El legado racista y pederasta del movimiento LGBT – por Gearoid O. Colemain

 

La mayoría de los izquierdistas, antirracistas y activistas de derechos humanos apoyan el movimiento LGBT. Pero pocos saben cómo y por qué surgió el movimiento uranista** o de “liberación gay”.

En el apogeo del movimiento de derechos civiles de los negros en los Estados Unidos, la clase dirigente blanca utilizó a los homosexuales negros como agentes dobles para debilitar y destruir este movimiento de emancipación de la población negra de los Estados Unidos. Un actor clave en esta infiltración de la clase dirigente fue Bayard Rustin, un criminal pedófilo homosexual que logró aconsejar al Dr. Martin Luther King que abandonara la liberación negra en favor de reformas menores. Rustin persuadió al Dr. King para que dejara de proteger su casa con armas. La seguridad defectuosa en torno al Dr. King lo llevaría a ser asesinado a manos de agentes controlados por el estado.

Adam Clayton Powell y Malcolm X estaban al tanto de esta infiltración del movimiento por parte de la clase dirigente a través de los homosexuales. Powell emitió una advertencia contra los “elementos inmorales” que trabajaban en el movimiento de derechos civiles. Se refería al pedófilo Bayard Rustin. La inestabilidad emocional y psicológica de los homosexuales los convirtió en la quinta columna perfecta para que los supremacistas blancos la utilizaran para sabotear el movimiento de derechos civiles. Los supremacistas blancos que tomarían el control de todos los aspectos de la vida de los negros desfavorecidos eran en su mayoría miembros de la emergente élite judía.

 

Homosexualidad y decadencia burguesa, reflexiones sobre la masacre de Orlando

[cuarta parte de una serie de cinco artículos]

por Gearoid O. Colemain

 

 

“Si no vemos la amenaza, nos dirigimos directamente a la pared. Allí, en los comités electorales negros dieron todas las estadísticas – el 66% de todos los niños negros nacen en hogares monoparentales. Esto no es para denigrar esos hogare. La supremacía blanca dice: “Estoy eliminando las condiciones que aumentaron la hombría negra. Quito las condiciones por las que hubiera sido posible producir soldados que pudieran seguir actuando en su lado del tablero de ajedrez. Además, como te tengo en una situación tan estresante y ves más televisión que nadie, te voy a servir hombres vestidos de mujer. Y voy a hacer que te sientes ahí en tu frustración – mujeres y niños – sirviéndote, riendo, hombres negros vestidos de mujer. “

*

 

Los padres fundadores pedófilos del movimiento LGBT

Después del asesinato de Martin Luther King, la decadencia de la clase dirigente blanca se reveló en la forma del movimiento de “liberación gay”. La mayoría de los líderes del movimiento como Harry Hay, Alan Ginsburg y Larry Kramer eran homosexuales cercanos a violadores de niños. Harry Hay, a quien se le negó la afiliación al Partido Comunista de EE.UU. debido a su homosexualidad, fundó NAMBLA, la Asociación Norteamericana de Amantes de los Hombres, un subgrupo de activismo gay que es el corazón del movimiento LGBT.

NAMBLA hace campaña abiertamente para la legalización del abuso sexual infantil. Estas personas son los héroes del movimiento de liberación uraniana y casi nunca son criticados por los activistas LGBT. La razón por la que la gente común no discute estos temas es por la homofobia, que el activista de la liberación negra Irritated Genie define como el miedo a criticar a los homosexuales como resultado del condicionamiento cultural. El Dr. Umar Johnson, psicólogo y activista de la liberación negra, va más allá. Señala que la palabra “fobia” es un término médico. No hay estudios psiquiátricos o psicológicos de tal condición.

Kramer y Hay simularon las tácticas de Martin Luther King para ganar el estatus de minoría para los gays como un perseguido “tercer sexo”. La pseudo-ciencia escandalosamente fraudulenta usada por el movimiento uranista para apoyar su activismo es proporcionada por el documento de Evelyn Hooker de 1957, The Adjustment of the Male Overt Homosexual (“El ajuste entre macho y homosexual”). A pesar de que Hooker reconocía que este documento era defectuoso y de que admitía que los homosexuales podían de hecho sufrir una patología, fue utilizado por los activistas uranianos para promover su objetivo político de adquirir derechos específicos.

El movimiento LGBT ha socavado por completo los logros del activismo de la liberación negra, cuyos dirigentes han subrayado, no obstante, que los activistas homosexuales son blancos y proceden de entornos privilegiados. Fue visto, y con razón, como una conspiración racista de la clase dominante contra el proletariado predominantemente negro. Al conceder derechos específicos a las personas que se dedican a la perversión sexual, la clase obrera negra se encontró compitiendo con las “minorías” burguesas blancas en la lucha por la acción afirmativa y emancipadora, mientras que el programa de derechos de los homosexuales serviría para dividir y fragmentar las comunidades negras.

El psicólogo y pervertido holandés, el Dr. Fritz Bernard, hizo campaña toda su vida por la legalización del abuso sexual infantil. El Dr. Bernard era el editor del periódico “Paedika”, que promueve el abuso sexual infantil. Muchos de los principales activistas e intelectuales del movimiento LGBT escriben para esta revista.

Esto es lo que Bernard dijo sobre los vínculos entre los violadores de niños y el movimiento homosexual:

Los esfuerzos para emancipar a los pedófilos comenzaron en el decenio de 1950 en los Países Bajos con el surgimiento del movimiento “Enclave”, que conectaba a los pedófilos entre sí, dentro y fuera de los Países Bajos. En 1958 Enclave también se convirtió en una editorial internacional de libros, con especial atención a los libros de pedofilia.

 

“Las vidas de los gays importan”

“BlackLivesMatter” es una operación psicológica de la clase dominante que explota la ira y la frustración del proletariado negro para iniciar una guerra racial en los Estados Unidos. Como demuestra E. Michael Jones, el movimiento #BlackLivesMatter fue utilizado en Missouri para tratar de derrocar al gobierno que se oponía al matrimonio entre personas del mismo sexo. El activista Jonathan Butler fue uno de los líderes de #BlackLivesMatter durante los disturbios de Ferguson y más tarde en Missouri. Butler es un multimillonario.

Hizo un ayuno de siete días que llamó “huelga de hambre” para obligar al presidente de la Universidad de Missouri, Tim Wolfe, a dimitir. La oposición de la universidad a la planificación familiar fue uno de los temas objetados por Butler y sus partidarios oligárquicos.

Los mismos oligarcas que promovieron la planificación familiar también financiaron el Proyecto Negro, un plan maltusiano para reducir la población negra de los Estados Unidos.

Gran parte del activismo de #BlackLivesMatter se limita a la confrontación con la policía. La brutalidad policial es el lema que motiva el movimiento. Es un camuflaje de la verdadera agenda, que consiste en emascular el potencial emancipador del movimiento de liberación negra sustituyéndolo por un movimiento gay que refuerce la ideología de la clase dominante en lugar de desafiarla. El constante estribillo en torno a la brutalidad policial tiene por objeto enmascarar la vacuidad ideológica de los idiotas útiles de la represión por la clase dominante, al tiempo que provoca a los jóvenes a cometer actos de violencia, desacreditando así el verdadero activismo negro.

#BlackLivesMatter fue creado por homosexuales que han demostrado claramente su intención de hacer “gay” al movimiento de liberación negra en los EE.UU., asegurando así la continuación del desprecio y la lenta destrucción del hombre negro y la familia negra.

El psicólogo panafricanista Dr. Umar Johnson dijo que cree que la agenda homosexual es parte de un esfuerzo para exterminar la raza negra en América. Con tantos jóvenes negros encarcelados en todo el país, enfrentándose a la violación de prisioneros a escala masiva, con más de la mitad de los jóvenes negros del país sin padre y adictos a una industria de la música rap y el entretenimiento de propiedad judía que promueve agresivamente la homosexualidad, se hace evidente que la perversión sexual es un componente de una guerra de clases y razas.

El revolucionario negro Irritated Genie (“Genio Irritado”) es un activista del que probablemente no oigas hablar en los foros de la izquierda blanca de clase media. Y sin embargo, junto con el Dr. Umar Johnson, es quizás uno de los líderes más importantes de los Estados Unidos desde Malcolm X. Los comunistas no estarán de acuerdo con la dimensión racial del movimiento, pero tiene un análisis de clase mucho mejor que la mascarada de #BlackLivesMatter.

Los discursos de Irritated Genie describen cómo el empresario judío Jay Heller tomó el control de la industria del hip-hop en la década de 1980 con el fin de marginar a grupos como “Public Enemy” que promovían el activismo radical y popular.

A través de la glorificación de la violencia, la misoginia y la violación, la industria del hip-hop de propiedad judía logró envenenar y encarcelar la mente de los negros de manera mucho más eficaz que cualquier otra forma de esclavitud anterior. Los eslóganes de Public Enemy de “Poder para el pueblo” y “capacidad mental para la autodefensa” han sido reemplazados por la misoginia degenerada del Gangsta Rap y “sucia putita buena para el sexo”. Irritated Genie describe la situación de la siguiente manera:

Lo que tenemos hoy en día es una situación en la que toda nuestra juventud está bajo asedio. Porque ahora los blancos están pagando por el nuevo Tío Tom. ¿Quién es el nuevo Tío Tom de nuestro tiempo? El pedófilo y el homosexual que los blancos pagan para violar a nuestros hijos y violar a nuestras hijas y arrastrarlas a la degeneración cultural, para destruir a las familias negras. Cuando una mujer negra está tan confundida que ya no sabe que el compañero adecuado para ella es el hombre negro, no tiene que preocuparse por una revolución. ¡Ni siquiera tienes una familia que produzca hijos para llevar a cabo esta revolución! ¡Lo que tenemos ahora es un estado de emergencia!

Irritated Genie argumenta que fue la cobardía lo que hizo que la comunidad negra dejara que esta degeneración sucediera. Yo diría que la combinación de la falta de conocimiento de la historia de los LGBT, una pobre comprensión del marxismo y el miedo a ser puesto en la picota explican gran parte del apoyo “izquierdista” al movimiento reaccionario de los LGBT.

Hoy en día, Hollywood y la industria del entretenimiento promueven agresivamente la homosexualidad. Estamos siendo testigos de la alarmante sobrerrepresentación de un estilo de vida minoritario practicado por menos del 3% de la población. Hay una vil agenda racista detrás de esta campaña. El recientemente fallecido artista Prince señaló que los hombres negros que querían tener éxito en la industria de la música tenían que hacerse andróginos. El cantante Terence Trent d’Arby también había mencionado este hecho.

La feminización del hombre negro en la industria del entretenimiento es parte de un ritual racista donde el hombre negro se prostituye con su amo blanco/judío a cambio de fama y riqueza material.

De hecho, hay una plétora de vídeos en Internet que documentan la emasculación de los hombres negros en las producciones cinematográficas de Hollywood y en la industria del entretenimiento. La repetitiva “mordaza” de los hombres negros con vestidos no es aleatoria; este racismo latente está profundamente conectado a la agenda gay.

Muchos raperos afroamericanos también han hablado de este fenómeno. Si un hombre negro quiere tener éxito en los medios de comunicación de propiedad judía, tiene que ser humillado, esclavizado, castrado.

Ningún grupo de individuos debe disfrutar de derechos específicos basados en el comportamiento sexual de sus miembros. Los líderes del movimiento de derechos civiles de los negros en los Estados Unidos, como el Prof. Jams Small, se oponen al estatus de minoría para los homosexuales. La ley de los Estados Unidos establece que el estatus de minoría sólo puede concederse a un grupo sobre la base de características inmutables como la raza o el origen étnico.

Conceder el estatus de minoría a gays y lesbianas ha saboteado la liberación de los negros en los Estados Unidos. Las estadísticas muestran que los homosexuales eran hasta hace poco predominantemente blancos y de clase media alta. La concesión de la condición de minoría a esos individuos los ha transformado en una nueva élite gobernante.

La clase trabajadora predominantemente negra en América del Norte y América Latina ha pagado el precio del egoísmo desenfrenado del movimiento LGBT, que ahora se presenta como el movimiento revolucionario de nuestro tiempo – demostrando una vez más la corrección de la visión comunista de la homosexualidad y la decadencia burguesa.

La naturaleza del conflicto de clases de la agenda uraniana nunca ha sido abordada por los izquierdistas que dicen apoyar a las clases trabajadoras. Los izquierdistas en el mundo occidental son rebeldes pequeñoburgueses más que revolucionarios del proletariado. La mayoría de las veces, la concepción izquierdista del progreso se basa en los valores de la clase media blanca.

No es sorprendente, por lo tanto, que los izquierdistas franceses entusiastas de las guerras neocoloniales de la primavera árabe desfilaran por las calles de París pidiendo a gritos “matrimonio para todos”, mientras que los empobrecidos trabajadores negros limpiaban su basura tras sus manifestaciones de pseudo-izquierda.

Como Engels había predicho, los izquierdistas de hoy en día están gritando “¡Sodomía para todos! “y “Bombardeos humanitarios ahora! “¡Larga vida a los ricos, y que se jodan los pobres!

El término “agenda gay” no viene de los oponentes de la ideología homosexual. Era, de hecho, el título de un ensayo escrito en 1985 por los intelectuales estadounidenses Mariscal Kirk y Hunter Madsen. En este ensayo, escriben:

“El público debe estar convencido de que los gays son víctimas de las circunstancias, que no tienen más opciones de orientación que, por ejemplo, el tamaño, color de piel, talentos u otros factores limitantes. Sostenemos, por razones prácticas, que los gays deben ser percibidos como que han nacido gays, aunque la orientación sexual parece ser en su mayor parte el producto de una compleja interacción de predisposiciones personales y factores ambientales durante la infancia y la adolescencia.”

El estudioso estadounidense del tomismo Ryan Sorba ha declarado que todo lo que uno tiene que hacer para exponer las mentiras del movimiento LGBT es citar lo que ellos mismos dicen en su literatura.

Los dos autores de la agenda gay citados anteriormente eran pedófilos. Estos autores admiten que la homosexualidad es un trastorno emocional, pero hay que hacer creer al público que es normal a través de una campaña agresiva de mentiras, intimidación y lavado de cerebro masivo por parte de los medios de comunicación para que los pedófilos elitistas como Kirk y Madsen puedan violar a niños pequeños.

La mitad del libro “Después del Baile”, escrito por los mismos autores, trata de facilitar el acceso de los viejos gays a los jóvenes. Los métodos que defienden para hipnotizar a las desconcertadas masas heterosexuales para que toleren la homosexualidad incluyen campañas de propaganda en las que pastores fanáticos despotrican contra los homosexuales con sermones que huelen a fuego y azufre, en contraste con los homosexuales cultos, inofensivos y desprovistos de toda clase de prejuicios. El mensaje implícito está claro: no está bien criticar la homosexualidad. La liberación homosexual es progresista e izquierdista. Sin embargo, la horrible realidad es que no sólo la liberación homosexual es de derechas, sino que su proliferación en los estados policiales neoliberales demuestra que la visión soviética de la homosexualidad como fascismo es muy relevante.

La gente que apoya el movimiento reaccionario #BlackLivesMatter es gente engañada por la oligarquía. No es sorprendente, por lo tanto, que los auto-importantes y “gay-friendly” izquierdistas liberales recurran al vituperio y a las amenazas de muerte cuando son educadamente corregidos en el tema.

 

Hiper-egotismo

Duke Comedes, presidente de la Comisión de Derechos Humanos de los Estados Unidos, anunció claramente que la libertad de los homosexuales debe prevalecer sobre la de todos los demás:

“No te equivoques: no nos detendremos hasta que hayamos ganado NUESTRA libertad, NUESTRA justicia y NUESTRA búsqueda de la felicidad.”

Mi libertad, mi justicia, mi felicidad, mi placer. Yo, yo, yo; este es el eterno estribillo de la internacional homosexual – el triunfo de la voluntad, una forma de hiper-egotismo que es un reflejo directo del modo de producción capitalista. Para el homosexual, el ego lo es todo. La homosexualidad es la esencia libidinosa del capitalismo. No es una forma de vida sino una forma de muerte, o en términos freudianos, la victoria de Tánatos sobre Eros.

La campaña de propaganda fue un éxito impresionante. Dondequiera que los medios masivos  reportan críticas a la homosexualidad, vemos extractos de sermones religiosos. Esta propaganda camufla el hecho de que la investigación científica que muestra que la homosexualidad es un desorden psicológico pesa mucho más que la de aquellos que buscan afirmar lo contrario.

El Dr. Umar Johnson advirtió que en el futuro, sólo los negros homosexuales subirán a la cima de la escala social americana. Las predicciones de Johnson las refuerzan los muchos rumores que rodean el pasado sexual del Presidente Barack Obama. Obama es el presidente estadounidense más “gay-friendly” que ha habido en la Casa Blanca desde el nacimiento del movimiento LGBT

La personalidad gay triunfa en el fetichismo de consumo pero no tendría lugar en una sociedad socialista donde cada uno tiene que controlar su propio ego y trabajar por el bien común. En una sociedad socialista, los homosexuales recibirían el cuidado y la terapia compasiva que necesitan. No serían castigados por su condición, que no es su culpa; recibirían ayuda. En las sociedades capitalistas todas las patologías proliferan, incluyendo la homosexualidad.

 

Mala fe liberal

Las estadísticas muestran que entre el 1 y el 3% de las personas en el mundo occidental se identifican como homosexuales. Sin embargo, más de un tercio de todas las violaciones de niños son perpetradas por homosexuales. Esta minoría está masivamente sobrerrepresentada en la literatura sobre pedocriminalidad.

Los estudios indican que hasta el 50% o más de los homosexuales han sido víctimas de violación infantil. Es un círculo vicioso y nadie habla de ello. A los que dicen, “Personalmente, no tengo problemas con lo que la gente hace en privado”, la táctica liberal habitual de dilación, les pregunto: “¿Y si violan a los niños? ¿Cómo te sientes al respecto?” Una vez más, repito que nadie está sugiriendo que todos los hombres gays son pedófilos, pero la evidencia muestra una alarmante sobrerrepresentación de homosexuales en los casos de abuso sexual infantil.

Ryan Sorba entró en un bar gay de incógnito para hacer algunas preguntas predeterminadas sobre los vínculos entre la homosexualidad y la pedocriminalidad. Entrevistó a docenas de hombres que habían sido abusados cuando eran niños y repitió este ciclo de abuso cuando eran adultos.

De 2000 a 2007, una suboficina del Ministerio de Asuntos de la Familia de Alemania distribuyó folletos sobre la “sexualidad infantil”. Los folletos se distribuyeron en toda Alemania y en ellos se alentaba a los padres y maestros a realizar actividades sexuales con sus hijos.

Afortunadamente para los niños alemanes, los autores fueron arrestados en 2007 bajo la acusación de promover el abuso sexual infantil.

Esta abominación es el legado de la investigación “pionera” de Alfred Kinsey, que incluía la violación de niños hasta que perdían el conocimiento; un crimen que Kinsey, como sus partidarios en el movimiento LGBT, afirma que es “beneficioso” para las víctimas.

Son tiempos muy oscuros. Los psicópatas se han apoderado de nuestro mundo. Es hora de seguir el ejemplo de Rusia, China, Corea del Norte, Siria y otros países en aplastar la agenda gay. Es hora de superar nuestra “homofobia” culturalmente condicionada y exponer y denunciar sin miedo a los criminales del movimiento LGBT. La degenerada clase dirigente ya nos ha quitado todo. Ahora quieren apoderarse de nuestros hijos.

Las leyes antidiscriminatorias obligan a las escuelas a contratar a homosexuales registrados debido a su condición de minoría. A los niños de la escuela primaria se les pide que elijan su preferencia de género. A los niños de tan sólo cuatro años se les enseña sobre la homosexualidad antes de que ellos mismos entiendan las realidades de la vida, perturbando su desarrollo emocional, sexual e intelectual. Estamos hablando de un estado de emergencia, y no hay tiempo que perder.

Gearoid O Colemain, el 30 de julio de 2016

*

NOTAS

* El autor: Gearóid Ó Colmáin, corresponsal de AHT en París, es periodista y analista político. Su trabajo se centra en la globalización, la geopolítica y la lucha de clases. Sus artículos han sido traducidos a varios idiomas. Es un colaborador habitual de Global Research, Russia Today International, Press TV, Sputnik Radio France, Sputnik English , Al Etijah TV , Sahar TV Englis, Sahar French y también ha aparecido en Al Jazeera. Escribe en inglés, gaélico irlandés y francés.

** Uranista es un término del siglo XIX que se atribuyó a las personas del Tercer sexo —originalmente, alguien «con una psique femenina en un cuerpo de varón» que se siente sexualmente atraído por los varones— y que más tarde se extendió para abarcar lo que actualmente se conoce como mujeres transgénero y otros tipos de sexualidad.

***Se cree que la palabra proviene de una adaptación al inglés del vocablo alemán Urninge (uranista), que fue publicado por primera vez por el activista Karl Heinrich Ulrichs en 1864 y 1865 en una serie de cinco folletos que fueron recopilados bajo el título Forschungen über das Räthsel der mannmännlichen Liebe (Investigaciones sobre el misterio del amor entre varones). Ulrichs desarrolló su terminología antes del primer uso público del término homosexual, que apareció en 1869 en un panfleto publicado de forma anónima por Karl-Maria Kertbeny. https://es.wikipedia.org/wiki/Uranismo

*****En la mitología griega, Uranos (el cielo), se une a Gaia (la tierra), pero odia a sus hijos. Uno de ellos, Cronos (el tiempo) castra a su padre Uranos, tira sus genitales al mar, y de allí nace Afrodita. “Uraniano” se sigue usando como sinónimo de hermafrodita.

*

 

Fuente original en ingles: http://ahtribune.com/human-rights/1103-lgbt-child-abuse.html

Fuente original en espanol: Red Internacional

Traducciones al frances:

Parte I: https://globalepresse.net/2016/07/01/homosexualite-et-decadence-bourgeoise-reflexions-sur-le-massacre-dorlando/

Segunda parte: https://globalepresse.net/2016/07/01/homo-sovieticus-contre-homo-sexualis/

Parte 3: https://globalepresse.net/2016/09/17/marx-et-engels-etaient-ils-des-proto-fascistes-une-reponse-a-la-stalin-society-of-north-america/

Parte 5: https://globalepresse.net/2016/08/31/le-communisme-et-la-revolution-sexuelle/

Print Friendly, PDF & Email

You may also like...