Las sanciones de Estados Unidos perjudican al dólar como medio de pago internacional

5678578

Frente a la política de sanciones practicada por los Estados Unidos, muchos países, incluidos los aliados, están buscando una alternativa al dólar para su comercio. Para Europa, como para India, esto es necesario para poder comerciar con Irán. China y Rusia también están luchando para escapar al control de Estados Unidos, dice el Wall Street Journal.

Los medios de comunicación informan que tanto aliados y opositores de Washington están tratando de impedir que controle el comercio internacional y están poniendo en marcha sistemas que no utilizan la moneda estadounidense. La decisión de Trump de retirarse del acuerdo nuclear iraní y relanzar las sanciones contra Teherán ha dado un impulso a este proceso. Reino Unido, Alemania y Francia no han apoyado estas sanciones, que prohíben las transacciones en dólares con bancos iraníes en particular.

India también ha mostrado su malestar. Teherán es un socio de larga data de Nueva Delhi, especialmente porque los indios necesitan petróleo iraní. De ahí que se haya establecido un sistema alternativo entre estos dos países desde el pasado mes de noviembre.

China y Rusia también quieren escapar al control estadounidense y optar por sistemas que no pueden ser controlados por Estados Unidos. Además, estos dos países concluyen acuerdos en rublos y yuanes y no en dólares.

“El comercio internacional se realiza en dólares, lo que permite a Estados Unidos supervisar los canales de importación y exportación. Incluso si el dólar sigue siendo dominante en el comercio mundial, los nuevos sistemas están reduciendo la capacidad de Washington para imponer su política y utilizar sanciones”, asegura el Wall Street Journal.

Sin embargo, el periódico reconoce que los delincuentes y terroristas pueden hacer pagos sin que Estados Unidos sea capaz de controlarlos.

Los esfuerzos de Europa representan la mayor amenaza para los Estados Unidos. Los primeros proyectos se lanzaron en el Viejo Continente tras las amenazas estadounidenses de tomar medidas contra el sistema Swift. En respuesta, Alemania, Francia y el Reino Unido anunciaron la introducción de un nuevo instrumento de apoyo al comercio, “instex”, basado en el euro, que permite el comercio con Irán de productos no sujetos a sanciones estadounidenses, incluidos los bienes de consumo y los medicamentos. Posteriormente, se ampliará a otras transacciones comerciales con Irán.

El abandono del dólar se ha hecho más significativo en China, que concluye transacciones en yuanes con países como Turquía y Pakistán. En 2018, China y Nigeria firmaron un swap que reduce la presencia del dólar en su comercio bilateral. En 2017 el 18 por ciento del comercio entre China y Rusia se realizaba en moneda nacional, frente al 7 por ciento en 2013.

“Los esfuerzos de China para establecer un sistema de pago sin dólares representan una seria amenaza para Estados Unidos, dado que China es la segunda economía más grande del mundo y desempeña un papel inmenso en el comercio internacional. Mientras tanto, el sistema chino SIPS, lanzado en 2015 y gestionado por el Banco Nacional, utiliza la red Swift. Pero muchos expertos creen que en el futuro, el sistema chino podrá prescindir de él”, concluye el Wall Street Journal.

Los Ministros de Asuntos Exteriores francés, alemán y británico anunciaron el 31 de enero la intención de crear un instrumento de apoyo a los intercambios comerciales (instex) con Irán. Con sede en París, estará dirigida por Per Fischer, un antiguo alto funcionario alemán del Commerzbank. Inicialmente, este régimen protegerá el comercio en los sectores farmacéutico, agroalimentario y de equipos médicos.

Los tres países fueron amenazados con sanciones por el gobierno de Trump si el mecanismo se lanzaba.

Print Friendly, PDF & Email

You may also like...