¿Puede técnicamente Estados Unidos instaurar un bloqueo naval contra Rusia? – por Valentin Vasilescu

56785678

Un ministro estadounidense habló recientemente de un posible bloqueo naval de Estados Unidos contra Rusia. El especialista en temas militares Valentin Vasilescu nos muestra que esa posibilidad no existe. El principio de las grandes unidades ya no funciona en el campo de batalla, ni con el despliegue de portaviones, ni tampoco con tanques. Así quedó demostrado en 2006, con la clara victoria del Hezbollah libanés frente a los tanques Merkava de Israel.

El secretario estadounidense del Interior –o sea el ministro a cargo del patrimonio natural–, Ryan Zinke, afirmó en Pittsburgh, durante el evento Consumer Energy, que si Rusia ha desplegado su aviación en el Medio Oriente para respaldar al presidente sirio Bachar al-Assad es porque Moscú quiere controlar el marcado energético en esa parte del mundo. Y agregó que la marina de guerra de Estados Unidos podría optar por emprender una acción militar e imponer a Rusia un bloqueo naval para impedir el envío de recursos energéticos rusos al mercado del Medio Oriente [1].

Varios países del Medio Oriente –Arabia Saudita, Qatar, los Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Siria, Irak e Irán– disponen de enormes reservas de petróleo y de gas natural. Con excepción de Siria, esos países son exportadores de energía. Rusia ni siquiera piensa en rivalizar con ellos en ese sector.

En cuanto a la hipótesis de un bloqueo naval contra Rusia, la declaración de Ryan Zinke parece pertinente, sobre todo porque Estados Unidos reactivó recientemente la Segunda Flota de su marina de guerra, cuya zona de operaciones es el Atlántico norte. ¿Qué razón pudiera existir para mantener la Sexta Flota estadounidense en el Mediterráneo?

Para comprender la situación actual tenemos que tener en mente la insistencia de Rumania ante la OTAN a favor de la creación de una flota estadounidense con presencia permanente en el Mar Negro. Lo cual, en este momento, ya es imposible porque –al contrario de Ryan Zinke– el Pentágono reconoce que Rusia tiene la capacidad necesaria para defender sus objetivos… tanto en el Mar Negro como en todo el Mediterráneo.

Ese era el objetivo estratégico de la participación de Rusia en la campaña de Siria junto al presidente Bachar al-Assad: crear bases aéreas y aeronavales rusas, garantizar su presencia en el Mediterráneo, garantizar también la protección de sus fuerzas aeronavales con un paraguas antiaéreo sólido y un sistema de interferencia radioelectrónica eficaz y, finalmente, convertir su Flota del Mar Negro en flota del Mediterraneo [2].

>>>>>>>>>>>>Seguir leyendo el análisis de armas militares de ambos campos

 

Valentin Vasilescu,  10 octubre 2018

Print Friendly, PDF & Email
A %d blogueros les gusta esto: