La Hermandad Musulmana ayudó al imperialismo a robar el dinero de Libia

El secreto de la congelación de los activos libios por parte de los estadounidenses, apenas unas semanas después del levantamiento de Bengasi e incluso antes de la caída del régimen de Gadafi, ya se conoce. Según los testimonios recogidos por el diario Al-Charq Al-Awsat, ocurrió tras la huida precipitada de uno de los altos funcionarios del Banco Central libio, organizado por una red de la Hermandad Musulmana.

Con el pretexto de un viaje para proteger los activos libios en el mundo, estimados en ese momento en unos 150.000 millones de dólares, la persona en cuestión desembarcó el 19 de febrero de 2011 en un país de Oriente Medio. Al día siguiente, se reunió con un jefe del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, a quien entregó todos los códigos de cuenta bancaria a nombre de su país. Esto permitió que Washington y otras capitales occidentales congelaran estos activos en sólo una semana. Fue algo sorprendente para los observadores internacionales.

Liby-1sdfgh
L’islamiste Mustafa Abdeljalil avec Hillary Clinton, en septembre 2011. D. R.

 

La decisión resultó fatal para el gobierno libio ya que, a principios de marzo, “no tenía suficiente dinero para pagar los salarios ni siquiera para comprar combustible”. Una situación que aceleró el colapso del ejército y de todo el Estado.

La revelación confirma la colusión entre la vasta secta de la Hermandad Musulmana y Washington y disipa las dudas sobre los verdaderos objetivos de esta organización de origen egipcio cuyo poder se ha extendido a todos los países musulmanes, incluida Argelia, donde tiene varios partidos y activistas islamistas a sueldo.

El papel de la Hermandad Musulmana en la destrucción de varios países árabes, especialmente a través de la propaganda de la cadena Al-Jazira, ya no debe ocultar. Este nuevo caso de congelación de los activos de Libia confirma ahora el papel extremadamente perjudicial de la Hermandad Musulmana y la amenaza que supone para la estabilidad de los países en los que se encuentran sus elementos.

En contraste con los llamados movimientos radicales (Al-Qaeda, Califato Islámico) que Estados Unidos utiliza para justificar su política intervencionista, la secta de la Hermandad Musulmana se está fusionando en la sociedad de la que modela el comportamiento e influye en el pensamiento al servicio exclusivo de los intereses americano-sionistas, bajo la apariencia de defender el Islam.

 

Fuente original, 20 febrero 2018

Fuente Traduccion

Print Friendly, PDF & Email
A %d blogueros les gusta esto: