Análisis político en la sociedad globalizada interconectada de hoy: Siete pasos – por Andrew Korybko

256734573477

Mucha gente quiere convertirse en analista político, pero pocos tienen idea de dónde comenzar. Aquí tienen lo que deben hacer.

Durante los últimos años, muchas personas me han preguntado qué deberían hacer para convertirse en analistas políticos. Es una buena pregunta, pero realmente no hay ninguna carrera profesional a seguir, y todos en esta empresa han entrado más o menos por su propia cuenta. Además, ser un analista político ni siquiera tiene que ser un trabajo formal, ya que muchas personas que analizan eventos internacionales lo hacen como un pasatiempo o trabajo secundario, con pocos realmente empleados en este campo como un trabajo de tiempo completo. Entre los que sí lo están, muchos se ven presionados a ajustarse a los “estándares editoriales” o a ser “políticamente correcto”, lo que limita su verdadera libertad de pensamiento y conduce a la publicación de lo que son más como artículos de opinión que análisis reales.

Es por eso que hay una tendencia de personas de todo el mundo a seguir a los analistas políticos “no oficiales” porque se presume que están menos atados a intereses creados que podrían manchar sus productos finales de información. Por supuesto, esto es literalmente solo eso, una suposición, y no es una “ley social” de ningún tipo sino más bien una percepción generalizada que está ganando tracción, aunque en todo caso, mucha gente en la sociedad globalizada interconectada de hoy en día, quieren intentar a hacer una diferencia y explicar el resto del mundo a sus colegas, ergo el interés en entrar en el campo del análisis político, ya sea formal o informalmente. He decidido darles a mis lectores algunos consejos sobre lo que pueden hacer si esto es algo en lo que realmente están interesados, y con suerte mis palabras ayudarán a que al menos una persona logre sus sueños.

Para aquellos de ustedes que quieren convertirse en analistas políticos, estos son los siete pasos que debe seguir:

1.- Disipar cualquier dogma

El mundo está en medio de cambios de paradigma de amplio espectro desde el nivel más alto de la geopolítica hasta el nivel más bajo de asuntos locales, y usted debe aceptar esto si quiere tener alguna posibilidad de ingresar a este espacio súper competitivo en el futuro. La vieja forma de hacer las cosas está cambiando, pero la gran mayoría de la “vieja guardia” aún no se ha dado cuenta de esto y probablemente nunca lo hará hasta que sea demasiado tarde. Debe comprender que el título profesional de alguien (“experto”), la educación (“Ph.D.”), el lugar de nacimiento (el “Billón de Oro”) y el lugar actual (“Bruselas”) ya no importan y que lo único que se está volviendo importante es lo que debería de haber sido la prioridad en primer lugar, y ese es el mérito de sus ideas.

La iconoclasia y la heterodoxia están a la orden del día, no ser “políticamente correctos” y la ortodoxia prevaleciente.

Una educación documentada (“título universitario”) solo es útil en la medida en que mejora sus perspectivas de colocación laboral a través de redes ínter e infra-institucionales y superficialmente lo suficientemente atractiva como para que la “vieja guardia” sea contratada, y mientras siempre debemos respetar a aquellos que han cumplido este logro de toda la vida, no necesitamos aceptar incuestionablemente como “correcto” todo lo que dicen sobre algo. Una persona “educada informalmente” del Medio Oriente podría tener una mejor visión de los asuntos rusos que una persona “educada formalmente” de los EE. UU. que tiene un “título” en estudios rusos y trabaja para un medio de comunicación destacado o un tanque de ideas. Si a usted se le enseñó algo de la “vieja guardia”, trátelo con precaución porque sus experiencias personales pueden ser útiles, pero su percepción podría estar desactualizada.

2.- Utilice la información de código abierto como puerta de enlace a nuevos temas

Todos estamos tratando de aprender algo nuevo sobre el mundo que nos rodea, ya sea de forma reactiva después de que ocurra un evento o de forma proactiva antes de que se desarrolle un escenario, pero puede ser abrumador cuando se comienza desde cero. Siempre hay algo útil que se puede obtener al leer un libro o un informe de un comité de expertos, pero si queremos tomar una decisión, entonces lo mejor es contar con la mayor cantidad posible de información libre de opiniones. Aquí radica el dilema porque es casi imposible hacer eso en el mundo de hoy, pero por conveniencia, confiar en la información de código abierto como una puerta de entrada a nuevos temas podría ser útil para muchas personas, siempre que usted pueda discernir y separar los hechos de la opinión.

Pequeños pasos no son soluciones, pero le ayudarán a llegar al fondo de las cosas.

Wikipedia, por ejemplo, es un recurso maravilloso para principiantes que recién están comenzando a aprender algo nuevo porque hace un trabajo comparativamente mejor que muchos otros al presentar una gran cantidad de hechos, aunque presentados selectivamente, imperfectos y obviamente sesgados, pero es por eso que es tan importante que alguien sea lo suficientemente maduro políticamente antes de sumergirse en este sitio web. No es todo, ni completo, sino un punto de partida para aprender sobre hechos indiscutibles, como eventos y figuras históricas, después de lo cual usted puede realizar su propia investigación independiente para aprender más sobre ellos y ampliar su comprensión. Otros recursos también pueden cumplir esta función, pero Wikipedia es la más conocida y fácilmente accesible para muchas personas.

3.- Buscar regularmente en Google News para estar al día

Comparta información, comparta preguntas, comparta debates, comparta conocimientos.

Google tiene un sesgo, todos lo sabemos, y su algoritmo se modifica para suprimir Alt-Media, pero su función Google News sigue siendo muy útil para mantenerse actualizado sobre muchos temas diferentes. Escribiendo simplemente el nombre de un país, por ejemplo, se puede arrojar las últimas noticias al respecto, aunque a menudo es más preciso cuando se trata de estados del “sur global” como aquellos en África que son menos un foco actual de guerra híbrida que Rusia o Siria. Para ser claros, Google News no ofrece las mejores noticias ni el análisis más profundo sobre un país determinado, pero permite que las personas políticamente maduras se hagan una idea de lo que más o menos ocurre allí en un momento dado, especialmente si se aprende a “ajustar” el algoritmo.

Averiguar cómo usar las herramientas existentes para propósitos novedosos es una táctica creativa que lo ayudará en cualquier campo, ya sea un análisis político o cualquier otra cosa que se le ocurra.

Escribiendo simplemente “Pakistán”, por ejemplo, podría no llevar a resultados interesantes, pero la búsqueda de “Rusia Pakistán” generalmente proporcionará la información más actualizada sobre su relación bilateral que se deslizó entre los censores de Google. En su mayor parte, la información fáctica predominará sobre el análisis en este tipo de casos, aunque es probable que se publique ocasionalmente algún hit occidental, especialmente si se busca “Rusia Balcanes”, como uno de los muchos ejemplos “controvertidos” que obligan a activar el algoritmo para manipular algunos de los resultados. Cualquiera que sea el caso, y aceptando que Google News nunca será del todo exacto, especialmente cuando se trata de análisis reales, el uso de esta herramienta puede ayudar a muchas personas a mantenerse al día sobre diferentes países, eventos y relaciones bilaterales.

4.- Encuentre un sitio de Alt-Media al cual contribuir

Hay analistas públicos (ya sean formales o informales) y privados, pero la mayoría de la gente probablemente terminará siendo analista público porque el privado generalmente está restringido a instituciones gubernamentales y agencias de inteligencia comerciales o privadas, por lo que el mejor lugar para “emprender el vuelo” es a través de Alt-Media encontrando un medio al cual contribuir. Desafortunadamente, las finanzas de este espacio informativo son tales que probablemente no le pagarán, o al menos lo suficiente como para que sea un trabajo de tiempo completo (o incluso parcial) dependiendo de dónde viva, pero es la experiencia lo que cuenta. No haga esto, sin embargo, hasta que se sienta cómodo con cualquier tema sobre el que quiera escribir porque no quiere avergonzarse lanzándose prematuramente y públicamente en algo sobre lo cual no tiene conocimiento.

A veces es mejor detenerse y pensar en lugar de reaccionar y lamentar más tarde.

Sin embargo, incluso si eso sucediera, hay mucho que puede aprender simplemente por haberlo hecho, y los lectores generalmente respetan a los analistas que van en contra de la corriente egoísta en este negocio al reconocer deficiencias en su trabajo e incluso equivocaciones. Recuerde, el análisis político es acerca de interpretar los eventos con la mayor precisión posible y transmitirle a la gente lo que realmente sucedió, por qué y cuales son las posibles consecuencias. No se trata de “formar la opinión pública” y llevar a cabo un “manejo de la percepción”, aunque estos dos a veces son inextricables debido a que no se puede controlar cómo reaccionará la gente a lo que se escribió y, sin embargo, podrían verse influenciados por su trabajo. Por lo tanto, siempre es mejor comenzar por resistir la tentación que se puede sentir de usar una “reversión de ingeniería” de una “narrativa” predeterminada y concentrarse en cambio en construir su propia cosmovisión única.

5.- Participar en las redes sociales

Este es quizás uno de los pasos más cruciales, y es que los aspirantes a analistas necesitan compartir su trabajo analítico en las redes sociales, tanto bajo sus propios perfiles como en grupos. También puede ser una buena idea considerar la creación su propio grupo si tiende a centrarse en una determinada región o tema, o unirse y convertirse en administrador o moderador en uno ya existente. Los medios sociales le permiten no solo compartir su trabajo con innumerables personas, sino también ponerse en contacto con aquellos que provienen de los países o regiones que usted analiza. Esto a su vez puede conducir a un intercambio mutuo de ideas muy productivo y a darle la oportunidad de seguir sus propias actualizaciones y las conversaciones/debates que ellos tienen con sus amigos. Todo esto enriquecerá sus análisis con el tiempo.

Lo mejor de Internet es que lo conecta con personas con las que, de otro modo, probablemente nunca tendría la oportunidad de interactuar.

Otra gran ventaja de las redes sociales es que usted puede seguir a sus colegas “profesionales” (tanto formales como informales) o incluso a aquellos que tienen más experiencia que usted y comentar debajo de sus publicaciones para llamar la atención de esas audiencias sobre sus propios análisis. Esto también podría llamar la atención de ellos, lo que podría ser útil para obtener sus comentarios o entrar en contacto para colaboraciones conjuntas. Si la persona a la que sigue ya está establecida, entonces este enfoque probablemente tendrá más éxito que si no lo fuera, pero definitivamente tenga cuidado de nunca enviar spam o hacer cualquier cosa desagradable que pueda ser reprendido o bloqueado. Eso frustraría el propósito total de esta estrategia de “marketing de guerrilla” y afectaría negativamente su reputación. Conecte, pero no moleste ni fastidie.

6.- Llevar a cabo una lluvia de ideas Crowd-Sourced en las redes sociales

La red de medios sociales no es solo una calle de un solo sentido donde está compartiendo su trabajo y conectando con nuevos contactos, sino en fin es un diálogo entre usted y las muchas personas nuevas con las que se va a poner en contacto. Los chats de mensajería privada son geniales para debatir temas delicados con amigos de confianza, pero siempre intente redirigir las conversaciones a la sección de comentarios de su artículo o a las de otras personas con las que ya compartió su trabajo (como sus compañeros “profesionales” o aquellos con más experiencia que usted). Tener un diálogo público sobre algo que otros puedan encontrar interesante es una excelente manera de alentarlos a participar también, lo que lleva a una diversidad de discursos a través de la lluvia de ideas de redes sociales que beneficia a todos, ya sea que participen en el intercambio o que simplemente observen pasivamente.

Su función debe ser proporcionar un espacio amigable en las redes sociales para que este diálogo tenga lugar.

Las conversaciones francas, especialmente con aquellos que tienen opiniones contrarias, pueden ser muy apasionantes y todas las partes pueden aprender mucho de la experiencia, pero se deben mantener ciertos estándares de conducta en todo momento. Los ataques personales y provocaciones no tienen ningún sentido porque crean una atmósfera tóxica de desconfianza que echa a perder cualquier resultado constructivo de la interacción. Del mismo modo, nunca debe provocar ni atacar a sus colegas “profesionales” o a aquellos con más experiencia que usted por la misma razón, pero es aceptable responder respetuosamente a ellos o a sus artículos con sus propios comentarios públicos o un artículo sobre el tema en cuestión. No olvide nunca que las tormentas de ideas pueden provocar emociones intensas, pero que nunca es buena idea dejar que lo venzan y usted termine escribiendo algo del que luego se arrepentirá. Enfóquese en su trabajo, no en el drama.

7.- Limpie y repita

Siga los pasos de 1 a 6 una y otra vez porque este ciclo lo llevará al éxito. Internet es el gran igualador porque democratizó el camino para convertirse en analista político. Cualquiera puede hacerlo, pero no todos pueden tener éxito. Debe descartar todos los dogmas, incluso antes de comenzar, porque el mundo está cambiando a tal velocidad que la “vieja guardia” y sus ideas están en gran parte obsoletas. No juzgue a nadie, y mucho menos a usted mismo, basándose en los cliché de los guardianes, como educación y patria, pero concéntrese únicamente en los méritos de sus ideas. Utilice la información de código abierto como introducción a nuevos temas, pero luego aléjese de Google News y otros similares para profundizar su comprensión del mundo y aprender mucho más.

Sin embargo, nunca dependa de una sola fuente o medio de información, y siempre tómese el tiempo, al menos ocasionalmente, para leer análisis contradictorios.

Sin embargo, ultimadamente, su autoeducación no será suficiente si solo lee palabras estáticas en una pantalla porque debe involucrarse activamente en este campo buscando un sitio de Alt-Media al cual contribuir y luego compartir sus análisis únicos en redes sociales mientras se conecta con otros. Tanto sus colegas “profesionales” como la audiencia general pueden ayudarlo con la lluvia de ideas de fuentes múltiples, que es un intercambio de ideas mutuamente enriquecedor siempre que se lleve a cabo respetuosamente por ética básica en línea y sin un ego inflado. Recuerde, el análisis no es activismo y viceversa; son dos campos diferentes pero relacionados. La visión de un analista evoluciona naturalmente, mientras que la de un activista no lo hace hasta que los líderes “políticamente correctos” a cargo de su causa “les permitan” “pensar” de manera diferente.

Usted acertará en algunas cosas, y no en otras, pero nunca deje de aprender y siempre aspire a reflejar la realidad de la manera más objetiva posible. Además, no se disculpe nunca por algún análisis bien intencionado que usted produzca, sin importar si este permanece correcto con el tiempo o no. Somos seres humanos, nadie es perfecto, pero no deje que nadie le intimide para que abandone su pasión por el análisis político. En cambio, si sucede algo inesperado que va en contra de su modelo establecido o cosmovisión, no niegue que sucedió o ” le dispare al mensajero” que se lo contó (siempre que no lo estén molestando, por supuesto), pero interprete qué produjo el evento en cuestión y luego incorpore esa visión honesta en sus análisis siguientes. Esa es la única forma de seguir siendo un verdadero analista político y evitar convertirse en activista sin siquiera darse cuenta.

DESCARGO DE RESPONSABILIDAD: El autor escribe para esta publicación en una capacidad privada que no es representativa de nadie ni de ninguna organización a excepción de sus propios puntos de vista personales. Nada de lo escrito por el autor debe confundirse con las opiniones editoriales o los cargos oficiales de cualquier otro medio de comunicación o institución.

Andrew Korybko, 25 mayo 2018

 

 

Fuente original

Fuente traduccion Traducido por Nino Pagliccia

Andrew Korybko: Analista político estadounidense radicado en Moscú que se especializa en la relación entre la estrategia de EE. UU. en Afro-Eurasia, la visión global One Belt One Road de China de la conectividad New Silk Road, y la Guerra Hibrida.

 

Print Friendly, PDF & Email
A %d blogueros les gusta esto: