la mayoría”.

Los sacerdotes del Holocausto predican que la mayoría de los alemanes estuvieron de acuerdo con Hitler y que dieron su aprobación al Holocausto, así que uno no puede aceptar la democracia y no debería confiar en la mayoría, a menos que la mayoría vote como lo ordenan aquellos que saben lo que es bueno para la mayoría. Ahora el New York Times, y sus hermanas menores, están aplicando  esta idea contra los “deplorables” y contra Trump, quien fue elegido por los “deplorables”, pero cuyo puesto no ha sido confirmado por el Estado profundo. En Inglaterra, se valen de esta cuarta respuesta para anular el voto popular a favor del Brexit; y antes de eso, la usaban para llevar a cabo referéndums una y otra vez hasta que obtenían el resultado deseado en Holanda y Suecia.

-La quinta respuesta: “el culto al Holocausto es bueno para los Estados Unidos porque les otorga una licencia para hacerse los sheriffs del mundo”.

Los sacerdotes del Holocausto enseñan que los EUA ganaron la guerra y regresaron a Alemania al mundo libre, a pesar de los deseos de su población. Esto significa que los EUA constituyen la fuerza que evalúa y controla todo lo que el pueblo y hasta las élites en otros países decidan. Ésta es la lógica detrás de las intervenciones estadounidenses desde Granada[8] y Panamá hasta Afganistán y Siria. Si mañana invaden Italia o Hungría, todavía harán referencia a Auschwitz y a Nuremberg. Esto contribuye también a mantener la ocupación estadounidense de Alemania como un dispositivo permanente. Minados por el culto al Holocausto, los alemanes aceptan no poder tomar su destino entre sus manos, y tener que seguir firmemente guiados por los EUA.

-La sexta respuesta: “porque es bueno para justificar la migración ilimitada y las fronteras abiertas”. Cada vez que un gobierno en los EUA o en Italia se niega a recibir el flujo interminable de migrantes, se menciona inmediatamente el Holocausto. Cada agricultor mexicano o africano en busca de una mejor calidad de vida tiene que ser recibido porque los judíos padecieron el Holocausto.

-La séptima respuesta nos llevará hacia aguas profundas, así que puede saltársela si la considera demasiado profunda. Esta respuesta es: “porque es bueno para reemplazar a Cristo”. El dogma del Holocausto es una parodia de la enseñanza cristiana, donde los judíos son ofrecidos como sacrificio, Auschwitz reemplaza a Gólgota, y la creación del Estado de Israel es vista como una nueva Resurrección. Los judíos son esencialmente negadores de Cristo, y para ellos el Holocausto es una ocasión de reducir la Cristiandad a la categoría de “irrelevante después de Auschwitz”[9]. La respuesta alternativa es que Auschwitz es irrelevante después de la Resurrección, pero no hay muchos (o ninguno) teólogos cristianos que se atrevan a decirlo. Los enemigos de Cristo (tanto gentiles como judíos) tienden a apoyar el culto al Holocausto por su trasfondo anticristiano.

El culto al Holocausto no es el último evangelio en la lucha judía contra la fe cristiana; está también el Proyecto Noájida [10]. Comienza donde termina el culto al Holocausto:“El noajismo es un fenómeno teológico de muy reciente impulso. Es una misión sionista que busca crear una religión mundial cuyos creyentes adoran al pueblo judío y al Estado de Israel, sin pertenecer a ninguno de los dos. A los creyentes se les exige aceptar la supremacía del judaísmo pero sin ser aceptados en el seno del pueblo judío y hasta se les prohíbe cumplir con ciertos mandamientos, como la observancia del shabat. Cualquiera que quiera adherirse al noajismo debe, sobre todo, reconocer al pueblo judío y a su Estado”.

Los rabinos de Jabad-Lubavitch esperan que haya muy pronto siete millones de fieles del noajismo; los adeptos al culto del Holocausto ya están en camino de unirse al noajismo porque creen que la muerte de un judío es más importante que la muerte de un no-judío.

Todos estos son puntos importantes que nos llevan a un debate, y esperemos que un día podamos organizar una mesa redonda para discutir la pregunta cardinal: ¿por qué el Holocausto es tan popular y qué significa para todos nosotros?

El ensayo[11] de Unz es un nuevo eslabón en su serie titulada American Pravda[12], donde desmantela la red de mentiras gastadas, tejidas por los medios de comunicación dominantes, socavando todo el discurso en el que basa la nación estadounidense moderna. “La masacre de las vacas sagradas”, podría ser el título de su ensayo. Cada sociedad necesita de una dosis de revisionismo para liberar su espíritu de viejos dogmas.

(En Israel, se les llamó los ‘nuevos historiadores’, a quienes masacraron las vacas sagradas del tipo “esos árabes que voluntariamente habían abandonado sus hogares en 1948” y “los judíos siempre buscaron la paz, mientras que los árabes rechazaban sus ofertas”. Benny Morris y Tom Segev, Avi Shlaim e Ilan Pappe, deconstruyeronel mito de 1948, el de un Estado israelí étnicamente puro luchando por su supervivencia frente a los árabes genocidas. El cambio que lograron en el discurso oficial permitió a Isaac Rabin, ex primer ministro israelí, firmar un acuerdo de paz con Yasser Arafat; aunque este logro fuera borrado después por los siguientes líderes israelíes después del asesinato de Rabin.

Además, nuestra sociedad es el resultado de una masacre de vacas sagradas a gran escala, perpetrada por la generación precedente. Estas víctimas se llaman familia, matrimonio, vida normal, chicos y chicas, feminidad y masculinidad, el domingo a la Iglesia, el estar en forma… tantas verdades establecidas que han sido masacradas en los últimos cincuenta años. Sobre sus ruinas, se han implantado nuevas vacas: las de las minorías de género, las del tóxico y blanco patriarcado, las de la humillación corporal y, de hecho, la del Holocausto es una de las vacas más gordas.

Estas vacas también serán masacradas, en un episodio de justicia poética. Los sacerdotes del Holocausto esperaban que su discurso fundador, el del Holocausto, durara para siempre, fundiéndose sin complicaciones en el marco de la utopía noájida. Pero nada es para siempre, ni siquiera su dogma.

Con la finalidad de defender a sus vacas, nos impusieron sus ‘leyes contra el odio’. Pero las siete razones enlistadas anteriormente no incluyen odio de ningún tipo. No se necesita odiar a alguien para desmentir a los criminales, apoyar a los palestinos, condenar a los funcionarios que ordeñan como vacas a sus países para beneficio propio invocando víctimas difuntas, amar la democracia, respetar a la mayoría, retirar soldados de Alemania, poner un alto a la migración masiva, rechazar el paradigma imperial de ‘invitar a todo el mundo, invadir a todo el mundo’, y amar a Cristo.

Y así es como llegamos a una conclusión inesperada: es bueno rechazar el guión del Holocausto, esté basado en hechos reales o en exageraciones. Aunque los ‘negadores’ estén equivocados en cuanto a los hechos (supongamos que así sea, por motivos de argumentación), están, a pesar de todo, en lo correcto en cuanto a sus conclusiones se refiere. Y Ron Unz, con su publicación, ha hecho una importante contribución por el bien de la humanidad.

Sólo hay una pequeña falta en su excelente ensayo, porque este hombre autodidacta sabe poco sobre Rusia. Mientras que de forma valiente ha demolido los mitos de la historia estadounidense y europea, Unz se tragó por completo la red de mitos relacionados con Rusia. Se creyó por completo cada mentira inventada por los ideólogos occidentales para retomar el control de Rusia y con el tiempo el de sus propios trabajadores. Pero este tema será discutido en nuestro próximo artículo.

P.S. En mi artículo anterior[13], escribí sobre el primer juicio de negación del Holocausto en Rusia.El acusado fue el profesor Roman Yushkov, de la ciudad de Perm. Pues hoy tenemos buenas noticias: el jurado ruso rechazó los cargos contra Yushkov, confirmando así que la negación del Holocausto no es un crimen en Rusia. Y tengo que decir que tampoco en los EUA. Ni la Unión Soviética ni Rusia nunca aceptaron la idea peculiar de la singularidad de las muertes de judíos, tal vez porque los rusos habían perdido a tantos hombres, niños y mujeres en esa misma guerra.

Israel Shamir, 10 de septiembre de 2018

Traducido por Daniel Osuna

*

Texto libre de reproducir si no se corta ni se adjunta nada, y si se menciona sus dos fuentes al ingles y al español, así como los nombres del autor y del traductor.

Fuente original: The Unz Review

Fuente original al español: Red Internacional

*

Para contactar a Israel Shamir:adam@israelshamir.net

Fuente original al francés: Entre la plume et l’enclume

 

*

REFERENCIAS

[1] Aquí el sitio web originalmente en francés y creado en 1996,una auténtica e imprescindible biblioteca revisionista en más de 20 idiomas (sitio actualmente censurado en Francia): http://aaargh.vho.org/index.htmlLa sección en español, la más extensa después de la inglesa, se titula “Solavaya”.

[2] Disponible aquí en español: http://aaargh.vho.org/fran/livres/RGmitos.pdf

[3] Condenado en 2015 a 2 meses de cárcel y a una multa de 9,000 euros por un tribunal de Bélgica por burlarse del Holocausto: https://www.efe.com/efe/america/cultura/el-humorista-dieudonne-condenado-a-dos-meses-de-prision-por-un-espectaculo-antisemita/20000009-2773384

[4] Sobre el caso Madoff, ver el siguiente artículo de Israel Shamir, disponible en español: http://www.israelshamir.com/spanish/el-caso-madoff-peque-a-gu-a-para-antisemitas-perplejos/

[5]https://forward.com/opinion/191988/is-the-jewish-swindler-ready-for-his-close-up/

[6]https://www.haaretz.com/us-news/.premium-if-trump-falls-some-testimonies-could-spark-anti-semitic-backlash-1.6412943

[7]https://aaargh.vho.org/fran/livres10/FINKindespa.pdf

/https://www.akal.com/libro/la-industria-del-holocausto_34967/

[8]https://the-spark.net/eighty151.html

[9]http://www.holocaust-trc.org/faith-in-god-and-man-after-auschwitz-theological-implications/

[10]https://www.haaretz.com/israel-news/.premium-the-messianic-zionist-religion-that-wants-to-recruit-7-billion-members-1.6455144

[11] Disponible en inglés: http://www.unz.com/runz/american-pravda-holocaust-denial/

[12]http://www.unz.com/topic/american-pravda/

[13]https://redinternacional.net/2018/08/31/trump-y-corbyn-y-la-advertencia-de-rusia-sobre-siria-por-israel-shamir/

Artículos de Shamir sobre la negación del Holocausto:

[14] Disponible en español: los cazadores de vampiros

[15] Disponible en español: ¿Por quién doblan las campanas?

Print Friendly, PDF & Email
A %d blogueros les gusta esto: