El Califato Islámico fue creado por Israel para aplastar a Hezbollah, confiesa el general Wesley Clark

Wesley-Clark

El general Wesley Clark (Wikipedia), antiguo comandante de las fuerzas armadas de la OTAN, ha admitido en una entrevista a la cadena de televisión CNN que el Califato Islámico fue “creado por nuestros amigos y aliados para derrotar a Hezbolah”.

“El Califato Islámico fue creado con fondos de nuestros amigos y aliados… con el objetivo de luchar hasta la muerte contra Hezbol”, ha confesado el general. La creación del Califato Islámico por parte de Occidente tendría el único propósito de garantizar la seguridad de los sionistas.

Wesley Clark, político y antiguo general de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, está bien informado sobre los secretos del Pentágono. Según él, las acusaciones de que Irán, Siria y Hezbolah son la principal amenaza para la seguridad de Israel no son más que un fraude de los sionistas.

El general Clark ha denunciado repetidamente al gobierno estadounidense. El 2 de marzo de 2007 anticipó en una entrevista que estaba promoviendo un proyecto para tomar el control de 7 países en 5 años, Irak, Siria, Líbano, Libia, Somalia, Sudán e Irán. Esta información nunca se ha filtrado a través de los medios de comunicación. Años después, sus acusaciones adquirieron todo su sentido.

El antiguo comandante de la OTAN tiene una idea muy clara del papel de Estados Unidos: “El ejército [estadounidense] se está utilizando para iniciar guerras y derrocar gobiernos, no para prevenir conflictos”.

El 3 de octubre de 2007, en un discurso ante el Commonwealth Club of California, en San Francisco, Clark cuestionó la autoría del ataque del 11 de septiembre declarando que se trató de “un golpe político”. También se ha mostrado contrario al despliegue de tropas en Irak y a las guerras contra Libia y Siria.

Desde 2001, el general Clark ha sido portavoz de un grupo de oficiales de alto rango que se oponen a la influencia israelí en la política exterior de Estados Unidos, sus iniciativas imperialistas y la remodelación de un Oriente Medio Ampliado o Gran Oriente Medio.

En septiembre de 2014, Fidel Castro criticó el apoyo de Estados Unidos a Israel, acusando al senador estadounidense John McCain, el aliado más incondicional de los sionistas, de participar en la creación del Califato Islámico, que está sembrando el terror en una parte considerable y vital de Irak y en un tercio de Siria.

Fuente original

Fuente traduccion

Print Friendly, PDF & Email
A %d blogueros les gusta esto: