Israel: Armas probadas en combate y listas para vender √

Israel prueba sus últimas armas contra la Gran Marcha del Retorno.

En el transcurso de las protestas de la Gran Marcha del Retorno, que empezaron el pasado 30 de marzo, 115 palestinos fueron asesinados y alrededor de unos 13.000 resultaron heridos. Muchos recibieron disparos al instante desde posiciones israelíes situadas detrás de la frontera entre Gaza e Israel. Gas lacrimógeno calló sobre los protestantes desde drones no tripulados que revoloteaban en el cielo. Balas con alas de mariposa destrozaron las extremidades de decenas de palestinos.

Ésta fue la represión por control remoto de los protestantes. Fue frío, clínico y calculado, con resultados devastadores. Israel es uno de los líderes mundiales en desarrollo de armas y munición de alta tecnología, y la Gran Marcha del Retorno presentaba una oportunidad ideal para experimentar con sus últimas innovaciones. Con una población de conejillos de indias de casi dos millones de palestinos bajo asedio en Gaza, Israel puede jactarse de sus armas y tecnología como “probada en combate” en un mundo corporativo que no se preocupa por la ética.

El foco de atención se lo ha llevado Israel con el uso de sus drones para soltar gas lacrimógeno sobre los protestantes palestinos y los periodistas que estaban cubriendo la protesta. Los drones fueron vistos por primera vez en marzo, cuando unas imágenes del canal libanés Al-Mayadeen TV parecían mostrar pequeños drones que arrojaban bombonas de gas a cualquier persona que estuviera cerca de la frontera entre Gaza e Israel. The Times of Israel declaró que “un portavoz de las Fuerzas de Defensa de Israel dijo que el OVNI (objeto volador no identificado) no estaba controlado por el ejército, sino por la policía de la frontera. La policía no dio declaraciones al respecto”.

En una investigación acerca de cómo estaba usando Israel dichos drones, el Middle East Eye notificó lo siguiente: “aparentemente están siendo usados tres tipos de drones para dispersar el gas.” El primero es conocido como “Cyclone Riot Controle Dron Sistem” y ha sido desarrollado por la compañía israelí ISPRA. El resto se cree que han sido probados por primera vez contra los protestantes de la Gran Marcha. MEE explicó que “ese dron expulsa gas directamente de la nave como un aerosol” y el segundo “es un dron de estilo helicóptero que lleva granadas de estallido de goma con topes de metal que dispersan el gas a medida que caen”.

La “bala de mariposa” es un tipo de bala que se mueve más rápido que la velocidad del sonido y causa un daño severo en las capas de carne y hueso al golpear el cuerpo humano. Fue utilizada por los francotiradores del ejército israelí contra los manifestantes desarmados en las fronteras de Gaza [Twitter]

Sin embargo, los drones no son toda la historia. Israel no solo ha disparado munición real contra una multitud de manifestantes, sino que también han surgido informes sobre el uso de “balas de mariposa”. Según un artículo de Al Jazeera aparaecido a principios de este mes.

“Médicos especialistas en el terreno dicen que las fuerzas israelíes disparan a los manifestantes con un nuevo tipo de proyectil, nunca antes visto, conocido como la “bala de mariposa”, que explota al impactar, pulverizando tejido, arterias y huesos, mientras causa graves lesiones internas.”

Se cree que fueron estas “balas de mariposa” las que mataron a los periodistas palestinos Yaser Murtaja y Ahmed Abu-Hussein, quienes recibieron disparos mientras informaban desde Gaza a pesar de estar claramente marcados como Prensa. La pareja recibió un disparo en el abdomen que, según el portavoz del Ministerio de Salud de Gaza, Ashraf Al-Qedra, dejó “todos sus órganos internos (totalmente) destruidos, pulverizados”. Agregó que las balas son las más mortíferas que el ejército israelí haya usado nunca.

El uso de Israel de estas nuevas balas ha sido extenso. Según un informe de Médicos Sin Fronteras, “la mitad de los más de 500 pacientes que hemos ingresado en nuestras clínicas tienen lesiones donde la bala literalmente destruyó el tejido después de haber pulverizado el hueso”. El informe también señaló que el número de pacientes tratados en las clínicas de MSF en las primeras tres semanas de la Gran Marcha del Retorno solo “fue más que el número que tratamos durante todo el 2014, cuando la Operación Margen Protectora de Israel fue lanzada sobre la Franja de Gaza”.

Balas de expansión “mariposa”

El uso de Israel de su última tecnología contra los palestinos no es nada nuevo. En 2006 tras la “desconexión” de Israel de Gaza, tiempo durante el cual Israel retiró a unos 8.000 colonos ilegales de sus posiciones en la Franja, Darryl Li de la Universidad de Chicago se refirió a Gaza como un “laboratorio”. Según Li, Gaza es “un espacio donde Israel prueba y refina varias técnicas de gestión, experimentando continuamente en busca de un equilibrio óptimo entre el control máximo sobre el territorio y la responsabilidad mínima para su población no judía”. Citó a Amos Yadlin, entonces jefe de inteligencia militar israelí, diciendo: “Nuestra visión del control aéreo se centra en la noción de control. Estamos viendo cómo controlas una ciudad o un territorio desde el aire cuando ya no es legítimo mantener u ocupar ese territorio en el suelo”.

Está claro que el uso por parte de Israel de las nuevas tecnologías para sofocar la Gran Marcha del Retorno, forma solo una parte de su continua búsqueda de ejercer control sobre Gaza y su población asediada. Los drones proporcionan un método de control independiente que implica un riesgo mínimo para las propias fuerzas de Israel y crea espacio para argumentar que “sus manos están limpias” cuando se trata de relaciones públicas internacionales. Simultáneamente, el efecto devastador de la “bala de mariposa” recientemente presentada representa un nuevo nivel de desprecio por la vida palestina, ya que Israel prueba sus nuevas tecnologías con una población cautiva para la cual busca tener una “responsabilidad mínima”.

Las protestas de la Gran Marcha del Retorno sirvieron como un laboratorio para que Israel pruebe sus últimas tecnologías en una situación de la vida real. Esto proporciona evidencia concreta de la eficacia de las tecnologías, que luego pueden utilizarse como combustible para los acuerdos internacionales de comercio de armas. ISPRA, la compañía que fabrica el “Cyclone Drone” mencionado anteriormente, afirma en su página web que ofrece “soluciones inteligentes para el control de multitudes” basadas en “conocimientos técnicos con experiencia práctica en el terreno”. Como “proveedor global líder para la policía y las fuerzas de defensa del mundo incluye EE. UU., Canadá, Europa, Asia, América Central y del Sur y África,” ISPRA y otros como este sin duda se beneficiarán en términos financieros y de reputación de la manera “exitosa” en que sus productos fueron utilizados contra los manifestantes palestinos en el Gran Marcha del Retorno. Mientras las fuerzas policiales y de defensa internacionales de todo el mundo sigan comprando dichos productos, los palestinos seguirán pagando con sus vidas.

Rebecca Stead, 28 mayo 2018
Print Friendly, PDF & Email
A %d blogueros les gusta esto: