Caza al hombre

45745747

El (pen)último eslabón de este acoso ha sido el Real Decreto que establece que instancias administrativas ajenas a la administración de Justicia pueden ‘certificar’ la ‘veracidad’ de denuncias por supuestos delitos relacionados con la mal llamada violencia de género.

La veda de caza o pesca es la prohibición que establecen las autoridades competentes para la práctica de estas actividades que de forma habitual tiene vigencia durante un periodo de tiempo acotado y diferente según las distintas especies y épocas del año.

Tanto su activación o apertura de la veda, como su cierre, que aguardan con pasión los amantes del noble arte cinegético, colaboran en la protección del ecosistema, el patrimonio natural y la biodiversidad de la flora, pero sobre todo de la fauna.

67457
El 75% de las personas que se suicidaron en España en 2016 eran hombres.

 

De un tiempo a esta parte pareciera que el varón constituye el único ejemplar de la biodiversidad terrestre que merece ser extinguido.

El espécimen más preciado para sus depredadores en España es el del varón blanco que integra en todos sus niveles su natural ser heterosexual y que en lo ideológico se identifica con todo aquello que no sea socialismo (con sus distintos pelajes), nacionalismo (no importa que sea burgués si procura la ruptura de la nación española) o republicanismo histérico-memorioso.

Será un ‘medalla de oro’ el ejemplar que, además de todo ello, muestre en público un compromiso coherente y sostenido en el tiempo con la fe católica expresada en su catecismo y su doctrina social.

El (pen)último eslabón de este acoso ha sido el Real Decreto aprobado en pleno mes de agosto por el que un Gobierno famélico de apoyos parlamentarios establece que instancias administrativas ajenas a la administración de Justicia pueden ‘certificar’ la ‘veracidad’ de denuncias por supuestos delitos relacionados con la mal llamada violencia de género.

Esta ‘verificación’ servirá para anular cualquier posibilidad, por remota que ya sea, de mantener (o tener posibilidad de alcanzar) un régimen de custodia compartida en procesos de separación y divorcio en los que estén implicados un hombre y una mujer.

Semejante andanada ha sido realizada bajo el rimbombante título de “medidas urgentes para el desarrollo del Pacto de Estado contra la violencia de género”, un engendro partitocrático al que se sumaron sin distinciones ideológicas PSOE, PP y Ciudadanos, junto a grupos menores en el Congreso. Sólo a Podemos se le quedó corto.

La caza al hombre blanco, heterosexual, etc. es un hecho incontestable en nuestra nación. Un botón de muestra evidente es la diferencia en el tratamiento político y mediático que se ha ofrecido a los integrantes de ‘La Manada’ sanferminera y a los de otras jaurías formadas por personas mahometanas involucrados en hechos similares a los sucedidos en Pamplona.

Con este panorama, cabe preguntarse qué varón conocedor de este acoso y de las armas arbitrarias con las que ha cargado sus santabárbaras el feminismo radical, va a comprometerse en una relación de igualdad esencial, complementariedad, colaboración, entrega, gratuidad, etc. con una mujer.

Este temor no es nuevo. Ya lo explicaba Charles Peguy a principios del siglo XX:

“Sólo hay un aventurero en el mundo, como puede verse con diáfana claridad en el mundo moderno: el padre de familia. Los aventureros más desesperados son nada en comparación con él. Todo en el mundo moderno está organizado contra ese loco, ese imprudente, ese visionario osado, ese varón audaz que hasta se atreve en su increíble osadía a tener mujer y familia. Todo está en contra de ese hombre que se arriesga a fundar una familia. Todo está en su contra. Salvajemente organizado en su contra”.

Es la hora de los valientes.

Nicolás de Cárdenas, 23 agosto 2018

*

Fuente ACTUALL: https://www.actuall.com/criterio/democracia/caza-al-hombre/

Print Friendly, PDF & Email
A %d blogueros les gusta esto: