Libia según la ONU y la dura realidad – por Thierry Meyssan

Deja una respuesta