Hay diferencia entre ‘servicios secretos’ y ‘grupo mafioso’?

87796789679

Un servicio de inteligencia al que se le da rienda suelta para cometer “delitos graves” en su propio país es un servicio de inteligencia enemigo de su pueblo.

La sorprendente revelación de que el servicio de inteligencia de Gran Bretaña, MI5, ha disfrutado de esta misma libertad durante décadas, se acaba de hacer pública en un tribunal especial en Londres, creado para investigar los servicios de inteligencia del país a instancias de una coalición de grupos de derechos humanos, alegando un patrón de ilegalidad e incluyendo la colusión en el asesinato.

La política encubierta del MI5 que obliga a sus agentes a cometer y solicitar crímenes graves, como y cuando lo consideran más procedente, se conoce como la “Tercera Dirección”. Este nombre en clave ha sido creado, al parecer, por alguien con una inclinación por todas las cosas de James Bond dentro de una agencia cuyo agente promedio es más probable que sea 5’6 y se quede calvo con una panza y dientes en mal estado que cualquier tipo de mandíbula 007.

El Pat Finucane Center, uno de los grupos de derechos humanos antes mencionados involucrados en llevar a cabo esta investigación del tribunal (Investigatory Powers Tribunal, para darle su nombre de domingo) sobre las infames actividades de la agencia de inteligencia de Gran Bretaña, emitió una declaración condenatoria en respuesta a la revelación de que en 2012 el antiguo primer ministro David Cameron introdujo pautas de supervisión con respecto a la política secreta de la “Tercera Dirección” del MI5.

La decisión de Cameron de hacerlo, afirma el grupo, estuvo lejos de ser tomada noblemente: “No puede ser una coincidencia que el primer ministro David Cameron emitiera nuevas directrices, aunque defectuosas, sobre la supervisión del MI5 solo dos semanas antes de la publicación del informe De Silva sobre el asesinato de Pat Finucane. El Primer Ministro reaccionó a la alarmante evidencia que estaba a punto de surgir de la participación del Servicio de Seguridad en el asesinato. Hasta la fecha, no han responsabilizado a nadie de una agencia pública. Las últimas revelaciones hacen que una investigación independiente sea aún más convincente”.

Pat Finucane, un católico de Belfast, ejerció su oficio de abogado de derechos humanos en un momento en que se negaba el derecho a ser completamente humano a la comunidad católica minoritaria de la pequeña y perdurable avanzada del colonialismo británico en el extremo noreste de Irlanda, también conocida como Irlanda del norte. Fue asesinado por paramilitares unionistas en 1989, cuando el conflicto de décadas de duración eufemísticamente conocido como “los problemas” estaba candente, afirmando que las víctimas eran inocentes, pero no las de ambos bandos.

A diferencia de la gran mayoría de los asesinados y asesinatos en el curso de este conflicto brutal, el de Finucane provocó una larga y dura lucha por la justicia de familiares, amigos y militantes que sobrevivieron. Alegan, de manera bastante convincente, que debería reconocerse que se llevó a cabo con la colusión activa del MI5.

Al retroceder y ofrecer una visión más amplia sobre este terreno, las actividades delictivas de los servicios de inteligencia de Gran Bretaña constituyen un material más que suficiente para un libro de considerable peso. ¡Qué suerte que ese libro ya haya sido escrito! En su “Dead Men Talking: Collusion, Cover Up and Murder en Dirty War de Irlanda del Norte”, el autor Nicholas Davies “proporciona información sobre varios de los asesinatos [durante la lucha contra los independentistas irlandeses], que fueron autorizados en el nivel más alto del MI5 y los gobiernos británicos”.

Pero más allá de los crímenes del MI5 en Irlanda, ¿qué más han hecho esos valientes defensores del Reino a lo largo de los años? Después de todo, ¿de qué sirve tener una licencia para participar en actividades delictivas graves, incluido el asesinato y, presumiblemente, la tortura, si no está preparado para usar (y abusar)? Se plantea la pregunta de cuántas muertes de alto perfil atribuidas al suicidio, causas naturales y accidentes a lo largo de los años han sido los frutos del MI5 en el trabajo.

¿Y qué hay de la posibilidad de participación del MI5 en, nos atrevemos a usar el término, “operaciones de bandera falsa”?

Interpretado por MPR, desde RI, 8 octubre 2018

Print Friendly, PDF & Email
A %d blogueros les gusta esto: