Venezuela: Los retos urgentes del próximo mandato de Nicolás Maduro

5b02319ae9180f2a508b4567

El pueblo de Venezuela reeligió a Nicolás Maduro como presidente de la nación para el período 2015-2019 con más de seis millones de votos, según los últimos datos ofrecidos este lunes por el Consejo Nacional Electoral (CNE).

A Maduro le toca ahora iniciar un nuevo mandato popular en medio de una acentuada crisis que el gobierno califica de ‘guerra económica’, y que se caracteriza por la escasez de productos básicos, inflación descontrolada, contrabando de alimentos y billetes hacia Colombia, además de una serie de sanciones financieras aplicadas al país por Washington.

A lo interno, continúan las tensiones políticas, luego de que el candidato opositor Henri Falcón desconociera el proceso electoral y exigiera nuevas elecciones. Horas antes, Mike Pompeo, secretario de Estado estadounidense, calificó de “falsas” las presidenciales venezolanas.

La participación en las elecciones

Maduro obtuvo la victoria con una participación del 46,02% de los votantes convocados, en una nación donde el sufragio no es obligatorio y en la que una parte de la oposición política llamó a no participar del proceso.

 

La abstención es sólo un parámetro dentro de las elecciones; pero lo importante son los resultados“, dijo el periodista Ignacio Ramonet, entrevistado la noche del domingo por la cadena Telesur, que señaló que, en la región, otros presidentes han sido electos con porcentajes menores a los registrados en Venezuela y nadie cuestiona su legitimidad.

La situación económica

Por su parte, el internacionalista Basem Tajeldine precisó que el primer reto que debió enfrentar el Estado venezolano fue “la realización de las presidenciales”. “EE.UU. fracasó en su intento de evitar las elecciones e impedir que Nicolás Maduro fuese candidato a la reelección”, explicó a este medio. Por ello, estima que Washington “aumentará su agresividad” contra esta nación.

Por otro lado, considera que los comicios del 20 de mayo “cierran un ciclo” que se inició con la elección de miembros para la Asamblea Nacional Constituyente (31 de julio de 2017), y las elecciones de gobernadores (16 de octubre de 2017) y alcaldes (11 de diciembre de 2017). “Las condiciones están marcadas para que ahora el gobierno se avoque a resolver los problemas más urgentes de la población, el económico entre ellos”, dijo.

Este análisis de Tajeldine coincide con las primeras declaraciones del presidente reelecto, según las cuales hay que dedicarse a trabajar. “Ustedes me verán por todo el país para activar los motores de la economía”, dijo Maduro, recordando que en los próximos dos años no existen elecciones programadas que desvíen la atención del gobierno y el pueblo.

La resolución de la crisis económica es, sin duda, el reclamo más urgente de los ciudadanos, agobiados por una inflación de la cual no se tienen cifras oficiales desde el año 2015, cuando el Banco Central de Venezuela (BCV) indicó que se ubicaba en el 141,5%. En este sentido, la consultora privada Ecoanalítica proyecta que, de continuar el ritmo actual, al cierre de 2018 habrá una inflación de 160.000%, según publicó El Impulso.

Por ello, Germán Campos, académico y director de la firma 30.11 Consultores, especifica que, en relación al tema económico, “el nuevo gobierno de Nicolás Maduro debe hacer énfasis en lo productivo” para recuperar el aparato nacional.

Las sanciones económicas

Pero las presiones externas no van reducirse, según se desprende de las declaraciones del jefe de la diplomacia estadounidense, quien reveló que la elección presidencial no cambiará ninguna de las medidas que su país tomó en contra de Venezuela.

Por esa razón, el internacionalista apunta que otro reto del gobierno de Maduro es poder sortear “las sanciones aplicadas por EE.UU.” que intentaron aislar a Venezuela del mundo. “No lograron hacerlo totalmente, gracias a que Caracas cuenta con aliados importantes como China, Rusia, e incluso potencias medias como Irán, Turquía o India. Pero el reto es evitar que EE.UU. aplique a Venezuela un bloqueo al estilo cubano“, subrayó Tajeldine.

Las relaciones internacionales

Otro de los retos para Maduro es la esfera internacional. En el siguiente período de gobierno tendrá que desarrollar “una nueva ofensiva diplomática”, opinó en entrevista el sociólogo francés Romain Migus. En este sentido, aseveró que los esfuerzos deben destinarse a retomar “la integración latinoamericana que ha sido muy golpeada por el retiro de seis países de la Unasur [Unión de Naciones Suramericanas] y por el estado letárgico de la Celac [Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños]”.

 

El objetivo de esa recuperación regional, considera el sociólogo, “pasa por privilegiar la integración complementaria frente al camino actual de los tratados bilaterales al estilo de la Alianza del Pacífico”, lo que podría contribuir a “vencer el bloqueo criminal que azota a Venezuela” y convertir a esta nación “en intermediario entre varias potencias, para construir un camino alternativo al hegemónico de EE.UU.”.

La recomposición de fuerzas

Por otro lado, Basem Tajeldine detalla como “un reto interno” la recuperación del consenso dentro de las fuerzas políticas y sociales que integran el chavismo. Así, según el internacionalista, el Frente Amplio de la Patria, instancia que agrupó a la izquierda en la campaña para la reelección de Nicolás Maduro, “tiene que constituirse en un espacio activo para el debate”.

De esa forma, explica, podrá evitarse que se repita la experiencia de la anterior alianza llamada Polo Patriótico, que nunca operó como espacio “para discutir políticas importantes del país, sino que fue un espacio meramente deliberativo electoral”.

¿Y ahora?

Por su parte, el sociólogo Miguel Guevara calificó como “importante” fijar la mirada en lo que puede ocurrir una vez que acabe la efervescencia electoral: “A estas alturas no debiésemos estar preocupados por los resultados, sino por el día después“, explicó. 

Guevara dijo que la gran pregunta a responder ahora es: “¿Cómo conciliaremos a un país en ebullición, en todos los sentidos de su vida pública, en medio de un asedio interno e internacional sin descanso?”

No obstante, el también analista resalta que Venezuela aún atraviesa “un proceso constituyente, que hay muchos asuntos por los que todavía” debe preocuparse la ciudadanía “para no perder espacios ganados” .

Finalmente, Guevara expresó que “los derechos y la libertad que deben construirse” son para todos los venezolanos, “hayan o no votado por Nicolás Maduro y el proyecto que representa”. Por ello, su propuesta es simple y recoge un deseo colectivo: “Hay que trabajar”.

Ernesto J. Navarro, 21 mayo 2018

Fuente RT

Print Friendly, PDF & Email
A %d blogueros les gusta esto: