Caza de Crímenes sexuales: quien se beneficia?

arsdf

Joseph Goebbels

Lamentablemente, vamos hacia un endurecimiento sin precedentes del código penal gracias a la utilización mediática y política de sucesos como los de “El Pescaíto” y, ahora de forma especialmente preocupante, de “La Manada”. En unas semanas se presentará el nuevo borrador.

Recientemente, al calor de las protestas por la sentencia de La Manada, decía el ministro Rafael Catalá: “En 23 años (este tipo de delitos datan en el Código Penal desde 1995) la sociedad ha cambiado mucho y, en particular, en el compromiso por el respeto y en la intransigencia contra la violencia, sobre todo contra la de género”.

Los que hemos vivido más de 23 años sabemos que claro que ha cambiado, ha cambiado a peor especialmente en lo que tiene que ver con libertad individual pero también con cultura, educación y justicia económica y social.

Después de los atentados del 11-S se desplegó toda una campaña represiva sin precedentes basada en el miedo irracional y en unas ansias insaciables de seguridad. En su momento la izquierda lo criticó … Ahora da la razón a este tipo de prácticas.

El “antiterrorismo” por la derecha y ahora el Me Too por la izquierda están podando las libertades buscando una seguridad que nunca van a encontrar. El crimen común siempre existirá, se puede reducir pero no eliminar y lo que es evidente es que la vía punitiva no lo elimina, de la misma manera que la pena de muerte no erradica los asesinatos en absoluto.

Lo que sí se puede evitar es el crimen político que están a punto de cometer y que sirve de cortina de humo para los crímenes económicos de la banca, principales beneficiados de estas farsas. Si enfrentamos a musulmanes con occidentales, catalanes con españoles y a mujeres con hombres, se obtiene la recompensa de evitar una lucha que puede ser legítima y que afecta especialmente a los dueños de la banca, los medios de comunicación y las corporaciones financieras: la lucha de clases.

Este razonamiento, básico para cualquier persona de izquierdas, ahora ha desaparecido en los portavoces de los partidos y sindicatos teóricamente progresistas. En su lugar tenemos que ver cosas como el #SoloSiesSi defendido desde Podemos y lanzado a las redes como un meme peligroso que demuestra que hay lobos con piel de cordero dentro de la izquierda. Eso o ignorantes, que es lo mismo.

Si vamos más allá del caso de La Manada, lo que este #soloSiesSi plantea es irrealizable por completo y perverso hasta el tuétano porque abre la vía, aunque por ahora sea imaginaria, de eliminar la presunción de inocencia. El denunciante tiene que probar la culpabilidad del denunciado. La idea del #soloSiesSi está empapada de piruetas ideológicas y de sensacionalismo y, tras calar en la sociedad, podría ser utilizada por propios o extraños para hacer un recorte de libertad inmenso e injustificado.

Si no hacen falta daños físicos ni tampoco emitir una negativa verbal, el 99,9 % de las relaciones sexuales podrían ser susceptibles de ser consideradas violaciones. Y esto no pararía aquí, sino que el 99.9 % de las relaciones “a secas” seguirían esta senda. Según Feminismos y Diversidá – Podemos Asturies:” #soloSiesSi: La ausencia de un No no es suficiente. Solo un SÍ libre y consciente produce el consentimiento.” De esta manera cualquier mujer podría denunciar y condenar a cualquier hombre que no pudiera probar su inocencia gracias a la tenencia de algún tipo de contrato o documento que evidencie el “sí” de la mujer.

Esto es irrealizable, ni con el mayor Estado policial del mundo se podría mantener, pero se aprovecharán estas ideas perversas, inmorales y frontalmente opuestas a la libertad individual para seguir haciendo nuestro país peor y el mundo un lugar insoportable, ignorante y cada vez más represivo.

Lo que se está produciendo poco a poco es un crimen político, el mayor crimen político de mi generación, desde aquí lo denuncio y asumo las consecuencias. Es un crimen político que nos va a costar muy caro a todos y que hará que a los promotores de estas ideas totalitarias se les recuerde como lo que son: dictadores (esperemos que solo potenciales).

Por favor, no caigáis en la trampa, no toleréis el sensacionalismo, no apoyéis un endurecimiento del código penal de ninguna de las maneras. No va a proteger a las víctimas, sino que va a condenarnos a todos.

Pablo García, 29 abril 2018

 

Facebook

Print Friendly, PDF & Email
A %d blogueros les gusta esto: