Se puede odiar públicamente, pero sólo a grupos determinados que previamente han sido clasificados como villanos

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: