¡Desafortunadamente esto está lejos de acabar! – por The Saker

saker-falcon-drawing

OPINION

La percepción es que “nosotros le pateamos el trasero a Assad  y lo volveremos a hacer si se nos antoja”. Eso es todo lo que importa en el “Imperio de las Ilusiones” en el cual se ha convertido la hegemonía anglosionista.

Empecemos con un resumen de lo acontecido:

  • Hace aproximadamente un mes Nikki Haley anunció en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) que en caso de un ataque químico en Siria, los EEUU se reservarían el derecho de violar las reglas del mismísimo CSNU.
  • Más tarde, Rusia anunció que tenían evidencia de que se estaba fraguando un ataque químico de bandera falsa.
  • A continuación, tiene lugar un (supuesto) ataque químico (en una ubicación rodeada y controlada por las fuerzas gubernamentales sirias).
  • La Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) enviá una delegación de investigadores (a pesar de que las potencias occidentales vociferaban que no era necesaria ninguna investigación).
  • Siguiente, los anglo-sionistas bombardean Siria.
  • Posteriormente, el CSNU se rehúsa a condenar dicha violación a sus mismas reglas y decisiones.
  • Para terminar, los estadounidenses hablan de un “golpe perfecto”.

Díganme, ¿sienten que eso fue el final?

En relación al derribo de 32 de los 103 misiles lanzados, algunos podrán opinar que el porcentaje está lejos de ser perfecto. Yo les contesto que están perdiendo el meollo del asunto. Si 32/103 tiene algún significado, este entonces es un incentivo para volver a bombardear.

Veámoslo de otra manera por un momento y preguntémonos lo siguiente: ¿Qué fue lo que en realidad demostró el ataque anglosionista?

  • Que el público occidental está tan zombi que ahora los ataques fabricados se anuncian con 4 semanas de anticipación.
  • Que los europeos viven ahora bajo el lema ”mi honor se llama solidaridad” (una variante del lema de las SS (nazis) “mi honor es la lealtad”.
  • Que liderados por los EEUU, los países occidentales no le encuentran objeción alguna ni a la guerra ni a la violación de sus propias leyes nacionales.
  • Que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas no objeta guerras, empezando por la violación a la Carta de la ONU y al derecho internacional.
  • Que los líderes de la República Popular de China (RPC), con su infinita sabiduría, actúan como si el asunto no tuviera nada de personal y adoptan el papel de espectadores.
  • Que los israelíes, vía los neoconservadores en Naciones Unidas, tienen el control total del Imperio y lo utilizan para “limpiar la casa” de al lado.

Escucho ya las objesiones. Son algo así como lo siguiente:

  • ¡Pero el ataque fue un total desastre!
  • ¿Y eso qué? Al imperio no le pesó nada el ejecutarlo.
  • ¡Pero los estadounidenses dudaron! ¡El ataque lo llevaron a cabo desde el espacio aéreo jordano y el Mar Rojo! ¡Evitaron a los rusos por completo, les tienen miedo!
  • ¿Y eso qué? De todas formas bombardearon a un aliado ruso con total impunidad.
  • Pero, ¿no estás sugiriendo que los rusos debieron haber empezado una guerra contra EEUU por un ataque en el que ni siquiera mataron a una persona?
  • Por supuesto que no, pero al no tomar ninguna acción, Rusia falló porque no van a poder desincentivar otros ataques en el futuro.
  • Pero entonces, ¿qué debió haber hecho Rusia?

Ahora, ¡*ésta* es la pregunta correcta!

Veámoslo desde más cerca. Hablando llanamente, los rusos tuvieron opción a 3 tipos de represalias: políticas, económicas y militares.
Cada una de ellas enmarca un conjunto de pre-requisitos que, por decir lo menos, son en realidad, problemáticos:

Medidas

Políticas

Económicas

Militares

Pre-requisitos

Supone un mínimo de decencia, integridad y respeto por la legalidad de las leyes por el resto de la comunidad internacional.

Supone que otros países, como China, deseen apoyar dichas medidas.

Supone que Rusia tiene la capacidad militar para derrotar a la coalición anglo-sionista.

Realidad actual

Rusia puede lamentarse, quejarse, protestar, o hacer un llamado a los valores, la lógica o los hechos más elevados – pero la verdad es que a nadie le importan.

China y todos los demás no quieren hacer nada en este momento por apoyar a Rusia.

Rusia puede derrotar militarmente a los anglo-sionistas, pero únicamente poniendo en riesgo el futuro de nuestro planeta.

Esto puede ser resumido en una simple frase: la hegemonía anglosionista representa una amenaza para el planeta entero. No obstante, sólo Rusia e Irán quieren hacer algo al respecto. ¡Es irónico!

¡El así llamado “Occidente Cristiano” se ha convertido en un parásito para su anfitrión Sionista y los únicos que tienen el valor y la integridad moral para contrarrestarlo son los Cristianos Ortodoxos y los Musulmanes! Ciertamente, sic transit gloria mundi…

Pero lo que es incluso más importante es lo siguiente: si bien es cierto que los Neoconservadores de EEUU no tuvieron éxito en lanzar el tipo de ataque masivo que ellos querían, y si bien es cierto que el ataque estadounidense fue tan manco como lo fue, tenemos que olvidarnos de todos estos hechos. Los hechos sencillamente no importan. Ni tampoco la lógica. ¡Lo único importante son las percepciones!

Y la percepción es que “nosotros” (los gobernantes anglosionistas y sus esclavos) “le pateamos” el “trasero” a Assad  y “lo volveremos a hacer” si “se nos antoja”. Eso es todo lo que importa en el “Imperio de las Ilusiones” en el cual se ha convertido la hegemonía anglosionista.

Tan pronto y como entiendas eso, tendrás que estar de acuerdo en que Trump estaba en lo correcto: “fue un golpe perfecto” (otra vez, no en el mundo real sino en el mundo de las ilusiones creadas alrededor del hecho).

Así que ahora le hemos dado la vuelta a la circunferencia.

La hegemonía anglosionista exige que el planeta entero se incline y los alabe. Con excepción de Rusia e Irán, todos los demás se arrodillan sumisamente o, como máximo, se arrodillan y voltean hacia otro lado. En su propia realidad delirante, los “mericanos”se sienten tan poderosos como para burlarse de Rusia e Irán cada vez que les vale la gana. No hay nada que Irán pueda hacer para detenerlos, y aunque Rusia, sí puede, sólo lo podría hacer a riesgo del planeta entero.

Ahora dime, ¿sigues pensando que esto ya acabó?

 

The Saker , 15 abril 2018

 

fuente original

fuente traducción  Jorge Treviño

Print Friendly, PDF & Email
A %d blogueros les gusta esto: