DOSSIER: La ficción de Browder sobre Magnitsky

Reportaje censurado en Occidente! El cineasta ruso Nekrasov desmantela la ficción de Browder sobre Magnitsky. ¿Quién es Bill Browder? ¿Qué historia ha estado contando con tanto éxito durante ocho años en todo el mundo? ¿Qué ley defiende con tanta persistencia en diferentes países y por qué?

*

Es extremadamente difícil creer que tal confusión manipuladora de los términos haya sido involuntaria. Andrei ha estudiado cuidadosamente el informe de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, que ha demostrado ser parcial e incompleto. En este informe “independiente”, Andreas Gross toma prestados los argumentos de Browder en su totalidad, recibiendo asesoramiento y documentación del equipo de Browder.

Browder basa su argumento principal en la afirmación de que la única razón por la que Magnitsky fue arrestado, torturado y finalmente asesinado brutalmente se debió a sus revelaciones y al informe del crimen que había investigado. En el informe, supuestamente acusó a los agentes de policía por su nombre. Sin embargo, si usted lee las actas del interrogatorio cuidadosamente y sin prejuicios, no encontrará ningún rastro de una queja que detalle una investigación, por no hablar de alguna evidencia que le parezca peligrosa a alguien. No fue una denuncia criminal, y no fue la razón de su arresto.

Magnitsky había sido objeto de investigaciones policiales desde 2004, en calidad de asesor fiscal y contable de las numerosas empresas ficticias de Browder, sospechosas de evasión fiscal.

Antes de que se convocara a Magnitsky en octubre de 2008, la prensa rusa ya había informado ampliamente sobre el fraude de la devolución de impuestos de 230 millones de dólares y sobre la investigación policial del caso (10.04.2008 Izvestia, 24.7.2008 Vedomosti”, 25.08.2008 Kommersant, 23.09.2008 Delovoi Vtornik). El nombre Magnitsky no aparece en ninguna parte. Incluso Bill Browder habló de los 230 millones de dólares en la emisora de radio Eco Moscow a finales de julio de 2008, sin mencionar a Magnitsky ni ninguna de sus revelaciones heroicas.

Así pues, se produjo un fraude importante, que fue informado por la prensa y que estuvo bajo investigación durante meses. Un contador fue citado para ser interrogado porque estaba a cargo de las compañías ficticias a cuyas cuentas se reembolsaron los 230 millones de dólares. Magnitsky, el contador, mencionó en una frase un “robo de fondos del presupuesto del estado” porque el investigador le había preguntado al respecto. En una frase muy larga y sinuosa, Magnitsky dijo que ese robo fue descubierto por un abogado llamado Khareitdinov. Los comentarios se referían principalmente a la defensa de Khareitdinov, un miembro del equipo de Browder, sospechoso de fraude. En otras palabras, Magnitsky trató de desviar las sospechas que existían sobre él y sus colegas. En cualquier caso, él no habla de una investigación sensacional y detallada de un fraude y no acusa a los oficiales de la policía.

Imaginen cómo se vería esto en Occidente: se sospecha que las empresas ficticias de un gran fondo de cobertura han sido utilizadas en un fraude financiero y la gerencia en cuestión tomó una oración y una palabra adecuada de un interrogatorio de su presunto empleado y afirmó que se trataban de pruebas indiscutibles de la heroica denuncia del empleado, una investigación detallada del asunto y una acusación justificada contra la policía que investigaba el caso. En Occidente, tales “pruebas” serían objeto de burla. Pero cuando se trata de Rusia, eso es suficiente como coartada para el sospechoso de un supuesto crimen internacional de cuello blanco.

Es sorprendente que la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, evidentemente impregnada de prejuicios y arrogancia, acepte esa incompetencia y, lo que es peor, actúe bajo la influencia indebida de un poderoso gestor de fondos de cobertura sospechoso de haber cometido delitos financieros.

Andreas Gross elogió el talento de Bill Browder en su discurso ante la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa:

Andreas Gross: Es la historia de un estadounidense que ganó dinero, hizo buenos negocios en tiempos salvajes, que supo sacar provecho de los vacíos legales… bueno, de las malas leyes. No es que hiciera negocios y se enriqueciera porque estaba robando… (cita de la película)

Como la publicación de la respuesta de Andrei al artículo de opinión de Gross en el FAZ fue rechazada por el equipo editorial, él tuvo la última palabra sobre la cuestión de si Magnitsky había acusado a los oficiales. Pero luego, inesperadamente, el Sr. Gross tuvo un problema con este informe en los Estados Unidos.

El caso Prevezon se había hecho más conocido en los Estados Unidos que el propio caso Magnitsky. En 2013, Browder interpuso una demanda contra una empresa llamada “Prevezon”, alegando que se había beneficiado del caso Magnitsky, lo que condujo a procedimientos legales. En casos similares, Browder ha acusado a varias empresas de varios países de haber recibido supuestamente parte de los 230 millones de dólares robados. Luego emitió sus comunicados de prensa, en los que afirmaba haber seguido el dinero del asunto Magnitsky por todas partes. ¡Si Browder ha encontrado el dinero robado, entonces finalmente su historia debería ser perfecta de la A a la Z!

En realidad, ningún tribunal en el mundo ha probado que Browder rastreara el dinero. Inesperadamente para Browder, el propietario de Prevezon, Denis Katsyv, inició una contraofensiva para defender su reputación con la ayuda de un equipo de abogados estadounidenses de alto nivel.

Los agentes judiciales persiguieron a Browder durante un año y medio para entregarle una citación. Cuando finalmente tuvo que declarar bajo juramento ante el tribunal, en el video de su declaración a menudo parecía ser un acusado. Durante este interrogatorio se comprobó que varios puntos clave de su historia sobre Magnitsky simplemente no eran verídicos.

Browder intentó confiar en la autoridad de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa en este juicio y aportar pruebas en su informe de investigación sobre el caso Magnitsky. El juez estadounidense William H. Pauley (Juez Federal del Distrito Sur de Nueva York) rechazó el informe de Gross por los siguientes motivos (Transcripción de la audiencia ante el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos del Distrito Sur de Nueva York, 3 de mayo de 2017; páginas 32-34):

“Al leerlo, tiene una carencia de fiabilidad. (…) No parece haber habido nunca una audiencia real después de la difusión del informe de Gross o cualquier borrador de su informe.” (…)

“No hay pruebas de que se haya llevado a cabo una audiencia real con las debidas garantías procesales.

Por último, el inicio de este informe parece haberse basado en una serie de acontecimientos que ponen en tela de juicio ciertos problemas de motivación. El informe Gross cita “trabajos anteriores” de la asamblea sobre la muerte de Magnitsky. Uno de los acontecimientos que puede haber influido en la investigación desde el principio es la interferencia de William Browder con el trabajo de la asamblea.

En junio de 2011, al parecer Browder “realizó una intervención en un seminario parlamentario” en una reunión de la comisión que finalmente autorizó la participación de Gross en la conducción de su investigación.

Además, el informe Gross está repleto de declaraciones de testigos que simpatizan con Magnitsky y Browder, entre otros. Hay varias personas que fueron pagadas y dirigidas por el Hermitage para investigar eventos relacionados con Magnitsky que fueron entrevistadas por Gross.

Aunque Gross cita ciertas conversaciones que mantuvo con funcionarios rusos y los documentos que recibió de ellos, esas referencias quedan eclipsadas por las declaraciones y opiniones de Browder, Hermitage y otras partes con intereses propios“. (…)

“En otras palabras, el informe Gross es toda una novela y lo digo en términos de hipérbole”. [“Piece of work” en el original, es decir “toda una obra”, pero con connotación de ironía.- NdeT]

Los entes públicos de radiodifusión alemanes tienen la tarea de garantizar la diversidad de opiniones al no estar vinculados por intereses económicos o estatales. La diversidad de opiniones y la independencia se consideran primordiales. “Esta independencia debe preservarse contra los intentos de ejercer influencia”. ¿Cómo puede ZDF/ARTE explicar su rechazo a proyectar el documental de producción independiente Der Magnizki Fall, que ellos mismos aprobaron editorialmente? La película fue censurada bajo la presión de un poderoso gestor de fondos de cobertura estadounidense.

En las cartas de los abogados, ZDF/ARTE no afirma que las afirmaciones de Nekrasov en la película sean falsas. La investigación del caso fue seguida y acordada por los editores de la televisión. La razón principal por la cual se retiró la película es porque nos negamos a retirar completamente a Bill Browder de la misma cuando así lo exigió la redacción. Él retiró su consentimiento retroactivamente después de darse cuenta de que la película no había resultado a su favor. La petición es absurda, ya que Bill Browder es el protagonista de la película; en general, el periodismo de investigación no sería posible en tales condiciones.

Nadie nos ha demandado hasta ahora. Esto tampoco es necesario cuando se tiene el poder de impedir que las personas implicadas cuenten su historia, lo que en nuestro caso hubiera sido la proyección de la película tal y como estaba prevista originalmente.

Andrei Nekrasov and Vetta Kirillova, 15 julio 2018
*

***

 

Fuente traducción al ingles (traducido por SOTT)
***
Comentario: La película de Nekrasov no es la única pieza crítica que Browder y su abogado Jonathan Winer han prohibido. Han forzado a Amazon a eliminar las revelaciones de Alex Krainer… ¡dos veces! Lo hicieron sólo con base en la palabra de Winer de que el libro era “difamatorio”. Aparentemente estos charlatanes y ladrones piensan que es difamatorio exponer sus mentiras y crímenes. Pero así es como operan los criminales. Y Browder es un criminal, sin duda alguna.
***
Video (solo en ingles)
AYDUAR AL AUTOR: Venta del reportaje entero
***
Who was Sergei Magnitsky, and why are we supposed to believe he was a hero?

The official story:

  • Bill Browder was an American businessman who ran a hedgefund in Russia.
  • Corrupt Russian cops, with the help of the Russian mafia, stole his business through a convoluted fraud scheme.
  • The lead cop grew rich from his stolen money.
  • Sergei Magnitsky was one of Browder’s lawyers.
  • Magnitsky reported the fraud to the Russian government.
  • Magnitsky was arrested and brutally treated in jail.
  • 7 riot cops beat Magnitsky to death while he was handcuffed.
  • The official cause of death listed ‘heart failure’.
  • Browder has since spent all his time and money lobbying Western governments to sanction Russian individuals in honor of Magnitsky, and scored a major breakthrough when US Congress passed the first round of anti-Russia sanctions via the Magnitsky Act in 2012.

Andrei Nekrasov, the Russian film-maker and director of this documentary (The Magnitsky Act – Behind the Scenes) set out as a believer in Browder’s story about the heroic Magnitsky and the evil Russian government. In the course of making a dramatic movie about it, however, Nekrasov and his crew realized that many details didn’t add up. And so their production evolved into an investigative documentary…

What they discovered instead:

  • Bill Browder used a simple ‘power of attorney’ to transfer his company to the Russian mafia.
  • Magnitsky was never a lawyer, but rather an accountant.
  • Magnitsky had worked for Browder since the 1990s.
  • Magnitsky met with the Russian mafia to transfer the ownership.
  • Browder used this period of unclear ownership to launder over $200 million.
  • The mafiosi in question then died mysteriously. Along with several other mafiosi.
  • The lead cop bought his house before property values went up.
  • The lead cop sold his house to fund a defamation lawsuit against Browder.
  • A woman who worked for Browder reported the crime.
  • Browder and HSBC called the report false.
  • Magnitsky went to jail and was asked to testify.
  • No record exists of Magnitsky reporting any crime.
  • Magnitsky had diabetes and died of neglect.
  • Magnitsky’s mother believes the prison was negligent, but did not intentionally kill her son.
  • Browder is using the Magnitsky story to avoid an Interpol warrant for tax fraud in Russia.
  • Browder’s sworn testimony in the US contradicted his company’s statements in Russia.
  • Browder’s sworn testimony relies on him not remembering details he wrote a best-selling book about.
  • Every official Western report concerning this case relies solely on Bill Browder and his sources.
Print Friendly, PDF & Email
A %d blogueros les gusta esto: