La izquierda se ha autodestruido aceptando las intervenciones humanitarias – por Jean Bricmont

Deja una respuesta