Cuatro razones geopolíticas para un Conflicto con Irán – por Chris Kanthan

Olvídese de la cacofonía sobre el programa nuclear de Irán; Netanyahu y los neoconservadores han estado gritando sobre la inminente destrucción del mundo por las inexistentes armas nucleares de Irán durante más de veinte años. La verdad es que Irán está en la mira de los imperialistas occidentales por cuatro razones geopolíticas principales:
*

1. Competencia petrolera

 

En términos de reservas probadas en el mundo, Irán es el cuarto país con mayor volumen de petróleo y el segundo con mayor volumen de gas natural. Por lo tanto, un Irán libre pondría en peligro el papel de Arabia Saudita como primer productor de petróleo.

Para dar un poco de contexto histórico, la única razón por la que los saudíes son tan ricos ahora es porque Irán ha estado virtualmente aislado desde 1979 debido a las severas sanciones estadounidenses. Durante décadas antes de eso, Irán ocupaba el primer lugar en la producción y refinación de petróleo, pero todo cambió cuando los saudíes se pusieron de acuerdo con los financieros internacionales para crear el esquema de petróleo por dólar (“petrodólar”) en la década de 1970 durante la crisis del dólar. A cambio, los imperialistas occidentales convirtieron a Irán en un villano global. Así, en 1970, Irán producía más petróleo que Arabia Saudita; sin embargo, en 1980, ¡los saudíes producían seis veces más petróleo que los iraníes!

El resurgimiento de Irán también significará competencia para las compañías petroleras y de esquisto estadounidenses que han estado incrementando la producción desde 2011 (¡cuando Libia fue destruida!).

Crude oil production

Producción industrial: Minería: Petróleo crudo

2. Desafío a Israel

Israel quiere vecinos árabes débiles a los que pueda pisotear y arrebatarles petróleo y tierra; un buen ejemplo son los Altos del Golán, donde hay enormes reservas de petróleo. Hay israelíes que sueñan con un Gran Israel, que abarque tierras de muchos países vecinos. Irán es fuerte e independiente; ayudó a derrotar a los yihadistas de Al Qaeda e ISIS en Siria; es muy probable que ayude a los rebeldes antisauditas en Yemen; y arma a Hezbolá, que puede darle un puñetazo en la nariz a Israel si este último se entromete en el Líbano.

3. Divide y vencerás; Venta de armas

Si todos en el Medio Oriente se llevaran bien, no habría necesidad de bases militares estadounidenses, y Arabia Saudita no estaría comprando armas estadounidenses y británicas. ¡Eso sería terrible! Para el complejo militar-industrial, el Medio Oriente ha sido una vaca lechera durante las últimas dos décadas. Las guerras perpetuas significan una enorme especulación bélica para los contratistas privados y las corporaciones de defensa. Para las élites geopolíticas, el control de las naciones y regiones es imperativo.

Por lo tanto, lo mejor para los imperialistas occidentales es alimentar el conflicto sunní-shií, saudí-iraní y mantenerlo a un paso de una guerra completa; después de todo, las corporaciones no quieren que sus oleoductos y refinerías sean destruidos. En geopolítica, esta estrategia se llama “caos controlado”.

4. Alianza Eurasiática de Irán-China-Rusia

Hay una gran lucha por el control de Eurasia, e Irán es una pieza clave en ese tablero de ajedrez geopolítico. Mientras Irán estuviera aislado y débil, no importaba. Pero ahora Irán está entrando en todo tipo de alianzas militares y económicas con Rusia y China; los dos países que han sido etiquetados por la administración Trump como “potencias rivales” y “potencias revisionistas” que han anunciado una era de “competencia entre grandes potencias”.

Eurasia
Irán también es un componente clave de la Ruta de la Seda de China (también llamada “Iniciativa Cinturón y Ruta” o ” Un cinturón, Una Ruta”). Los trenes de mercancías de China tienen que pasar por Irán en su camino hacia África y Oriente Medio. Desestabilizar Irán significa sabotear la Ruta de la Seda de China, y eso sería muy deseable para los imperialistas occidentales.
Silk Road China Eurasia

Las pesadillas de Occidente

Sin embargo, si la coalición Irán-Rusia-China sobrevive, significará lo siguiente para Occidente:

– La incapacidad de conquistar Siria y Líbano.

– La posible pérdida de Irak, ya que hay una gran mayoría chiíta. Esto, a su vez, conducirá a la formidable Media Luna chiíta – cuatro naciones contiguas de Líbano-Siria-Irak-Irán. (*Líbano = Hezbolá, en las mentes de Israel y Estados Unidos)

Iran Iraq Syria

– La pérdida parcial de Turquía, un miembro fundamental de la OTAN. Las relaciones entre Erdogan y Estados Unidos ya están en crisis; y Turquía está comprando misiles a Rusia, acercándose a Irán y planeando unirse a la iniciativa Un Cinturón, Una Ruta de China.

– La pérdida parcial de Qatar como Estado vasallo. Qatar trabaja duro para complacer a la clase dirigente de EE.UU. y UE y alberga una enorme base militar estadounidense. Sin embargo, Qatar también comparte el yacimiento de gas natural más grande del mundo con Irán, que se ha convertido en un aliado aún más estratégico e indispensable tras el bloqueo saudí del año pasado.

– El posible desalojo de las bases militares estadounidenses en Afganistán, un país que limita con Irán y que ahora quiere unirse al CPEC (Corredor Económico China-Pakistán). Eso es tan prometedor que Pakistán le está mostrando el dedo del medio diplomático a Washington DC.

Conclusion

Básicamente, EE.UU. está a punto de perder su hegemonía en una cadena contigua de países desde Oriente Medio hasta China. Los cuatro líderes que han estado trabajando activamente en esto son las potencias de Rusia, Irán, Siria y Líbano. China está ayudando silenciosamente en el frente económico, mientras se cuida de no desafiar militarmente a Estados Unidos, al menos no demasiado.

 

Putin, Assad, Rouhani, Nasrallah
Éstas son las razones por las que los imperialistas occidentales intentan fervientemente derrocar al actual régimen iraní. Los neoconservadores como Bolton se están asociando al MEK, un grupo terrorista sectario que fue convenientemente considerado inocuo por el gobierno de Estados Unidos en 2012. El triunfo de la retirada del acuerdo nuclear de Irán (PAIC) da a los halcones una oportunidad más para aplastar la economía iraní a través de sanciones, lo que también obligará a las empresas europeas a retirarse de Irán y obligarlas a regresar a la línea de los dictados estadounidenses.

A los belicistas no les importa mucho lo que suceda después de un cambio de régimen. Si Irán está envuelto en una amarga guerra civil entre islamistas y secularistas durante la próxima década, sería simplemente espléndido. El caos puede ser utilizado para destrozar Irán: Baluchistán al este, Juzestán al sur y Kurdistán al noroeste. Esto garantizará que Irán no vuelva a ser una potencia regional influyente. Por supuesto, todo esto significaría también que millones de refugiados se apresurarían a entrar en Europa y EE.UU., pero las maquinaciones geopolíticas son despiadadas.

Chris Kanthan, 27 mayo 2018

 

Fuente

***

Chris Kanthan es un autor de San Francisco, y escribe sobre política, asuntos mundiales, alimentos y salud. Le encanta viajar y ha estado en 35 países de todo el mundo. Síguelo en Twitter: @GMOChannel y su blog. Chris es también el autor de “Deconstructing Monsanto” (“Deconstruyendo a Monsanto”), disponible en Amazon.

Print Friendly, PDF & Email
A %d blogueros les gusta esto: