Fue Martin Luther King sacrificado por Zion? Por Laurent Guyénot

Introducción

martin king

Si estuviera con nosotros hoy, el Dr. Martin Luther Ling, Jr. estaría a la vanguardia de los partidarios globales de la Gran Marcha de Retorno palestina, el equivalente palestino de la Marcha sobre Washington. Pero él no ha estado con nosotros … por exactamente 50 años. Al igual que John y Robert Kennedy, el Dr. King fue asesinado por un anillo de asesinato de Deep State.

Aproximadamente el mismo grupo de personas mató a los Kennedy y al Dr. King.

¿Quiénes eran esas personas?

Todo indica que uno de ellos fue Lyndon B. Johnson -quien Laurent Guyenot, en su nuevo libro De Yahweh a Sión, argumenta convincentemente que proviene de un trasfondo criptojudío y fue un agente de por vida del estado de Israel y activo del crimen organizado. (Para una explicación de cómo la guerra de Johnson en Vietnam sirvió a los intereses de Israel, vea el nuevo artículo de Guyénot en Unz.com, “¿Vietnam fue un Holocausto para Sión?”)

Cada asesinato de Kennedy contó con una figura clave cuya presencia reveló la identidad de los perpetradores. La muerte de JFK puso de relieve a Jack Rubenstein, alias “Ruby“, un asesino a sueldo, cuyo jefe era Mickey Cohen, jefe de la costera kosher nostra de la costa oeste. Cohen resultó ser el recaudador de fondos número uno de Estados Unidos para el estado de Israel.

SEGÚN UN DOCUMENTO DEL DEPARTAMENTO ESTATAL DECLARADO, LA MINISTRA DE ISRAELÍ, GOLDA MEIR, RECIBIO LA NOTICIA DE QUE RUBY HABÍA ASESINADO A OSWALD CON ESTA SENTENCIA: “RUBY ESTÁ VIVO, OY VAABOY SI NOS HUBIERAN ATRAPADOS” (ALAN HART, ZIONISM, VOL. , P. 279.)

Y los verdaderos autores del asesinato de Robert F. Kennedy se dieron una propina al realizar el asesinato en el “país de Mickey Cohen” y elegir a un palestino, Sirhan Sirhan, como la patsy.

Entonces, ¿por qué este particular “Murder Incorporated” mataría al Dr. King? Lea “De Yahweh a Sión” de Laurent Guyénot para conocer la historia completa de la mano oculta detrás de los asesinatos de los años 60. Debajo hay un aperitivo.

Kevin Barrett

 

JFK con King: JFK habría firmado la ley de Derechos Civiles si hubiera vivido.

***

Fue Martin Luther King sacrificado por Zion? Por Laurent Guyénot

Hace cincuenta años, el 4 de abril de 1968, el reverendo Martin Luther King Jr. fue asesinado. El nombre, el retrato y el perfil del presunto francotirador solitario se transmitieron casi al instante. Como el amigo y abogado de King, William Pepper, ha demostrado en “An Act of State: The Execution of Martin Luther King (2003)”, el mentalmente deficiente James Earl Ray había sido manejado por un “Raúl” no identificado, que había dispuesto para su alojamiento en una habitación con vistas a balcón del Rey en el Motel Lorraine en Memphis, y para encontrar un arma debajo de su ventana con sus huellas dactilares en ella. El abogado designado para defender a Ray no tuvo problemas para convencerlo de declararse culpable con la esperanza de recibir indulgencia del tribunal. Nadie prestó atención cuando Ray se retractó tres días después, manteniendo su inocencia hasta su muerte en 1998.

 

Racista, psicópata Johnson

 

El reverendo King había avergonzado al gobierno de Lyndon Johnson por su postura contra la guerra de Vietnam, y más a través de su proyecto de reunir “un ejército multirracial de los pobres” en una “Campaña de los Pobres” que marcharía sobre Washington y acamparía en el Capitolio hasta que el Congreso firmara una “Declaración de los Derechos Humanos de los Pobres”. Johnson, que había cosechado los beneficios de los esfuerzos de los Kennedy en favor de los derechos civiles al firmar en julio de 1964 la ley que prohibía oficialmente la segregación, no pudo perdonar a King por haber puesto en su contra el capital de simpatía que había obtenido en este proceso. Johnson dijo de manera famosa sobre su comprensión del beneficio de esta ley:

“Haré que esos negros voten por losdemócratas durante los próximos 200 años”.

[1] En su mente profundamente racista (evidenciado por muchos testimonios), esperaba que King siguiera siendo su negro agradecido y canalizara hacia él todos los votos de la comunidad negra. En cambio, King ayudó a arruinar la reputación de Johnson.

 

King y Johnson en la firma

 

Como rara vez se señala, vale la pena enfatizar que King también había decepcionado fuertemente a la comunidad judío-sionista, que sentía que nunca había pagado una deuda importante. King había recibido un fuerte apoyo En dinero, asesoramiento legal, cobertura de medios y otras áreas –De judíos estadounidenses, lo que lo llevó a recibir el Premio Nobel de la Paz en 1964.

Los judíos habían jugado un papel destacado en la organización del Movimiento de Derechos Civiles Afroamericanos. Desde la fundación de la Asociación Nacional para el Avance de la Gente de Color (NAACP) en 1909, todos sus presidentes habían sido judíos hasta 1975. Después de la Segunda Guerra Mundial, la mayoría de las organizaciones judías estuvieron involucradas en el Movimiento por los Derechos Civiles. Los judíos proporcionaron su apoyo financiero, legal, estratégico e incluso ideológico. (Por el contrario, ningún afroamericano ha sido admitido en las principales organizaciones judías, y mucho menos se le ha permitido dirigirlas). Algunos líderes afroamericanos como Louis Farakhan creen que los judíos han apoyado su causa solo para secuestrarla. [2]

Una de las mejores ilustraciones de esto es la famosa marcha de King en Washington, DC, que culminó con su famoso discurso “Tengo un sueño” el 28 de agosto de 1963, frente al Lincoln Memorial. Los judíos contribuyeron masivamente al éxito de esta marcha. Como recordó Seth Berkman en su cuadragésimo aniversario:

“Arnie Aronson era un organizador poco conocido pero crucial; El rabino Uri Miller recitó la oración de apertura; El rabino Joachim Prinz pronunció un discurso conmovedor justo antes de las palabras históricas de King “.

Los comentarios introductorios del Rabino Joachim Prinz, entonces presidente del Congreso Judío Estadounidense, ofrecen un ejemplo revelador del oportunismo judío:

“Te hablo como un judío estadounidense”, comenzó Prinz.

“Como judíos, traemos a esta gran manifestación en la que miles de nosotros participamos con orgullo en una doble experiencia: una del espíritu, y uno de nuestra historia. En el ámbito del espíritu, nuestros padres nos dijeron hace miles de años que cuando Dios creó al hombre, lo creó como el prójimo de todos […]. De nuestra experiencia judía de tres mil quinientos años, decimos: Nuestra historia antigua comenzó con la esclavitud y el anhelo de libertad “.

Siguió un breve recordatorio del sufrimiento judío desde los guetos de la Edad Media hasta el reciente Holocausto. Entonces, justo cuando esperaríamos una palabra sobre la condición de los estadounidenses negros, Prinz ignora el problema:

Los estadounidenses “deben hablar y actuar”, dice,

“No por el negro, no por el bien de la comunidad negra, pero por el bien de la imagen, el sueño, la idea y la aspiración de América misma “. [3]

Entonces Joachim Prinz enfatizó que los judíos siempre han enseñado que

“cuando Dios creó al hombre, lo creó como el prójimo de todos”.

Fue el mismo Joachim Prinz quien, en un libro publicado en Berlín en 1934 (Wir Juden, “Nosotros los judíos”), aplaudió las nuevas leyes nazis raciales:

“QUEREMOS QUE LA ASIMILACIÓN SEA REEMPLAZADA POR UNA NUEVA LEY: LA DECLARACIÓN DE PERTENENCIA A LA NACIÓN JUDÍA Y LA RAZA JUDÍA. UN ESTADO CONSTRUIDO EN EL PRINCIPIO DE LA PUREZA DE LA NACIÓN Y LA CARRERA SÓLO PUEDE SER HONRADO Y RESPETADO POR UN JUDÍO QUE DECLARA SU PERTENENCIA A SU PROPIA CLASE “. [4]

El apoyo judío a Martin Luther King no fue sin ataduras. A cambio de su apoyo, los sionistas esperaban de parte de King algún gesto amistoso hacia Israel. Fue invitado oficialmente más de una vez a Israel, pero siempre lo rechazó amablemente (“demasiado ocupado”). De acuerdo con Haaretz,

 “DOCUMENTOS QUE HAN SALIDO A LA LUZ 45 AÑOS DESPUÉS DEL ASESINATO DE MARTIN LUTHER KING JR. MUESTRAN LOS ESFUERZOS DE ISRAEL PARA AMAR AL LÍDER DE DERECHOS CIVILES – UNA CAMPAÑA QUE NUNCA SE REALIZO “. [5]

Después de la Guerra de los Seis Días de 1967, movimientos activistas negros, como el Comité de Coordinación de Estudiantes No Violentos, las Panteras Negras y la Nación del Islam, se volvieron cada vez más críticas con respecto a Israel, y resintieron la presencia desproporcionada de judíos en el movimiento por los derechos civiles. La visita de King a Israel habría tenido un tremendo impacto. Si King fue asesinado o no por no pagar su deuda, es una cuestión de registro que, después de su muerte, Los sionistas abusaron de su legado fingiendo haber expresado su apoyo a Israel en una carta escrita a un amigo antisionista, que contenía el siguiente pasaje:

“Usted declara, mi amigo; que no odias a los judíos, eres simplemente “antisionista” […]. Y digo: que la verdad brille desde lo alto de las montañas, que haga eco a través de los valles de la tierra verde de Dios: cuando la gente critica el sionismo, se refieren a los judíos […]. El antisemitismo, el odio del pueblo judío, ha sido y sigue siendo una mancha en el alma de la humanidad. En esto estamos totalmente de acuerdo. Así que sé también esto: El antisionista es intrínsecamente antisemita y siempre lo será “.

Esta carta es un engaño. Apareció por primera vez en el libro Sueños Compartidos: Martin Luther King, Jr. y la Comunidad Judía por el Rabino Marc Schneier (1999), un intento de luchar contra el creciente antisemitismo negro, ingenuamente enviado por el hijo del Dr. King, Martin Luther King III . Aunque probada que era totalmente falsa, desde entonces se ha reproducido en muchos libros y páginas web. Michael Salberg, de la Liga Antidifamación, utilizó la cita en su testimonio del 31 de julio de 2001 ante el Subcomité de Operaciones Internacionales y Derechos Humanos del Comité de Relaciones Internacionales de la Cámara de Representantes. [6] Y así King proveyó, una vez muerto, el mismo apoyo a Israel que siempre se había negado a dar cuando estaba vivo.

Robert Kennedy anunciando la muerte de King en Indianápolis, ante un público predominantemente negro.

 

Es interesante comparar esta falsa posición pro-israelí inventada después de la muerte de King con el proceso similar que sufrió Robert Kennedy, quien fue asesinado dos meses después. (Vea mi artículo sobre el asesinato de RFK en Veterans Today). [7] Su presunto asesino fue descrito desde el primer día como “un virulento antiisraelí” y “un joven con un odio supremo por el estado de Israel”. “[8] En el cuadragésimo aniversario de la muerte de RFK, The Jewish Daily Forward escribió:

“AL RECORDAR A BOBBY KENNEDY, RECORDEMOS NO SÓLO LO QUE ÉL VIVÍA, SINO TAMBIÉN LO QUE ÉL MURIÓ “A FAVOR, LA NATURALEZA PRECIOSA DE LA RELACIÓN AMERICANO-ISRAELÍ”. [9]

Esto solo puede considerarse una gran mentira, cuando conocemos la larga hostilidad de la familia Kennedy hacia el poder judío, la política pro-árabe de John Kennedy como presidente y su lucha de poder con Ben-Gurion con respecto a Dimona, y el intento de Robert Kennedy de limitar la influencia del lobby de Israel como Fiscal General en el gobierno de su hermano (todo documentado en mis libros).

Para los asesinatos de Martin Luther King y Robert Kennedy, Lyndon Johnson es el principal sospechoso. Pero dado lo que sabemos hoy sobre la alianza secreta entre Johnson e Israel, no hay dudas de que King y Kennedy fueron sacrificados por el Complejo de Poder Sionista.

Laurent Guyénot, 2018

 

Traducción Fuente

 

[1] Citado en Ronald Kessler, Inside the White House, Simon & Schuster, 1995.

[2] Kevin MacDonald, The Culture of Critique: Hacia una teoría evolutiva de la participación judía en los movimientos intelectuales y políticos del siglo XX, Praeger, 1998, kindle ed. 2013, k. 10865-10918.

[3] Seth Berkman, “Los judíos que marcharon en Washington con Martin Luther King”, Forward.com, 27 de agosto de 2013. El discurso de Prinz está en http://www.joachimprinz.com/images
/mow.mp3.

[4] Citado en Israel Shahak, Historia judía, Religión judía: El peso de tres mil años, Pluto Press, 1994, p. 86.

[5] Ofer Aderet, “Cómo Martin Luther King Jr. evitó visitar Israel”, Haaretz, 23 de febrero de 2013.

[6] Fadi Kiblawi y Will Youmans, “los apologistas de Israel y el engaño de Martin Luther King Jr.”, 18 de enero de 2004, en electronicintifada.net.

[7] “Sirhan Sirhan y el misterio del terror sintético islámico”, en http://www.veteranstoday.com/2016/05/14/sirhan/

[8] Jerry Cohen, “Yorty revela el memorando de ese sospechoso que establece la fecha límite para la muerte”, Los Angeles Times, 6 de junio de 1968, páginas 1 y 12, en latimesblogs.latimes.com/thedailymirror/2008/06/june-6-1968 .html. Jerry Cohen, “Sospechoso nacido en Jerusalén llamado antisemita”, The Salt Lake Tribune, 6 de junio de 1968, en http://www.newspapers.com. Véase también Harry Rosenthal, “El apoyo del senador Kennedy a Israel promovió la decisión declara Sirhan”, The Telegraph, 5 de marzo de 1969, en news.google.com

[9] Jeffrey Salkin, “Recuerde para lo que murió Bobby Kennedy”, Forward.com, 5 de junio de 2008.

El libro de Laurent Guyénot From Yahweh to Zion relaciona los asesinatos de los años 60 con el 11-S y la “guerra contra el terror”

Print Friendly, PDF & Email
A %d blogueros les gusta esto: