Revuelta en las altas esferas del poder: Será derrocado el presidente Trump? – por Paul Craig Roberts

 

Paul-Craig-Roberts-1-660x330Actualmente estamos experimentando una revuelta en las altas esferas del poder en la medida en que el complejo militar y de seguridad da un golpe contra el presidente electo de Estados Unidos.

El presupuesto anual del complejo militar y de seguridad es de un billón de dólares. Esta enorme suma de dinero proviene de los contribuyentes estadounidenses que tienen muchas necesidades no satisfechas. Para justificar un presupuesto tan enorme se requiere de un gran enemigo.

El complejo militar y de seguridad, así como los medios y políticos a disposición suya han hecho de Rusia ese enemigo. El complejo y sus agentes políticos y mediáticos no permitirán a Trump normalizar las relaciones con Rusia.

Para evitar que el presidente Trump disminuya las peligrosas tensiones que Washington ha creado entre las principales potencias nucleares, el complejo militar y de seguridad orquestó el ‘Rusiagate’, un engaño que ya ha sido comprobado, pero que muchos han terminado por creer de tanto que se ha repetido en los medios de comunicación. El complejo militar y de seguridad orquestó las acusaciones falsas que involucran a 12 rusos. El complejo militar y de seguridad orquestó el arresto falso de María Butina, y así sucesivamente.

El complejo militar y de seguridad que actúa a través de los políticos que posee y controla, ha hecho de la responsabilidad cotidiana normal del presidente, reconocida y asumida por cada presidente anterior, que ha pretendido aminorar las tensiones [con Rusia] pues podrían conducir a una guerra nuclear, en un grave crimen. ¡El presidente Trump es acusado de traición por tratar de hacer las paces!

Una persona inconsciente podría pensar que esto es tonto y reír, pero como lo demuestra Finian Cunningham, el presidente Trump se ha convertido en un enemigo que ha traicionado a Estados Unidos. Actualmente estamos experimentando una revuelta en las altas esferas del poder en la medida en que el complejo militar y de seguridad da un golpe contra el presidente electo de Estados Unidos.

En 1961, el presidente Dwight Eisenhower advirtió a los estadounidenses durante su último discurso público que el complejo militar industrial era una amenaza para la democracia. Palabras más ciertas nunca habían sido pronunciadas por un presidente estadounidense. Poco después, el complejo militar industrial asesinó al presidente John F. Kennedy por trabajar a favor de la paz con el líder soviético Khruschev.

Para deshacerse del presidente Nixon, que había hecho demasiados acuerdos de control de armas con los soviéticos y promovido la apertura hacia China, el complejo militar y de seguridad utilizó uno de sus instrumentos, The Washington Post, para orquestar el escándalo ‘Watergate’ para, de esta manera, forzar la renuncia de Nixon. Ahora el complejo militar y de seguridad está incitando abiertamente a la revuelta contra el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Si esta nueva incursión tiene éxito, cosa que es muy probable, la Unión Americana será una distopía absoluta y todas las voces independientes serán silenciadas.

¿En quién puede confiar Trump? No es en su propio partido político. No es en su gobierno. No es en los medios impresos, la televisión o la radio pública. No es en Europa. No es en el servicio secreto. No es en el Pentágono. No es en el inconsciente pueblo estadounidense. Trump solamente cuenta con los “deplorables”, y ellos no están organizados y experimentarán represalias una vez que Trump sea eliminado.

Al esforzarse por llegar a un acuerdo con Washington, Putin y Lavrov están golpeando sus cabezas contra un muro de piedra. Tarde o temprano, Putin y Lavrov tendrán que aceptarlo. Una vez que Putin y Lavrov se den cuenta de la situación, comprenderán que la guerra o la rendición son su única opción.

Paul Craig Roberts, 19 julio 2018

Fuente original

Fuente traduccion

Print Friendly, PDF & Email
A %d blogueros les gusta esto: