Coordinando la evacuación de los «Cascos Blancos», la OTAN “acepta” tácitamente haber participado en la guerra de Siria

NATO Summit Brussels 2018 - Meeting of the North Atlantic Council at the level of Heads of State and Government

 

La evacuación de los White Helmets o «Cascos Blancos» [1], solicitada por el Reino Unido, se mencionó en la Cumbre de Jefes de Estado y de gobierno de la OTAN, realizada el 11 de julio de 2018.

Y en definitiva ha sido ese bloque militar quien se encargó de coordinar la salida de Siria de 422 de esos elementos y sus familias, con ayuda de Israel y Jordania, dos países que tienen cada uno su oficina de enlace en el cuartel general de la OTAN, en Bruselas.

Aunque la alianza atlántica supervisó a los yihadistas durante 7 años desde la base del LandCom en la ciudad turca de Izmir (Esmirna), esta parece ser la primera vez que la OTAN reconoce haber desempeñado un papel en Siria.

La evacuación de los Cascos Blancos incluyó, por supuesto, una estrecha supervisión a cargo de fuerzas especiales occidentales, principalmente del SAS británico.

Rusia hizo posible la realización de esa operación de exfiltración al abstenerse de intervenir contra el convoy que sacó de Siria a esos elementos.

El presidente estadounidense Donald Trump dio al parecer luz verde a la OTAN para la evacuación de todo el personal occidental implicado en la guerra secreta contra Siria.

Fuente REDVOLTAIRE, 22 julio 2018

 

[1] «Londres saca de Siria a los “Cascos Blancos”», Red Voltaire, 20 de julio de 2018.

 

****

 

VER TAMBIEN:

Israel acoge a cuatro comandantes yihadistas que huyen de su derrota en Siria

El ejército israelí ha acogido a cuatro altos comandantes de los yihadistas sirios en la provincia de Quneitra, a medida que el ejército sirio recupera cada vez más terreno en el suroeste de Siria.

Estos comandantes son Moaz Nassar y Abu Rateb de la Brigada Fursan Al-Golan, Ahmad Al-Nahs de la Brigada Saif Al-Sham y Alaa Al-Halaki de Jaish Ababeel.

Los cuatro huyeron de los territorios sirios con sus familias y luego fueron acogidos por el ejército israelí una vez que cruzaron la frontera.

Los referidos comandantes fueron reclutados por los servicios de inteligencia israelíes para luchar contra el Presidente sirio Bashar Al-Assad y han permanecido en contacto con oficiales israelíes desde entonces.

Este rescate es paralelo al de 420 de los denominados Cascos Blancos y sus familias, que han sido evacuados en una operación coordinada por la OTAN y en la que han participado Israel y Jordania.

La operación se llevó a cabo desde la base militar de Esmirna, en Turquía y ha sido la primera vez que la Alianza atlántica ha admitido oficialmente su intervención en la Guerra de Siria.

Print Friendly, PDF & Email
A %d blogueros les gusta esto: