Las milicias kurdas mantienen detenidos a 450 yihadistas franceses

5678568 copy
En enero las fuentes oficiales todavía reconocían entre 100 y 150 yihadistas franceses capturados por las milicias kurdas; ahora triplican el número: unos 450 yihadistas franceses permanecenn detenidos en cárceles y campos de internamiento kurdos.

“En la zona nororiental de Siria, se estima que hay entre 400 y 450 franceses, algunos en campos y otros prisioneros, incluidos niños”, dijo el ministro de Defensa Jean-Yves Le Drian el martes durante una audiencia ante la Comisión de Asuntos Exteriores de la Asamblea Nacional.

El aumento está ligado a la liberación a finales de marzo de la ciudad de Baghouz, el último bastión del Califato Islámico en la región oriental. Al menos 5.000 hombres, mujeres y niños han huido en la desbandada yihadista de finales de febrero.

“A medida que miles de extranjeros huyen del Califato en ruinas, la carga que ya es demasiado pesada para nosotros se hace aún más pesada”, advirtió Mustafa Bali, portavoz de las FDS (Fuerzas Democráticas Sirias).

Las aclaraciones del ministro francés no tranquilizan a los funcionarios kurdos y las ONG. Le Drian recordó que sólo los niños podían ser repatriados a Francia, si eran huérfanos o si sus madres daban su consentimiento, y que París se oponía a la repatriación de hombres y mujeres considerados combatientes.

“Nuestra lógica es siempre la misma y no nos moveremos: los combatientes deben ser juzgados donde han cometido sus crímenes”, dijo. “Los niños, si son huérfanos o si, por casualidad, existe la autorización de su madre, podrían ser repatriados a Francia, pero caso por caso”, añadió. “Esto es lo que hemos comenzado a hacer y esto es lo que seguiremos haciendo”, añadió.

Cinco huérfanos regresaron el 15 de marzo y una niña de tres años, cuya madre fue condenada a cadena perpetua en Irak, fue condenada a cadena perpetua el 27 de marzo.

Le Drian también indicó que más de un centenar de yihadistas franceses están presentes en la ratonera de Idlib. El último bastión yihadista de Siria, esta vez en el oeste del país, está siendo atacado desde hace un mes por el ejército sirio y sus aliados rusos.

“Hay más de un centenar de combatientes franceses en la zona de Idlib”, dijo el ministro, que calificó la ratonera como una “bomba en tiempo real” con la presencia de “30.000 combatientes”, o sea, yihadistas, y el riesgo de una afluencia de refugiados de esa zona hacia Europa.

La provincia de Idleb y partes de las provincias vecinas de Hamah, Alepo y Latakia están en manos de Hayat Tahrir Al-Sham, antes Frente Al-Nosra y, por lo tanto, Al Qaeda.

Fuente

Print Friendly, PDF & Email
A %d blogueros les gusta esto: