Los hechos inexplicables en torno al COVID 19 – por Larry Romanoff

 

 

Se descubre que la epidemia COVID 19 empezó mucho antes de su inicio oficial, no en China, sino a partir de EEUU; las autoridades ocultaron los hechos, para echarle la culpa a China; ya está claro que se trata de una pandemia artificial, orquestada en distintos países, con variedades distintas del virus. El caso de la “segunda ola” es más artificial aún que la primera; pues la vacuna que se nos quiere imponer tiene como objetivo principal la esterilización de las mujeres.

 

Examinemos el patrón normal de un brote de una enfermedad infecciosa típica. De acuerdo con el CDC de los Estados Unidos:[1]

“Un brote de origen común es aquel en el que un grupo de personas se expone a un agente infeccioso o una toxina de la misma fuente. Si se trazara el número de casos durante una epidemia a lo largo del tiempo, el gráfico resultante… tendría típicamente una pendiente ascendente y una pendiente descendente más gradual (la llamada “distribución logarítmica normal”). Un brote propagado es el resultado de la transmisión de una persona a otra [generalmente] por contacto directo de persona a persona…”. Los brotes propagados suelen presentar varios picos con una o dos semanas de diferencia, y la epidemia normalmente se extingue después de varias de estas generaciones.

“Algunas epidemias tienen características tanto de las epidemias de origen común como de las epidemias propagadas. El patrón de un brote de origen común seguido de una propagación secundaria de persona a persona no es infrecuente”. Los CDC afirman que también pueden producir varias generaciones o picos durante las siguientes semanas. Pero en todos estos casos de brotes de agentes infecciosos naturales, la propagación y el momento en que se producen siguen esencialmente el mismo patrón típico, tal vez alargado, pero con un momento cercano a los picos. Aquí hay tres gráficos del CDC para ilustrar. Se puede ver claramente que tenemos un aumento (rápido si es de una sola fuente, lento si se propaga o se mezcla), luego un pico, una disminución gradual y un cese.

La temida “segunda ola”

Aunque la literatura sobre este punto es confusa debido a una multiplicidad de factores, no hay pruebas que apoyen la afirmación de una “segunda ola” natural para las infecciones. Una epidemia o pandemia se manifiesta comenzando lentamente, aumentando exponencialmente, alcanzando su punto máximo, y luego disminuyendo lentamente y desapareciendo. Puede haber infecciones aisladas que aparecen más tarde, pero no inician una nueva epidemia. Una de las principales curiosidades inexplicables de COVID-19 es que desde el principio del proceso, los medios de comunicación estadounidenses nos prepararon fervientemente para una “segunda ola”. Para aumentar la plausibilidad del cuento “chino”, la vincularon con la aparición natural de la gripe que normalmente ocurre cuando el clima se vuelve frío en otoño e invierno, pero eso fue deliberadamente engañoso, una inducción patentemente deshonesta, dirigida a la mayoría que no piensa. Recordemos que no es un virus de la gripe; es un virus del SARS, una cepa diferente, pero no se llamó originalmente SARS-CoV-2 por nada, y no había razón para esperar que se comportara como, o actuara en conjunto con la gripe común. Y de hecho, todas las naciones experimentaron sus brotes de COVID-19 en marzo o abril y, mucho antes del brote del clima frío, el virus ya había alcanzado un pico y se había reducido en muchos países hasta el punto de que había desaparecido, o casi.

Al investigar otras epidemias o pandemias recientes como la H3N2 de 1968 o la H1N1 de 2009, no encontramos pruebas de ninguna “segunda ola”. El H1N1 de 2009 fue típico, aunque prolongado, y duró desde abril de 2009 hasta febrero de 2010, pero alcanzó su punto máximo en mayo o junio y disminuyó lentamente hasta el final del año. Otros son similares. A continuación se presentan algunos ejemplos de patrones de distribución típicos. La cola del virus en China está truncada debido a las fuertes medidas de contención aplicadas; el pico proviene de una actualización de los datos, ya que no se habían cotejado aún todas las infecciones. Se puede ver que China había llegado al final, Arabia Saudita y Bolivia casi al final, la India y la Argentina se están quedando atrás. Todos los gráficos son cortesía de Worldometer. (La “gripe española” de 1918 fue una anomalía. Ver nota (1) en las notas finales).

 

Europa Occidental

Nótese que no hay casos de “distribución normal” para Europa Occidental, donde cada nación fue golpeada con una “segunda ola”. Suiza, España, el Reino Unido y muchos otros pasaron bruscamente de esencialmente cero a 20.000 o 30.000 nuevas infecciones por día, un patrón que carece de toda explicación histórica o epidemiológica. Parecía que alguien no había hecho bien su trabajo la primera vez, y volvió a intentarlo de nuevo. Veamos algunos ejemplos.

 

Volviendo a Europa del Este

La pequeña Letonia es típica de muchos países. El brote inicial de marzo fue tan pequeño que fue casi invisible, luego se redujo y murió. Hubo algunas infecciones dispersas, pero nada que causara un resurgimiento. Luego, repentina e inexplicablemente una enorme explosión a principios de octubre. Casi toda Europa del Este siguió este patrón, con Rusia y Bielorrusia como dos notables excepciones. Miremos a Rusia:

Observé a Rusia muy de cerca desde principios de 2020. Durante unos dos meses, las infecciones se mantuvieron estables a sólo unos pocos cientos por día. Rusia había implementado muchas medidas de contención y comenzó a parecer que el virus no sería un evento. Luego, de repente, una explosión en abril con nuevas infecciones que rápidamente se elevaron a más de 10.000 por día, y ocurrieron simultáneamente en casi todas las áreas del país. Fue doloroso observar a Rusia durante cuatro meses tratando de bajar la tasa de infección diaria por debajo de 5.000, pero finalmente 4.900, 4.800, y parecía que la cola se acercaba, entonces de repente otro salto explosivo a casi 30.000, de nuevo simultáneamente en todas las regiones, y todavía aumentando. No hay infección que se manifieste de esta manera sin ayuda humana.

Siguiendo con Rusia, el país experimentó altas infecciones pero una tasa de mortalidad comparativamente baja, para consternación de muchos en Occidente, tanto que Reuters publicó un artículo asombrosamente estúpido titulado “Los expertos quieren saber por qué el Coronavirus no ha matado a más rusos”. 2] “De mal gusto” y “deplorable” fueron dos de los adjetivos más amables usados en Reuters en la instantánea reacción pública, así que lo enmendaron a “Los expertos cuestionan por qué el coronavirus no ha matado a más rusos”, pero no hay mejora en la censura pública así que una tercera encarnación, “Los expertos cuestionan los datos rusos sobre el número de muertes de Covid-19”. El Secretario General de la OTAN Jens Stoltenberg se unió para apoyar a Reuters declarando que Rusia estaba “difundiendo… desinformación… tratando de cambiar el orden mundial”. “La portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso, Maria Zakharova, observó drásticamente en un post de Facebook que un ‘orden mundial’ en el que se considera aceptable lamentar por qué un virus no mató a más rusos, probablemente podría necesitar un cambio”. Helen Buyniski cubrió esto en un encantador artículo en RT; te recomiendo que lo leas.[3]

 

Turquía

Luego tenemos el extraño caso de Turquía. Las nuevas infecciones diarias habían sido de alrededor de 1.000, seguidas de un rápido aumento a alrededor de 5.000, para luego explotar repentinamente a 30.000 – en un día – y aumentar. Al igual que en Rusia, no se conoce ningún brote de patógenos naturales que se manifieste de tal manera. Esto es sólo una idea, pero si quisiera castigar a alguien por comprar y activar misiles rusos S-400, este podría ser un buen método.

 

El Bendito Triunvirato

También es digno de mención que mientras la mayoría de las naciones recibieron sólo una segunda ola, los EE.UU., Japón y Corea del Sur fueron bendecidos con una tercera ola, aparentemente habiendo recibido el estatus de Nación Más Favorecida por el COVID-19. (Copié este término de un artículo en Counterpunch de Paul Street.[4])

 

Otra curiosa manifestación de “Dos Ondas”

Como he señalado anteriormente, no existe una “segunda ola” natural para una epidemia, y mucho menos de este tipo: Nadie ha abordado aún el hecho de que prácticamente todos los países del mundo fueron afectados por COVID-19 prácticamente al mismo tiempo, en dos explosiones[5]. Hubo dos olas: la primera afectó a 25 países de todos los continentes, en los que los médicos confirmaron su primera infección doméstica con tres días de diferencia. En la segunda ola, casi exactamente un mes después, 85 países confirmaron su primera infección doméstica, de nuevo casi todos con tres días de diferencia, y todos en múltiples lugares. No debería ser necesario señalar que ninguna epidemia natural puede manifestarse de esta manera sin ayuda humana.

Un virus natural simplemente no tiene la capacidad de infectar simultáneamente 85 países diferentes en todos los continentes del mundo, con brotes en múltiples lugares en cada país – y todos en el mismo día. Tal vez sea aún más curioso que estos países no se infectaron todos con la misma variedad del virus, y cada país experimentó tantas infecciones múltiples en diferentes provincias que ninguno fue capaz de identificar definitivamente a todos sus varios “pacientes cero”. Considerando la información anterior a la luz de los hechos básicos conocidos de la transmisión del virus, la intuición sugiere al menos la posibilidad de que haya habido muchas personas portadoras de un cubo de virus vivos. Todo esto constituye una evidencia prima facie de un ataque con armas biológicas. Escribí un artículo anterior titulado, “COVID-19 necesita una investigación criminal”.[6] Y todavía lo hace.

 

Buscando el origen

Un virólogo italiano de alto nivel, Giuseppe Remuzzi, publicó artículos en The Lancet y en otros medios en los que afirma que los médicos italianos recuerdan ahora haber visto “una neumonía muy extraña y muy grave, particularmente en personas mayores en diciembre e incluso en noviembre [2019]”[7], lo que sugiere que el virus estaba circulando, al menos en Lombardía, y antes de que tuviéramos conocimiento de que este brote estaba ocurriendo en China”.

Italia detectó rastros del virus en las aguas residuales desde el verano de 2019, y Francia, España, los Países Bajos y otras naciones han hecho los mismos descubrimientos. En Brasil, los investigadores encontraron muestras de COVID-19 en las a principios de noviembre de 2019. Las muestras de sangre en Italia mostraron el virus presente en septiembre. En España, los investigadores encontraron el virus en las aguas residuales recogidas en marzo de 2019. The Irish Mirror informó que “muchos países están comenzando a utilizar muestras de aguas residuales para rastrear la propagación de la enfermedad”, y los científicos afirmaron que estas detecciones eran “concordantes con las pruebas que están surgiendo en otros países” de queel  COVID-19 estaba circulando por el mundo mucho antes de que China informara de sus primeros casos, todos los cuales tendrían que haberse originado necesariamente en los EE.UU. y haber sido transportados por todo el mundo porque sólo los EE.UU. tenían todos los diferentes tipos, lo que significa que el virus había estado circulando (y mutando) allí durante meses antes de contaminar el mundo.

Los italianos han demostrado “inequívocamente” la presencia del virus en muchos individuos a partir de 2019, en muestras médicas congeladas tomadas durante otros exámenes y ahora analizadas para detectar el COVID-19. Muchas de ellas han resultado de exámenes de cáncer, de radiografías de tórax y de donaciones de sangre. Los medios de comunicación no estadounidenses han cubierto estos descubrimientos con cierto detalle[9][10][11][12][13][14][15][16], pero mientras que los chinos y europeos lo saben, los estadounidenses y canadienses no lo saben porque los propietarios de sus principales periódicos y cadenas de televisión no quieren que lo sepan.

Los investigadores franceses obtuvieron pruebas del Covid-19 a partir de muestras congeladas, donde se mantienen a -80°C durante años, el mismo método que permite a los laboratorios antidopaje mantener muestras de atletas durante años cuando surgen nuevos métodos para detectar drogas ilegales. Para el virus, utilizan dos métodos distintos: una prueba serológica que busca anticuerpos en la sangre, y una prueba virológica, RT-PCR, una técnica muy sensible que busca el genoma real del virus, su información genética específica”[17][18].

Los virólogos franceses han llegado a la conclusión de que “el brote de coronavirus en Francia no fue causado por casos importados de China, sino por una cepa de origen desconocido que circulaba localmente…”,[19] y, según otros estudios, esa cepa sólo existía en los Estados Unidos. Mi información es que Italia, España y Portugal han llegado a la misma conclusión. Los datos también muestran que los primeros casos de COVID-19 de Canadá procedían de los EE.UU. y no de China.[20]

Varias ciudades americanas hicieron los mismos descubrimientos del virus en sus muestras de aguas residuales a partir de 2019. Los medios de comunicación de EE.UU. no recogieron las historias, pero los periódicos locales sí. Fue en ese momento que Pompeo emitió otra orden de mordaza que prohibió a los hospitales y laboratorios revelar cualquier información sobre el virus directamente al CDC o a los medios de comunicación, sino que todo debe pasar por la Casa Blanca. Eso mató todos los informes posteriores de COVID-19 en las aguas residuales de América en el segundo y tercer trimestres de 2019.

Con el volumen acumulado de pruebas, parece ahora una certeza que el COVID-19 estaba circulando en los EE.UU. desde junio o julio de 2019, mucho antes de lo admitido, y  la prevención (y  prohibición) de comunicación de pruebas por parte del CDC era para enterrar estas pruebas. Un ejemplo de ello fueron los titulares de los medios de comunicación de EE.UU. del 21 de junio de 2020, en los que se afirmaba que “más de 40 misteriosas muertes respiratorias en California podrían reescribir dramáticamente la narrativa de COVID-19” en EE.UU.[21] El LA Times informó sobre “un grupo de misteriosas muertes respiratorias” a partir de diciembre de 2019. El sitio web de noticias locales www.bakersfield.com declaró que esto significaba que COVID-19 estaba circulando en California “mucho antes de lo que sabíamos”. La evidencia de COVID-19 también se encontró en muchas donaciones de sangre recogidas de residentes en nueve estados de los EE.UU. a mediados de diciembre, según un estudio publicado el 30 de noviembre en la revista Clinical Infectious Diseases. Y no olvidemos demasiado rápido que los turistas japoneses fueron infectados en Hawaii en septiembre de 2019.

En Internet se han visto muchos mensajes de estadounidenses -incluyendo muchos médicos- que afirman haber contraído infecciones a partir de septiembre de 2019, todos describiendo síntomas similares concordantes con el COVID-19. He recibido muchos mensajes de estadounidenses en Washington, Nueva York, California, Maryland, Virginia y otros estados, así como de Alemania e Italia, afirmando infecciones similares ya a finales de septiembre, afirmaciones demasiado numerosas, demasiado detalladas y demasiado similares para ser ignoradas.

El Gobernador de Nueva York, Cuomo, sigue afirmando que el “Coronavirus llegó a Nueva York desde Europa, no desde China”, pero esto es más bien una medida preventiva para desviar la culpa que seguramente seguirá a la conclusión ineludible de que Europa fue sembrada desde los EE.UU. La base de su afirmación parece ser únicamente que la cepa del virus que afecta a Nueva York e Italia son idénticas, la culpa se atribuye a los viajeros procedentes de Italia que infectan a los estadounidenses en Nueva York, ignorando el hecho de que los aviones, las personas – y los virus – viajan en ambas direcciones con igual facilidad y todas las pruebas son de que la infección se produjo en la otra dirección[22][23]. Dado que sólo los EE.UU. contenían todas las variedades de este virus, la suposición más lógica es que la ruta de viaje era de los EE.UU. a Italia.

Otros en los EE.UU. han usado el mismo razonamiento direccional, aún sin justificación. Investigadores americanos rastrearon el inicio del brote de COVID-19 en Los Ángeles y encontraron que la mayoría de los primeros casos pueden remontarse a Europa. Examinaron alrededor de 200 pacientes con resultados positivos en la prueba de reacción en cadena de la polimerasa de transcripción inversa (RT-PCR) para el SARS-CoV-2, y encontraron que el 82% de los casos compartían la mayor similitud con los originados en Europa mientras que sólo el 15% provenía de Asia. Esto sugiere que los genomas del SARS-CoV-2 en Los Ángeles estaban predominantemente relacionados con la cepa viral de la ciudad de Nueva York, y no con la de Wuhan o China. En julio de 2020, el CDC de los Estados Unidos publicó un informe en el que se decía que las muestras de SARS-CoV-2 en la ciudad de Nueva York se asemejaban a las que circulaban en Europa, lo que sugería probables introducciones del virus desde Europa, otros lugares de los Estados Unidos e introducciones locales desde dentro de Nueva York[24]. Una vez más, ignoran el hecho ineludible de que los viajes son una calle de doble sentido.

Japón, Corea del Sur, Italia e Irán informaron que sus brotes domésticos de COVID-19 no provenían de China sino que mostraban una conexión con los Estados Unidos. Japón y Taiwán han documentado pruebas de que varios japoneses se infectaron en Hawai a finales de septiembre de 2019. Asimismo, los enormes brotes acumulados en Washington y Nueva York fueron de origen interno, sin que se haya demostrado su conexión con China[25]. El Primer Ministro de Australia declaró que el 80% o más de todas las infecciones de su país procedían de los Estados Unidos[26], mientras que Islandia confirmó que algunas de sus infecciones por coronavirus se habían rastreado hasta Denver. El alcalde de Belleville, Nueva Jersey, Michael Melham, dijo que ha dado positivo en las pruebas de anticuerpos del coronavirus, añadiendo que lo contrajo en noviembre, más de dos meses antes de que se informara del primer caso confirmado en los EE.UU.[29] Anders Tegnell, jefe de epidemiología de Suecia, dijo que el coronavirus podría haber estado circulando en el país desde noviembre[30].

También hubo una investigación independiente de un genetista de Cambridge que sugirió que el coronavirus podría haber estado circulando mucho antes de lo que se creía, afirmando también poderosas pruebas circunstanciales de que el virus no se originó en Wuhan[31]. En un artículo publicado en mayo de 2020 en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, informó sobre tres cepas principales del virus que denominó A, B y C. Su investigación determinó que la A era la variante fundadora porque era la versión más similar al tipo de SARS-Cov-2 descubierto en murciélagos. Pero la cepa A no existía en China, con sólo un puñado de muestras descubiertas en todo el país, y las de los ciudadanos americanos. Wuhan estaba infectado con el tipo B, una versión dos mutaciones de la A, lo que significa que no pudo haberse originado en China porque no tenía una fuente anterior de la que mutar.

Además, un científico alemán ha reunido recientemente un volumen de pruebas de que el virus en Europa se propagó desde (pero no necesariamente se originó en) el norte de Italia[32]. El principal virólogo alemán Alexander Kekule dijo que “[el COVID-19] que prolifera en todo el mundo no procede de la ciudad central china de Wuhan, sino de una mutación del norte de Italia”. La cepa italiana se llama mutante “G”, que tiene mutaciones genéticas, y es probable que sea más contagiosa que la variante encontrada en Wuhan. Dijo que más del 99% de los casos de COVID-19 pueden ser rastreados genéticamente hasta la variante italiana, e incluso los casos actuales en China son reimportados desde Europa y el resto del mundo. Señaló que al menos para la pandemia europea, “el disparo de salida fue hecho en el norte de Italia”.

Hay más. Investigaciones recientes realizadas conjuntamente por expertos británicos y alemanes, testificaron que la variante del nuevo coronavirus más cercana a la descubierta en murciélagos fue en realidad encontrada principalmente entre los casos de los EE.UU., más que en Wuhan. Expertos de la Universidad de Cambridge y sus pares de Alemania analizaron 160 genomas de virus que se extrajeron de pacientes humanos en todo el mundo y encontraron que el coronavirus mutó en tres cepas distintas. Encontraron que la mayoría de los casos portaban el virus tipo A – el tipo ancestral de virus, que es el coronavirus de murciélago, con una similitud de secuencia del 96 por ciento con el virus humano – se observaron principalmente sólo en pacientes de los EE.UU. y Australia. Y de los cinco individuos con el tipo A detectados en Wuhan, todos eran pacientes estadounidenses que habían residido allí[33] El tipo C es una variante del tipo B, que se ve más comúnmente en los países europeos y también es evidente en Singapur y Corea del Sur, así como en Hong Kong y Taiwán en China. Su otra conclusión fue que debido a que el virus muta significativamente más rápido fuera de China, la propagación europea probablemente ocurrió entre el 13 de septiembre de 2019 y el 7 de diciembre de 2019.

Zeng Guang, el epidemiólogo jefe de los CDC de China dijo que una de las razones por las que China identificó el virus y los peligros de una epidemia fue por su experiencia con el SARS, y a partir de ahí la nación estableció un sistema de notificación para la neumonía por causas desconocidas. Pero dijo que eso también hizo que China fuera fácilmente malinterpretada. Otras naciones, incluyendo los Estados Unidos, experimentaron enfermedades respiratorias que casi con seguridad eran COVID-19 pero no buscaban un patógeno externo y por lo tanto no lo encontraron, como en el caso de la epidemia de muerte en vómito de los Estados Unidos y similares[34]. También dijo que los estudios muestran “una posibilidad muy alta” de que el COVID-19 emergiera por primera vez fuera de China.

Ahora se acepta más o menos universalmente la evidencia de que el mercado de Huanan en Wuhan fue víctima de COVID-19, no fue el lugar de su origen. Y de hecho, la primera persona en China de la que se demostró que estaba infectada por el virus, no había tenido ningún contacto con ese mercado, ni tampoco alrededor del 30% de las primeras víctimas. Además, las cepas del virus en Italia, Irán, Japón, Taiwán, Corea del Sur, son diferentes de la que contaminó a Wuhan. Dado que sólo los EE.UU. tienen todas las cepas, parece que esas infecciones deben haberse originado allí.[35] Los científicos chinos están seguros de que el origen y la distribución del virus se puede encontrar si todas las naciones cooperan. Desafortunadamente, los EE.UU. se niegan a hacerlo, bloqueando todos los intentos de cooperación en este asunto – mientras que exigen que China sea investigada.

 

Conocimiento previo – ¿Quién sabía qué y cuándo?

Todos Philipson, un economista que fue presidente en funciones del Consejo de Asesores Económicos (CEA) dijo que su equipo alertó a la Casa Blanca sobre los peligros de un inminente brote pandémico unos tres meses antes de que el Covid-19 estallara en los EE.UU. En una entrevista con Poppy Harlow de la CNN dijo que fue coautor y publicó un informe del CEA titulado “Mitigando el impacto de la influenza pandémica a través de la innovación de la vacuna” que advirtió que una enfermedad pandémica podría matar hasta medio millón de estadounidenses y causar hasta 3,79 billones de dólares en daños a la economía de los EE.UU., declarando que el informe fue presentado al Presidente Trump o a sus altos funcionarios y que “La Casa Blanca está plenamente consciente de lo que el CEA publica”[36].

Un poco más al grano, un informe de la ABC News declaró, “Las preocupaciones sobre el [COVID-19] se detallaron en un informe de inteligencia de noviembre del Centro Nacional de Inteligencia Médica (NCMI) del ejército, según dos oficiales familiarizados con el contenido del documento. La línea de tiempo de la parte de inteligencia de esto puede estar [incluso] más atrás de lo que estamos discutiendo”, dijo la fuente de los informes preliminares de Wuhan”. La fuente de inteligencia citada por ABC dijo además, “Los analistas concluyeron que podría ser un evento cataclísmico”. Y el Washington Post escribió que “. . . los informes de las agencias de inteligencia de EE.UU. a partir de enero que advirtieron de la escala e intensidad del brote de coronavirus en China, [en Wuhan] podría convertirse en una “pandemia total””.

La CNN tenía este informe: “El Centro Nacional de Inteligencia Médica (NCMI) del ejército de los EE.UU. compiló un informe de inteligencia de noviembre en el que “los analistas concluyeron que podría ser un evento cataclísmico”, una de las fuentes del informe del NCMI dijo a ABC News. La fuente dijo a ABC News que el informe de inteligencia fue entonces informado “en múltiples ocasiones” a la Agencia de Inteligencia de Defensa, al Estado Mayor Conjunto del Pentágono y a la Casa Blanca. El Pentágono, la Oficina del Director de Inteligencia Nacional y el Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, originalmente se negaron a hacer comentarios.” Más tarde negaron el conocimiento del informe, pero ABC estaba lo suficientemente seguro de la fiabilidad de sus cuatro fuentes no relacionadas que republicaron repetidamente el artículo durante días después de la negación del NCMI.

Tal vez lo más sorprendente de todo, la televisión israelí y otros medios de comunicación afirmaron que las agencias de inteligencia de EE.UU. alertaron a Israel sobre el brote de coronavirus en China en noviembre, mucho antes de que los chinos tuvieran idea de que el juego estaba en marcha[37]. Según las noticias del Canal 12 de Israel, la comunidad de inteligencia de EE.UU. se enteró de la enfermedad emergente en Wuhan en la segunda semana de ese mes y elaboró un documento clasificado. Afirmaron que Trump “no lo consideraba de interés”, pero los estadounidenses entregaron su documento clasificado tanto a la OTAN como a las FDI de Israel – que informaron al gobierno, que luego lo filtró a los medios. Afirmaron que no estaba claro si el informe de la NMCI era el mismo que se envió a la OTAN y a las FDI. Las autoridades de EE.UU. negaron esto, pero los medios de comunicación israelíes fueron firmes en su afirmación de que la información era válida y siguió el camino que declararon. El Times de Israel tiene una buena reputación por sus reportajes de hechos y no puede ser descartado tan fácilmente como la CNN o Fox News. O el NYT y el WSJ, para el caso.

 

Los Juegos Militares de Wuhan

Un estadounidense, George Webb, publicó algunos vídeos en los que afirmaba haber identificado al “paciente cero”, una mujer soldado estadounidense que había participado en los Juegos de Wuhan y que había exhibido los síntomas del COVID-19 y que más tarde dio positiva al virus. El nombre de la mujer era Mattje Benassi, quien comprensiblemente no se benefició de la publicidad adversa. Ella y su marido afirman que han recibido mensajes de odio e incluso amenazas de muerte por esto. Simpatizo sinceramente con la mujer y deploro el hecho de que haya sido identificada personalmente. No sé si tenía o no la infección del virus en Wuhan pero, si la tenía, era ciertamente una víctima y no un perpetrador. Sin embargo, diría que ahora sabe cómo se siente China al haber sido atacada incesantemente en los medios de comunicación de los EE.UU., cuando China también fue una víctima inocente y no un perpetrador. Benassi debería llevar su problema a Mike Pompeo, que es donde debe plantearse. En cualquier caso, Benassi debería ser dejado en paz porque la preponderancia de la evidencia es que el virus estaba circulando tanto en los EE.UU. como en Europa mucho antes de los Juegos Militares.

Sin embargo, hubo un número de americanos que fueron hospitalizados en Wuhan durante los Juegos por una extraña y no identificada enfermedad. Un portavoz del hospital intentó encubrir la historia afirmando que los americanos sufrían de malaria, una afirmación que no podía ser cierta. No tengo más detalles, pero si el virus se transmitió a China durante los Juegos Militares, no se habría hecho infectando primero a todos los soldados americanos, y luego soltándolos a los chinos, ya que cualquier infección militar podría ser accidental. Mi información es que fueron los civiles que se quedaron atrás los responsables de la distribución del virus, asumiendo que los americanos estaban detrás de ello, por supuesto.

Hubo una especulación inicial de que el virus había llegado a China (y se propagó por todo el mundo) desde los EE.UU. durante los Juegos, pero esto se esfumó por falta de pruebas contundentes. No sólo fueron infectadas muchas tropas estadounidenses, sino que ahora es evidente que un gran número de soldados de diferentes países regresaron a casa, después de los Juego,s infectados con COVID-19. Los respectivos gobiernos han restado importancia al asunto y los medios de comunicación de EE.UU. lo han censurado totalmente, por lo que casi nadie fuera de Europa tiene conocimiento de esto. Me gustaría señalar aquí que estoy en contacto con un grupo de unos 200 científicos, principalmente pero no exclusivamente europeos, que se han unido informalmente para investigar los orígenes de COVID-19 y para compartir información. Han identificado muchos países cuyos soldados regresaron a casa infectados de Wuhan, siendo Francia quizás el más notable, ya que la mitad de la tripulación del Charles de Gaulle (el buque insignia de la armada francesa) resultó infectada y una gran concentración de infecciones (y la primera muerte) se produce en el aeropuerto donde los soldados franceses transitaron a su regreso.

La Gazetta Dello Sport italiana escribió que Wuhan “se convirtió en un semillero de la pandemia” y que había testimonios emergentes de muchos atletas italianos que, en esas fechas o después de regresar a casa, se vieron afectados de manera similar por los típicos síntomas del COVID-19, como tos, dificultades respiratorias, debilidad y fiebre persistente. Atletas de muchos países volvieron a casa enfermos de Wuhan, y no fue por la comida. Francia, Bélgica, Luxemburgo, España, Italia, Suecia, Italia, Alemania, Arabia Saudita, los EE.UU., y otros. Hubo una gran cobertura mediática, pero nada de eso llegó a los EE.UU. o Canadá; la información fue totalmente censurada.

Según Matteo Tagliariol, miembro de la delegación italiana, “Cuando llegamos a Wuhan, casi todos se enfermaron. Yo tenía una tos fuerte. (…) Muchos tenían fiebre, aunque su temperatura no era muy alta”, añadiendo que uno de sus compañeros tuvo que estar en cama durante la mayor parte de la estancia. Una semana después de regresar a casa, Tagliariol se enfermó gravemente. “Tengo un asma leve, pero esto era diferente. Sentí que ya no podía respirar”. Su pareja y su hijo de dos años también se enfermaron. “Cuando empezamos a hablar del coronavirus, sin ninguna habilidad médica, pensé que me había contagiado. Tengo 37 años, soy un deportista y estaba muy mal.”[38]

La pentatleta francesa Élodie Clouvel declaró (para ella y su esposo Valentin Belaud, también pentatleta), “ya hemos tenido el coronavirus. Estábamos en Wuhan para los Juegos Militares Mundiales y luego todos nos enfermamos. Valentin perdió tres días de entrenamiento. También tenía cosas que no había tenido antes. No nos preocupamos más de a cuenta porque todavía no se hablaba del [virus]. Había muchos atletas en los Juegos Militares Mundiales que estuvieron muy enfermos”. Clouvel declaró que un médico militar confirmó que habían sido infectados por el coronavirus, y repitió la afirmación del médico de que “muchas personas de la delegación [francesa] estaban enfermas”[39].

En mayo de 2020, el grupo de medios de comunicación francés RTL publicó un informe que decía en parte: “En la búsqueda de los orígenes de la pandemia de Covid-19, crecen las sospechas, así como los testimonios sobre los Juegos Militares Mundiales celebrados en Wuhan, el epicentro de la epidemia, a finales del pasado mes de octubre. La pentatleta francesa Élodie Clouvel ya ha asegurado que estaba infectada con toda certeza, al igual que su marido Valentin Belaud, cuando estuvo allí. Atletas italianos y españoles han hecho declaraciones similares, y ahora nos enteramos de que el equipaje de los atletas franceses había pasado por la base militar de Creil, en el Oise, donde el virus circuló muy pronto en Francia… Este nuevo elemento pone un poco más de atención en estos Juegos militares, siempre con las mismas preguntas y pocas respuestas.”[40]

“Las puntuaciones de los atletas de otras naciones, incluyendo Francia e Italia, que participaron en los juegos, reportaron síntomas concordantes de COVID-19 al regresar a sus países de origen. En retrospectiva, algunos médicos dijeron que esos atletas sufrían de COVID-19 y en algunos casos infectaron a otros, según informes de prensa”[41] “Las preocupaciones de los atletas franceses de que fueron infectados por COVID-19 mientras participaban en los juegos han sido calificadas como “completamente plausibles” por Eric Caumes, especialista en enfermedades infecciosas y tropicales del hospital Pitié-Salpêtrière de París”[42].

Fue divertido que la DGSI francesa, el servicio de inteligencia de Francia, también se viera afectada, los síntomas aparentemente incluían una diarrea masiva, pero como informó un medio de comunicación francés, “¿Cuántos hay? ¿Cuál es su estado de salud? Es imposible saberlo. La institución más secreta del país no revela nada, mucho menos cuando es golpeada entre sus agentes. En el Ministerio del Interior, las cosas son así: sin confirmación, sin información, el secreto permanece bien guardado.”

Aún con Francia, la región del Oise en el norte fue uno de los epicentros de COVID-19, con los funcionarios locales convencidos de que la base aérea de Creil era “la fuente de contaminación” de toda la zona que tenía varios grupos de infección grave. Esta fue la base aérea utilizada para devolver a los soldados de los Juegos así como para repatriar a los franceses de Wuhan. Los oficiales militares afirmaron primero que todas las llegadas habían sido examinadas, pero más tarde, durante una parrillada parlamentaria, confesaron un malentendido por “no ser médicos” y no haber examinado a nadie.

Una parte del Ministerio de Defensa de Francia fue honesta y comunicativa: “No hay que excluir la propagación del virus por los militares, más de 9000 participantes de 110 estados [durante los Juegos Militares], lo que explica la contaminación global. A su regreso, los representantes (en Francia 415, incluyendo 58 gendarmes) infectaron a familiares, parientes y colegas. …en ese momento no se sabía nada, era “desconocido para ellos…”[43] Pero entonces, el Ministerio de Ejércitos francés fue menos comunicativo: “No se informó de ningún caso dentro de la delegación francesa del Servicio de Salud del Ejército de la Gripe o del Hospital durante y a la vuelta de los Juegos militares, lo que podría ser similar a los casos de Covid-19. Hasta la fecha, y hasta donde sabemos, ningún otro país representado en Wuhan ha informado de tales casos”[44]. Pero entonces un tercer oficial militar resolvió el asunto con una frase típicamente francesa: “No, definitivamente no, la base militar de Creil no es la fuente de un racimo en el Oise . . . Creo que puedo decirle… …probablemente no…”

Es un poco enloquecedor que en cada caso en Europa, como en los EE.UU., las autoridades o bien niegan tener ningún conocimiento, o niegan rotundamente, cualquier infección de COVID-19 entre sus tropas. Según Le Parisien, el cargamento (y el personal) de la delegación francesa pasó por la base aérea de Creil, que fue uno de los principales focos de infección por COVID-19 en Francia, y las infecciones comenzaron en noviembre de 2019, más de tres meses antes del primer caso “oficialmente confirmado”. Pero la versión de los funcionarios franceses es que el virus era desconocido en ese momento, por lo que no se hizo ninguna prueba, aunque se prestó atención médica general. Funcionarios de varios ejércitos europeos y de los ministerios de defensa hicieron esencialmente esta afirmación: “Nos pusimos en contacto con los atletas para preguntarles si alguno había tenido algún síntoma. Ninguno de ellos se presentó, así que asumimos que nadie había sido infectado”. No hay nada más que ver aquí. El ejército suizo consideró “poco probable” que su delegación de 121 miembros se viera afectada, a pesar de que un puñado de atletas suizos tuvieron que ser hospitalizados en Wuhan, mientras que los servicios sanitarios militares de varios países dicen que “no pueden recordar” ningún caso de enfermedad a su regreso de Wuhan. Todo ello mientras las mismas tropas conceden entrevistas a los medios de comunicación describiendo esta misma enfermedad.

En los EE.UU., después de los Juegos, cerca de 300 militares estadounidenses regresaron a casa a casi 250 bases en 25 estados, sin haber sido nunca examinados por una posible infección de COVID-19. “Según el Pentágono, no había razón para hacerlo entonces, o posteriormente. Un portavoz emitió un correo electrónico conciso respondiendo a la pregunta, diciendo que no hubo detección porque el evento que se llevó a cabo del 18 al 27 de octubre de 2019 – “fue antes del brote reportado”. Desde ese correo electrónico, los funcionarios del Pentágono se han negado repetidamente a hablar en forma oficial o extraoficial sobre el tema”[45].

Este informe en Prospect.org afirma que “Contrariamente a la insistencia del Pentágono, sin embargo, una investigación de los casos de COVID-19 en el ejército a partir de materiales de fuentes oficiales y públicas muestra que existe una fuerte correlación en los casos de COVID-19 reportados en las instalaciones militares estadounidenses que son bases de operaciones de los miembros del equipo estadounidense que fueron a Wuhan . . . las infecciones se produjeron en un mínimo de 63 instalaciones militares donde los miembros del equipo regresaron después de los juegos de Wuhan”. Afirma que esta información estaba surgiendo pero el 31 de marzo de 2020 el Pentágono restringió la divulgación de información sobre los casos de COVID-19 en las instalaciones “por razones de seguridad”. El 5 de junio, había 10.462 casos de COVID-19 en el Departamento de Defensa en las categorías militar, civil, dependiente y contratista.

“Cuando se preguntó por qué los atletas y el personal de apoyo que habían estado en China no fueron examinados como precaución una vez que se conoció la amenaza de COVID-19 en enero, el Secretario de Defensa Mark Esper dijo en una conferencia de prensa del 14 de abril: “No sé nada de lo que está hablando.” La pregunta y la respuesta no se incluyeron en la transcripción escrita oficial del Pentágono de la sesión informativa, como es el procedimiento normal. El video oficial de la sesión informativa se silencia cuando se hace la pregunta y se puede ver – pero no oír – a Esper reaccionar a la pregunta. El intercambio completo de audio y video permanece en el video de C-SPAN del evento.”[46]

 

La zona semioscura de la vacunación

Hay algo potencialmente mucho más siniestro aquí, detallado por dos especialistas médicos: El Dr. Michael Yeadon, un ex V-P de Pfizer y jefe de su investigación respiratoria, y el Dr. Wolfgang Wodarg, un médico alemán, especialista pulmonar y epidemiólogo, y ex jefe del Departamento de Salud Pública. El Dr. Yeadon afirma que la vacuna de Pfizer [y posiblemente otras] contiene una proteína de punta llamada sincitina-1, que es vital para la formación de la placenta en las mujeres embarazadas. Afirma que si la vacuna funciona como se pretende y forma una respuesta inmunológica contra la proteína espiga, el cuerpo femenino también atacará a la sincitina-1, lo que podría causar infertilidad en las mujeres que podría (o no) ser permanente. Su declaración pública fue básicamente que las vacunas Covid-19 eran efectivamente un programa de esterilización femenina. El 1 de diciembre de 2020, los doctores Yeadon y Wodarg presentaron una solicitud a la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) para la suspensión inmediata de todos los estudios de la vacuna Covid-2 contra el SARS, en particular las variantes de BioNtech/Pfizer.

Esto parecería extraño a primera vista, si se ignora que este protocolo preciso ha sido ejecutado anteriormente. Hace algunos años, la OMS, junto con los laboratorios Rothschild, Sanofi y Connaught y los CDC de los Estados Unidos, esterilizó a unos 150 millones de mujeres en los países subdesarrollados, sin su conocimiento o consentimiento. Esto no es una teoría conspirativa, sino un hecho documentado. El propio sitio web de la OMS cubre en detalle cómo pasaron 20 años y más de 400 millones de dólares desarrollando una vacuna “reguladora de la fertilidad” que procuraba causar una esterilización permanente. Utilizaron la hormona femenina hCg – que es vital para la implantación de la placenta en la pared del útero – combinada con el toxoide del tétanos, y lanzaron campañas internacionales masivas aparentemente para vacunar a las mujeres contra el tétanos. Pero esta campaña sólo se llevó a cabo entre las mujeres en edad de procrear (aproximadamente 14 a 40 años). La intención, y el resultado, era que cuando el cuerpo de una mujer reconociera la hormona hCg, la atacaría y destruiría como invasora y así evitaría que cualquier embarazo llegara a término. Hubo demandas y recriminaciones masivas cuando esto fue descubierto, y hoy en día hay muchas naciones que no permiten la entrada a la OMS, UNICEF u otros organismos de la ONU. Cuando Bill Gates hablaba del aumento de la población mundial hasta quizás 9.000 millones y que, con una planificación eficaz, podría reducir este aumento en “quizás 1.500 millones de nacimientos”, esto es casi seguro lo que tenía en mente, y Gates es el mayor apoyo financiero de la OMS. No me extenderé más en esto aquí, pero investigué el tema a fondo y escribí un artículo que está disponible en este sitio[47]. Si no lo ha leído, le recomiendo encarecidamente que lo haga. Le dará una poderosa visión de la criminalidad de estas organizaciones internacionales.

Con referencia a las vacunas COVID-19 que están siendo promovidas por Pfizer y otros, he recibido comunicación de científicos médicos de dos países europeos que afirman que las vacunas pueden, en efecto, estar destinadas principalmente a la esterilización, tal vez no para las naciones occidentales, sino para todas las demás. Están igualmente preocupados por la repentina campaña de la OMS y el CDC de los EE.UU. para las vacunas contra el cáncer de cuello de útero para adolescentes.

 

Censura de los medios de comunicación

Ya hemos leído mucho aquí de Ron Unz y otros sobre la supresión por parte de Google de sitios web, artículos y autores que entran en conflicto con la historia oficial sobre cualquier asunto, con Twitter y Facebook haciendo lo mismo, ya sea a través de una política abierta de control de “noticias falsas” o subrepticiamente por otros medios. Pero hay muchos más, y más puntuales, intentos de censura que ocurren mucho más allá de Google, Facebook y Twitter. Por ejemplo, yo sabía que mi correo electrónico estaba siendo monitoreado, así que obtuve una cuenta de correo de protonmail encriptada. Después de esto, ciertos conocidos (no chinos) me informaron que todo el correo de esta cuenta era dirigido automáticamente a sus carpetas de spam, una falla que no pueden rectificar. Además, me informan que el intento de enviar un correo electrónico a esta misma cuenta (o responder a él) es rechazado por su proveedor de servicios de Internet o su programa de correo electrónico como “spam”, y por lo tanto se ven obligados a comunicarse conmigo sólo a través de mi dirección de correo electrónico pública, que puede ser monitoreada. Otra amiga europea ahora envía sus correos electrónicos con temas como “¿Qué haces este fin de semana? Descubrió que cualquier intento de enviar un mensaje con mi nombre o los títulos de cualquiera de mis artículos en la línea de asunto, hará que Gmail de Google categorice los mensajes como spam, y no sólo se negará a enviar los mensajes sino que borrará la lista de destinatarios.

 

Algunas consideraciones

  1. Antes de los brotes de COVID-19, ¿por qué el ejército de EE.UU. pregonaba el ADN ruso en el fluido de determinadas articulaciones del cuerpo, insistiendo en que las fuentes analizadas eran exlusivamente rusas étnicamente y no ucranianas o similares?

 

  1. ¿Por qué el CDC de EE.UU. cerró repentinamente Fort Detrick por completo, durante unos 6 meses? 3. ¿Por qué, inmediatamente después de este cierre hubo informes persistentes de extrañas infecciones de neumonía (y muertes) que afectaban a los ancianos, especialmente en los asilos, en el área que rodea a Fort Detrick?

 

  1. 3. ¿Cuál fue la causa de las neumonías severas y las muertes de los jóvenes que se atribuyeron originalmente al vapeo? Todos los médicos tratantes afirmaron que el vapeo en sí mismo no era la causa principal, que había otro patógeno en funcionamiento pero que no tenían ni idea de lo que era en ese momento, afirmando ahora que la combinación con COVID-19 podría ser efectivamente mortal incluso para los jóvenes que gozaban de buena salud.

 

  1. ¿Por qué Pompeo ordenó repentinamente que toda la información de COVID-19 fuera clasificada y transmitida por el NSC? ¿Por qué ordenó además que todos los hospitales, clínicas y laboratorios remitieran toda la información de COVID-19 a la Casa Blanca y pasaran por alto tanto al CDC como a los medios de comunicación? Cuando empezaron a salir a la luz los informes sobre la presencia de COVID-19 en las muestras de aguas residuales de EE.UU. a partir de 2019, ¿por qué fueron objeto de una orden de amordazamiento?

 

  1. ¿Por qué los EE.UU. fue el único país significativo que se negó a realizar la menor búsqueda de un paciente cero?

 

  1. ¿Por qué el CDC prohibió específicamente las pruebas del coronavirus, excepto en casos graves ya en la UCI?

 

  1. 7. ¿Por qué se le dio a la Dra. Helen Chu una orden formal y legal de “cese y desistimiento” que le impedía analizar las miles de muestras de gripe en el Estado de Washington a partir de 2019?

 

  1. 8. ¿Por qué FEMA y el Mossad de Israel secuestraron aviones cargados de mascarillas, respiradores y otros equipos de protección vital de los aeropuertos de China, y los enviaron a Israel en lugar de a los EE.UU., donde eran muy necesarios?[48] ¿Por qué FEMA confiscó estos materiales y equipos de los proveedores y hospitales de todo EE.UU., y se negó a dar información sobre su disposición?[48]

 

  1. ¿Cómo pudo Pompeo notificar a los comandantes de la OTAN y a las FDI de Israel – en noviembre – sobre un misterioso virus que circularía en China dos o tres meses después?

 

  1. 10. ¿Por qué John Bolton eliminó todo el grupo ejecutivo responsable de la coordinación de la respuesta a la pandemia en los EE.UU., eviscerando la infraestructura de defensa de enfermedades infecciosas de la nación, y eliminando el 80% del departamento que podría haber ayudado a otras naciones a detectar y controlar las epidemias que más tarde sufrieron?

 

Algunos comentarios sobre China

China ha acumulado mucha experiencia en el tratamiento de los biopatógenos de los Estados Unidos, siete u ocho sólo en los dos últimos años. Cuando las autoridades chinas se enteraron de que el nuevo patógeno era el SARS-2, ya conocían la fuente, la intención y los efectos potenciales. Por eso Xi Jinping dijo: “Esto es un demonio, y no podemos dejar que este demonio se esconda”. Cuando supieron lo que era, sabían lo que había que hacer.

China no ha tenido prácticamente ninguna infección doméstica desde que Wuhan fue desbloqueado. Ha habido algunas ocasionales y otras dos en lugares dispersos, pero todas las demás han sido importadas por extranjeros. Muchos quieren decir que China manejó mal el virus, pero miren los resultados. La economía de China está en auge. El PIB se encuentra en auge, proyectado en un 7,5% para 2021, el comercio exterior ha aumentado alrededor de un 15% en 2019, con las exportaciones aumentando bruscamente y el consumo interno haciendo lo mismo. El desempleo no es un problema en China; hablo con las fábricas que tienen que ofrecer una prima del 30% para obtener suficientes trabajadores. Todos los jardines de infancia, escuelas y universidades, y restaurantes están abiertos, los viajes nacionales en tren y en avión se han recuperado hasta un 95% o más de lo normal en la mayoría de los casos, y la vida ha vuelto esencialmente a la normalidad. La vida en Wuhan está tan viva y activa hoy como antes de la epidemia, con pocos indicios de su temprano sufrimiento. China está desarrollando vacunas contra el virus, pero no he conocido a nadie que quiera una o que piense que la necesita. No tenemos medidas intrusivas, ni software de “rastreo de contactos”, ni chips de RFID implantados en la nuca. Seguimos usando máscaras en el metro y nos toman la temperatura cuando entramos en lugares de viaje como aeropuertos y estaciones de tren, por lo que la vigilancia sigue estando ahí, pero sin efecto en la vida diaria de nadie.

Los políticos estadounidenses y los principales medios de comunicación de EE.UU. todavía afirman que China subestimó sus cifras y que el país realmente tuvo 50 millones de infecciones y 5 millones de muertos. Si esto fuera cierto, la recuperación del país sería aún más espectacular, ¿no es así?

 

Epílogo

Me gustaría terminar este ensayo con una nota de alegría, pero no existe ningún estímulo para tal sentimiento. Desde los primeros días, cuando se hizo evidente que este virus se extendería, investigué diariamente el progreso de las infecciones y muertes de todos los países y todo indica que todavía estamos muy lejos del final. Casi no hay naciones en que parezcan estar disminuyendo los casos y en casi todos los países importantes siguen aumentando, en los EE.UU. en particular, pero no es el único. Peor aún, cada vez que una nación acepta el confinamiento, es golpeada con más fuerza. China fue un caso, con la liberación en el Mercado Xinfadi de Beijing y luego en Xinjiang, pero casi todas las demás naciones han recibido el mismo tratamiento. La mayoría de las economías, ciertamente Occidente, están en caída libre con el final aún no a la vista. En la crisis financiera artificial de 2007 – la que la FED pretendió terminar en 2009 pero que nunca terminó realmente – los EE.UU. vieron como la mitad de su clase media descendió a la clase baja. Escribí entonces que nunca se recuperarían porque ese fue sólo el primer paso de un proceso deliberado, y creo que los acontecimientos posteriores han confirmado mi posición. Antes de que esta crisis termine, otra mitad completa de la clase media estadounidense restante desaparecerá, y esto ahora nunca será recuperable. Los americanos necesitan creer a sus líderes que les dicen que la vida nunca volverá a la “normalidad”. No, la normalidad tal como la conocíamos no volverá.

Para el COVID-19, estoy convencido al 100% de que alguna parte del gobierno americano, tal vez actuando independientemente en nombre del Estado Profundo, creó y soltó deliberadamente el coronavirus sobre el mundo. Con todo lo que sé, la alternativa de un brote natural es casi imposible. Todavía hay mucha información novedosa que escapa al confinamiento y espero que encontremos suficientes pruebas para justificar un tribunal penal internacional para desenterrar todos los hechos y quizás deshacer algunos de los daños. Pero los responsables se salvarán, como siempre.

 

Larry Romanoff, 14 de diciembre de 2020

*

Articulo Original : MOON OF SHANGAI, republicado en : https://www.unz.com/lromanoff/covid-19-un-explained/

Publicacion original en Espanol: Red Internacional (Traducción : http://deepl.com y Maria Poumier)

*

 

Los escritos del Sr. Romanoff se han traducido a 28 idiomas y sus artículos se han publicado en más de 150 sitios web de noticias y política en más de 30 países, así como en más de 100 plataformas en inglés. Larry Romanoff es un consultor de gestión y empresario jubilado. Ha ocupado cargos ejecutivos de alto nivel en empresas de consultoría internacionales y ha sido propietario de un negocio de importación y exportación internacional. Ha sido profesor visitante en la Universidad Fudan de Shanghai, presentando estudios de casos en asuntos internacionales a las clases superiores del EMBA. El Sr. Romanoff vive en Shanghai y actualmente está escribiendo una serie de diez libros relacionados generalmente con China y Occidente. Es uno de los autores que contribuyen a la nueva antología de Cynthia McKinney “When China Sneezes”. Su archivo completo puede verse en https://www.moonofshanghai.com/ y http://www.bluemoonofshanghai.com/. Puede ser contactado en: 2186604556@qq.com.

 

Notas finales

(1) La pandemia de gripe de 1918 que ahora llamamos “Gripe Española” tuvo tres oleadas, pero estoy ignorando este ejemplo porque (a) parece único, (b) el movimiento masivo de tropas durante la guerra contribuyó y afectó enormemente la propagación y, (c) hay informes inquietantes con documentación creíble de que esta pandemia mortal puede no haber sido un desastre natural sino el resultado de la manipulación humana, una vacuna experimental de meningitis bacteriana cultivada por el Instituto Rockefeller y probada en Fort Riley que es donde la pandemia comenzó. A decir verdad, el mero hecho de que Reuters haya hecho una “comprobación de hechos” sobre este tema y haya declarado falsa la afirmación (a), es suficiente para despertar sospechas ya que Reuters tiene la misma credibilidad en estos asuntos que el NYT y el WSJ. No quiero insistir en esto aquí, pero basta con decir que esto no es un esquema válido para explicar las olas múltiples de una infección. Puedes leer más aquí, si estás interesado. (b) (c) (d)

a) Falsa afirmación: la pandemia de gripe de 1918 fue causada por una vacuna; (ver supra) https://www.reuters.com/article/uk-factcheck-vaccines-caused-1918-influe-idUSKBN21J6X2

b) https://freepress.org/article/did-vaccine-experiment-us-soldiers-cause-%E2%80%9Cspanish-flu%E2%80%9D

c) https://www.lewrockwell.com/2020/03/no_author/did-a-vaccine-experiment-on-u-s-soldiers-cause-the-spanish-flu/

d) https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2126288/pdf/449.pdf

 

(2) China tuvo su propia “segunda ola” en el brote del Mercado Xinfadi en Beijing. Escribí un artículo sobre esto, (e) proporcionando muchos de los detalles de fondo, pero permítaseme cubrir algunos puntos aquí. Xinfadi es el mercado de frutas y verduras más grande de Asia, que cubre millones de metros cuadrados y con miles de tiendas. Las autoridades descubrieron que todo el mercado “de la cabeza a los pies” había sido infectado con lo que yo llamo “COVID-20” para diferenciarlo del brote inicial en Wuhan. La razón es que se trataba de una versión totalmente nueva del virus (tipo A) que no había estado antes en China, una cepa mucho más virulenta (al menos para la etnia china) y que, de haber escapado al confinamiento, habría creado un desastre humanitario de enormes proporciones. Afortunadamente, las autoridades no habían relajado en absoluto su vigilancia y descubrieron las infecciones casi de inmediato, cerrando el mercado, cerrando el vecindario, rastreando todos los contactos e incinerando a los muertos en dos semanas y con sólo un puñado de infecciones. Pompeo debe haber estado furioso.

e) https://www.unz.com/lromanoff/china-reseeded-with-covid-20/

 

China también tuvo una “tercera ola”, un pico de casos de COVID-19 en Xinjiang que fueron similares o de la misma variedad introducidos en Beijing. f) Pero, una vez más, el gobierno chino esperaba sin duda más intentos de infectar a la nación, siendo Xinjiang casi seguro un lugar favorecido. Por lo tanto, las autoridades médicas nunca relajaron su vigilancia, por lo que los casos fueron capturados rápidamente y el nuevo virus fue erradicado en dos o tres semanas después de sólo unas pocas docenas de casos. Pompeo debe haber estado furioso.

f) https://www.globaltimes.cn/content/1195811.shtm

*

Referencias

[1] https://www.cdc.gov/csels/dsepd/ss1978/lesson1/section11.html

[2] https://www.msn.com/en-in/news/world/experts-want-to-know-why-coronavirus-hasnt-killed-more-russians/ar-BB142pz3

[3] https://www.rt.com/usa/488690-western-media-russia-coronavirus-numbers/

[4] https://www.counterpunch.org/2020/11/27/why-covid-19-granted-the-u-s-most-favored-nation-status/

[5] https://www.unz.com/lromanoff/covid-19-two-major-waves-of-global-infection-towards-global-contamination/

[6] https://www.unz.com/lromanoff/part-2-a-paradigm-shift-covid-19-needs-a-criminal-investigation/

[7] https://www.unz.com/lromanoff/covid-19-targeting-italy-and-south-korea-the-chain-of-transmission-of-infection/

[8] https://www.unz.com/lromanoff/china-reseeded-with-covid-20/

[9] https://www.news.com.au/world/coronavirus/global/italy-sewage-study-suggests-covid19-was-there-in-december-2019/news-story/2fd865f7b12a33698f3e9ab2f15a35e3

[10] https://sputniknews.com/europe/202006191079667103-scientists-find-traces-of-sars-cov-2-in-italian-wastewater-predating-2019-wuhan-outbreak/

[11] https://www.chinadailyhk.com/article/152038#Italy-traces-virus-back-to-December-2019-study-finds

[12] http://en.people.cn/n3/2020/1211/c90000-9798189.html

[13] https://www.reuters.com/article/health-coronavirus-italy-timing/coronavirus-emerged-in-italy-earlier-than-thought-italian-study-shows-idINKBN27V0KH

[14] https://www.independent.co.uk/news/world/europe/coronavirus-italy-anitbodies-covid-study-b1723243.html

[15] https://www.reuters.com/article/us-health-coronavirus-spain-science-idUSKBN23X2HQ

[16] https://www.rt.com/news/506796-coronavirus-italy-blood-september/

[17] https://www.leparisien.fr/societe/covid-19-comment-des-chercheurs-ont-retrouve-des-traces-de-la-maladie-quatre-mois-apres-04-05-2020-8310726.php

[18] https://www.leparisien.fr/societe/patient-infecte-par-le-coronavirus-en-decembre-comme-des-coups-de-couteau-en-plein-thorax-05-05-2020-8311272.php

[19] https://www.msn.com/en-sg/news/world/coronavirus-outbreak-in-france-did-not-come-directly-from-china-gene-tracing-scientists-say/ar-BB13kun3

[20] https://news.cgtn.com/news/2020-05-01/Data-shows-Canada-s-early-COVID-19-cases-came-from-the-U-S-not-China-Q8jSdpazo4/index.html

[21] https://www.globaltimes.cn/content/1192389.shtml

[22] https://newsaf.cgtn.com/news/2020-04-25/Coronavirus-came-to-New-York-from-Europe-not-China-Governor-PXHsqNUTHG/index.html

[23] http://www.chicagotribune.com/coronavirus/ct-nw-nyt-new-york-coronavirus-europe-genomes-20200409-iti55bz5crbatn2xo5a56sdzda-story.html

[24] http://www.xinhuanet.com/english/2020-10/11/c_139431301.htm

[25] https://global.chinadaily.com.cn/a/202004/30/WS5eaa39a6a310a8b241152e71.html

[26] https://news.cgtn.com/news/2020-03-22/PM-Morrison-80-percent-Australia-cases-are-imported-mostly-from-U-S–P41uG3CfWU/index.html

[27] https://www.denverpost.com/2020/03/13/iceland-coronavirus-traced-denver/

[28] https://icelandmonitor.mbl.is/news/news/2020/03/13/three_covid_19_cases_in_iceland_traced_to_denver/

[29] https://news.cgtn.com/news/2020-05-05/U-S-Belleville-mayor-claims-that-he-had-coronavirus-in-November-2019-Qfq40LrHlC/index.html

[30] https://www.ft.com/content/aba67162-9129-41b9-b82b-d61a890e6589

[31] https://www.usnews.com/news/best-countries/articles/2020-05-13/scientist-suggests-coronavirus-originated-outside-of-wuhan

[32] https://news.cgtn.com/news/2020-11-28/Novel-coronavirus-not-from-Wuhan-says-top-German-virologist-VMzm7Cj6ZW/index.html

[33] https://www.globaltimes.cn/content/1185291.shtml

[34] https://news.cgtn.com/news/2020-11-10/Expert-Spotting-COVID-19-first-doesn-t-make-China-origin-of-virus-VjaqEE3Mre/index.html

[35] https://www.unz.com/lromanoff/part-2-a-paradigm-shift-covid-19-needs-a-criminal-investigation/

[36] https://edition.cnn.com/2020/07/17/business/pandemic-warning-tomas-philipson/index.html

[37] https://www.timesofisrael.com/us-alerted-israel-nato-to-disease-outbreak-in-china-in-november-report/

[38] https://www.gazzetta.it/Sport-Vari/06-05-2020/coronavirus-mondiali-militari-wuhan-ottobre-tagliariol-370755837301.shtml

[39] https://lecourrierdesstrateges.fr/2020/05/19/covid19-laffaire-des-jeux-mondiaux-militaires-de-wuhan/

[40] https://www.rtl.fr/actu/bien-etre/coronavirus-les-bagages-des-athletes-des-jeux-militaires-wuhan-ont-transite-a-creil-7800496768

[41] https://www.dailymail.co.uk/news/article-8291755/Did-European-athletes-catch-coronavirus-competing-World-Military-Games-Wuhan-OCTOBER.html

[42] https://www.mirror.co.uk/news/uk-news/french-army-returned-wuhan-military-21988912

[43] https://www.defense.gouv.fr/terre/actu-terre/jeux-mondiaux-militaire-d-ete-de-wuhan

[44] https://www.lematin.ch/story/des-athletes-infectes-a-wuhan-en-octobre-deja-990586772177

[45] https://prospect.org/coronavirus/did-the-military-world-games-spread-covid-19/

[46] https://www.c-span.org/video/?471201-1/defense-secretary-esper-general-milley-coronavirus-news-conference

[47] https://www.unz.com/lromanoff/a-cautionary-tale-about-the-who/

[48] https://www.unz.com/lromanoff/covid-19-fema-and-mossad-stealing-from-peter-to-pay-paul/

*

 Otras reflexiones sobre la pandemia, en español:

http://redinternacional.net/2020/12/09/la-vacuna-con-pretexto-del-covid-19-el-objetivo-es-la-inmunidad-o-la-despoblacion-por-mike-whitney/

http://redinternacional.net/2019/03/21/argentina-el-senado-aprobo-una-nueva-ley-de-vacunas-seran-obligatorias/

http://redinternacional.net/2020/11/06/el-gran-reajuste-the-great-reset/

http://redinternacional.net/2020/11/26/hold-up-el-documental-frances-sobre-la-crisis-covid/

http://redinternacional.net/2020/11/25/protestas-en-alemania-por-la-ley-de-proteccion-contra-las-infecciones-por-c-j-hopkins/

Fabricando una pandemia por Gregori Sinaiski

– Covid, las pruebas de la infamia, por John Miltmore

 

Print Friendly, PDF & Email

You may also like...