¿Cuántos oficiales de la OTAN han sido capturados durante la Guerra de Siria, dirigiendo a los yihadistas?

chech2dghd
¿Cuántos militares extranjeros, árabes y occidentales, han sido capturados durante la Guerra de Siria por el ejército regular?, ¿cuántos permanecen detenidos e interrogados en cárceles secretas por los servicios de inteligencia?

Sabemos que, en lugar de fusilarlos, como corresponde, el gobierno de Damasco ha liberado a decenas de soldados extranjeros tras mantener negociaciones secretas (con o sin intermediarios).

También sabemos que -en al menos en una ocasión- la negativa del gobierno a liberar a algunos de estos mercenarios, como los del SAS británico y los australianos, ha logrado que en Londres temblaran y se desquiciaran, hasta el punto de amenzar con una guerra abierta.

En junio de 2012, un año después del inicio de la guerra, el ejército capturó a más de 120 mercenarios extranjeros que, durante los interrogatorios, no proporcionaron más información que su nombre, rango actual o anterior, número de serie y lugar de nacimiento.  Esos mercenarios eran totalmente diferentes de los yihadistas que se unieron a las diversas milicias armadas de la “oposición”.

En 2015 más de 1.850 oficiales de enlace de diferentes nacionalidades árabes fueron capturados durante las batallas contra las diferentes facciones yihadistas.

También hay un número indeterminado de turcos, probablemente miembros de las diversas mafias políticas y económicas, incluidos los viejos Lobos Grises, que fueron capturados con milicianos turcomanos y yihadistas árabes en Idlib durante los combates que tuvieron lugar al norte de Latakia poco antes de la intervención militar rusa en setiembre de 2015.

Durante la batalla de Alepo el ejército sirio capturó entre 55 y 70 oficiales de la OTAN que dirigían las operaciones yihadistas, lo que se encubrió con unos titulares estridentes acerca de la masacre que iban a cometer las fuerzas leales. Su liberación se produjo después de la apertura de negociaciones secretas con los países de origen.

Sin embargo, este año han muerto o han sido capturados 23 oficiales del SAS británico en Guta oriental con las manos en la masa. Londres exigió su liberación inmediata y llegó a pedir un ataque abierto y directo contra Siria, que luego derivó en el montaje del lanzamiento de armas químicas y las posteriores represalias tripartitas.

Hasta este momento los soldados del Pentágono son los únicos que no quieren ser capturados bajo ninguna circunstancia y han repelido de manera agresiva todos los cercos en los que se han visto envueltos.

En abril de ese año una unidad de inteligencia militar siria capturó a varios soldados de los ejércitos holandés y danés que se llegaron a Rojava haciéndose pasar por “voluntarios” europeos que querían luchar junto a los kurdos. Aquellos “voluntarios” dominaban las armas y los equipos de transmisión con demasiada destreza como para dar el pego de que eran “internacionalistas” que habían llegado allá de manera desinteresada.

El desfile de falsos “voluntarios” que se han hecho pasar por “anarquistas” y “ecologistas” amigos de Rojava comprende un enorme abanico de nacionalidades, como franceses, belgas, canadienses, alemanes y holandeses que para camuflarse aprovechan las mil y una tonterías que circulan por ese tipo de países entre los medios “progres” sobre la “revolución libertaria” que ha brotado en el norte de Siria.

La invasión europea obligó a la inteligencia militar siria a infiltrarse en el interior de las Fuerzas Democráticas Sirias. Los 73 soldados franceses capturados cerca de Hassaka a finales de abril de este año fueron capturados gracias a una de esas unidades, compuestas por kurdos partidarios del gobierno de Damasco.

Pero no sólo los sirios y sus aliados persiguen a los “voluntarios” franceses, sino también la inteligencia turca. En total, casi 300 soldados franceses están detenidos en Siria.

Además de militares árabes y de la OTAN, en Siria operan intermediarios búlgaros, rumanos y polacos implicados en transacciones clandestinas de armas destinadas a los yihadistas. Su tarea es impedir que los hilos lleguen hasta los verdaderos suministradores, que están siempre en los países occidentales, especialmente Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia.

Finalmente, en las cárceles de la Fuerza Aérea Siria hay soldados kosovares y albaneses detenidos que, igual que los anteriores, no son otra cosa que intermediarios que borran las pistan que conducen al Estado Mayor de la OTAN.

Strategika51, 26 mayo 2018
Print Friendly, PDF & Email
A %d blogueros les gusta esto: