La vacuna Pfizer ocasiona un 70% de efectos secundarios – por Angelina Hubner

Dice el profesor Didier Raoult que la vacuna Pfizer ocasiona un  70% de efectos secundarios, algo inaudito con las vacunas en general.

El profesor Didier Raoult, director del IHU Méditerranée Infection, analiza los últimos estudios sobre la vacunación contra el Covid. Según él, la vacuna dista mucho de haber demostrado su eficacia para evitar la circulación del virus.[1]

 

¿Cuáles son los últimos datos sobre la vacunación?

Estamos empezando a obtener algunos datos. Hay un estudio muy interesante que se ha publicado y que analiza de forma muy honesta, en Inglaterra, la eficacia de la vacuna de AstraZeneca contra el mutante inglés, que es el que más circula y que representa entre el 85 y el 90% de los casos aquí en Francia. Este estudio demuestra que la vacuna de AstraZeneca no funciona tan bien como cabría esperar.

No es sorprendente: al tomar sólo una proteína que es la proteína del virus que estaba allí en marzo/abril de 2020 y crear una vacuna con esa proteína en lugar de contemplar todo el virus, la probabilidad de que tengas una mutación en esa proteína (que sea resistente a la vacuna) es bastante alta.

Si se tomase en cuenta el virus completo, tal vez podría menos directivo, tal vez la concentración sería menor, y existiría la posibilidad de que se genere cierta inmunidad. Pero con la elección que se hizo, la inmunidad es muy frágil porque se basa en muy pocos aminoácidos.

Parece que para las formas sintomáticas y documentadas, el grado de protección ronda el 70% en el mejor de los casos y cuando hablamos de personas portadoras o que no tienen síntomas declarados, entonces el índice de protección es extremadamente bajo.

Con las variantes sudafricana y brasileña, la vacuna funciona muy mal. Ahora nos preguntamos: ¿qué hacemos con esto en la práctica para aconsejar a la gente? Así que, repito: ya que de momento, la vacuna no es obligatoria, son los facultativos los que deben discutir con sus pacientes para decirles: te aconsejo o no te aconsejo que te vacunes de momento.

Lo más importante es, por supuesto, hacer lo de siempre, es decir valorar ¿cuál es el equilibrio entre riesgo y beneficio?

Cuando la gente te dice que no hay riesgo, no es cierto. Los riesgos de esta vacuna están empezando a conocerse, hay riesgos realmente peligrosos de alergia debido al compuesto que se utiliza, el polietilenglicol, con personas que experimentan un shock anafiláctico, que puede ser mortal, y personas que experimentan trombosis. Por lo tanto, hay que solidificar las cifras que tenemos para saber cuántas personas tienen accidentes potencialmente mortales. ¿Es 1 entre 100.000 o 1 entre 10.000? Estas son las cosas que necesitamos saber para decir, este es el riesgo que estás tomando con la vacuna.

Ahora bien, ¿cuál es el riesgo que se corre al no estar vacunado? Bueno, es una mezcla entre la proporción de personas que están infectadas y la proporción de personas que están infectadas y tienen una forma grave. Por lo tanto, para evitar las formas graves, esta vacuna probablemente tiene un interés. Tenemos que dar a la gente la opción de pensar en ello. Después, con la gente que tiene más de 75 u 80 años, el número de enfermos que pueden morir es, por supuesto, importante. La tasa de mortalidad [sin vacuna] entre los enfermos mayores de 85 años es superior al 20%, por lo que el beneficio que cabe esperar en un periodo de circulación del virus para las personas mayores de 80 años es muy bueno.

Y si, en la gran época de terror en la que vivimos, vacunarse tranquiliza a la gente, pues adelante, que se vacune. Pero hay más desventajas de las que nos cuentan. Hay un estudio que acaba de ser publicado en Nature que muestra que hay un 70% de efectos secundarios con la vacuna de Pfizer. Eso es algo inaudito en cualquier vacuna: es de dos a tres veces más que la vacuna de la gripe. También hay algunos efectos fatales. ¿Merece la pena el riesgo? Ciertamente, cuando estás en una población de alto riesgo, sí, pero cuando estás entre la población sin riesgo, puedes hacerte la pregunta, depende de ti.

Se trata de un beneficio de riesgo tomado a nivel individual. A nivel comunitario, ¿merece la pena vacunarse para evitar contagiar a otros?

Por el momento, sólo se ha realizado un estudio sobre AstraZeneca. Estos datos no nos permiten afirmar que vayamos a controlar la circulación del virus en Inglaterra con la vacuna. Habría una disminución de la gravedad de las infecciones cuando se vacuna a la gente. En cuanto a la disminución de la circulación del virus, no me convence lo que muestra este trabajo. El objetivo de esta vacuna es tan estrecho que será muy fácil que aparezcan nuevas variantes que resistan los anticuerpos generados por esta vacuna. Así que, de nuevo, la vacuna no es la varita mágica que esperábamos que fuera para evitar la circulación de este virus y sus variantes.

Creo que tenemos que volver al concepto de lo que es una enfermedad. Ciertamente necesitamos ampliar el número de las camas de hospital en nuestro país para hacer frente al hecho de que necesitamos hacer hiperoxigenación y tener monitorización para vigilar a la gente, y por otro lado necesitamos centrar los esfuerzos de vacunación de forma efectiva en la gente que tiene un riesgo importante de morir o de ir a reanimación. Tenemos que tener una política selectiva muy activa y eficaz, porque tenemos que tener cuidado de no prometer la luna cada seis meses porque la credibilidad de todos nosotros se erosiona a medida que avanzamos. Tenemos que mantener la credibilidad ante la población si queremos que las acciones de salud pública sean eficaces.

Articulo original

Video origina del profesor Raoultl : https://youtu.be/ptKLwD_qx64?list=TLGGiUcv9s_sW1EwMTA1MjAyMQ

Traducción: MP para Red Internacional

*

 

NOTAS

[1][1] Al principio de su video, el profesor afirma que todos los científicos serios saben que las vacunas a base de modificación del ARN provocan la aparición de variantes. Así se explica que en muchos países donde se organiza una vacunación masiva, aparece una variante nueva: sucesivamente, inglesa, surafricana, brasileña, y ahora india; y seguirán apareciendo nuevas variantes, por lo tanto pronto nos anunciarán una “cuarta ola”. La vacuna no es un remedio milagro, y en realidad no tiene futuro, porque se multiplican las investigaciones oficiales que llegan a conclusiones desastrosas.[Nota  de MP]

Print Friendly, PDF & Email

You may also like...