“Escenario de ensueño para la OTAN”: Cómo Facebook se ha convertido en una “herramienta” de EE.UU.

atlantic-council

Facebook ha anunciado un acuerdo con el ‘think tank’ Atlantic Council para combatir la propaganda electoral, lo que viene a ser como “contratar a incendiarios para dirigir bomberos”, según un experto.

La decisión de Facebook de contratar “un ‘think tank’ financiado por fabricantes de armas, ramas del Ejército de EE.UU. y monarquías de Oriente Medio” para salvaguardar el proceso democrático es como “contratar a incendiarios para dirigir un cuerpo de bomberos”, denuncia el periodista irlandés Bryan MacDonald en un artículo de opinión para RT.

  • La compañía de Mark Zuckerberg ha anunciado esta semana un acuerdo con el grupo de expertos estadounidense Atlantic Council para combatir la propaganda electoral.
  • Según explica el gigante azul en un comunicado, esto ayudará a aumentar la cantidad de “ojos y oídos” que mantiene “trabajando para detectar posibles abusos” en su servicio.

“Escenario de ensueño para la OTAN”

Si Facebook realmente quisiera “proteger la democracia y las elecciones en todo el mundo”, crearía una amplia coalición de expertos y activistas “de una amplia y diversa gama de países a los que sirve”, conjetura MacDonald en su artículo. Sin embargo, el gigante estadounidense de las redes sociales ha delegado la tarea en “el ala de propaganda de la OTAN”.

“No se equivoquen: este es un escenario de ensueño para la OTAN y aquellos que dependen de ella para su sustento y estatus”, escribe el periodista, argumentando que ahora el ‘think tank’ estadounidense está “perfectamente posicionado para ser el perro de Facebook en el espacio de la información”.

Al seleccionar a un actor “claramente sesgado” para vigilar la supuesta desinformación e interferencia extranjera durante “elecciones y otros momentos altamente sensibles”, así como para “ayudar a educar a los ciudadanos y a la sociedad civil”, el equipo de Mark Zuckerberg “ha convertido su empresa en una herramienta de la agenda militar de EE.UU.”, se lamenta el analista.

“Enemigos de la democracia” al cuidado de procesos democráticos

Paralelamente, el experto sugiere echar un vistazo a las fuentes de financiación del Consejo Atlántico, entre cuyos donantes figuran contratistas militares como Lockheed Martin, Boeing y Raytheon, “todos los cuales se benefician directamente de las tensiones con potencias como Rusia y China”. Mientras tanto, además de la propia OTAN, también contribuyen el Departamento de Estado y diferentes ramas del Ejército de EE.UU.

Otros pagadores importantes incluyen al Gobierno y a dos petroleras de los Emiratos Árabes Unidos, que —subraya el autor del artículo— “es una monarquía absoluta”, o a Marruecos, que “tampoco es conocido por sus libertades”.

En su opinión, “aquí está el absurdo inherente al enfoque de Facebook“, pues, en esencia, “ha entregado el control a los activistas que son financiados por los enemigos de la democracia y las entidades que se benefician de provocar la histeria sobre la influencia externa malévola en las elecciones occidentales”, sin olvidar que EE.UU. ha sido, en cierta medida, “el mayor entrometido en las elecciones de otros”.

Escasa cobertura mediática

El analista califica también de “alarmante” la escasa cobertura de la noticia en los medios occidentales. Algunos de ellos (como CNN, The Washington Post, BBC y The New York Times) casi ignoraron por completo la historia; otros (como CNET y The Hill), la cubrieron, pero sin referencia a la agenda del ‘think tank’; mientras que la influyente revista Adweek incluso comenzó su informe con una descripción del grupo de presión como “no partidista”.

En este sentido, el autor sostiene que “si estás sentado en Washington”, ‘no partidista’ puede significar no apoyar a los partidos demócrata o republicano, pero “en el resto del mundo, el Atlantic Council es claramente partidista”, ya que existe para promover, a través de la OTAN, los objetivos de la política exterior de EE.UU., particularmente en Europa.

Manchar a Rusia, “un asunto existencial” para el Atlantic Council

“Y seamos claros” —prosigue MacDonald—, “sin Moscú como enemigo, la OTAN deja de existir”, lo que significa que “manchar a Rusia es un asunto existencial para el Atlantic Council”.

En consecuencia, los nuevos socios de Facebook tienen “un gran interés en crear la impresión de que Moscú está interfiriendo en las elecciones occidentales” o que incluso, dada la popularidad de la plataforma en el país, ahora son capaces “de inmiscuirse en las propias encuestas de Rusia”, asevera el periodista.

En cuanto al posible motivo por el que Facebook eligió Atlantic Council, el analista recuerda que el mes pasado Mark Zuckerberg fue objeto de un intenso interrogatorio en la Cámara de Representantes de EE.UU. Por lo tanto, emplear al grupo de “propaganda de la OTAN” como inspectores de datos quizás sea la “mejor manera de mitigar los temores del ‘establishment'”, concluye el experto.

Fuente RT 20 mayo 2018

Print Friendly, PDF & Email
A %d blogueros les gusta esto: