El Fondo Nacional Judío para el Apartheid – por Gideon Levy

 

Apartheid israeli: Si alguien todavía tenía alguna duda sobre el carácter nacionalista y racista – sí, racista – del sionismo, incluso en su manifestación moderna, llegó el presidente del FNJ, Avraham Duvdevani , y eliminó la última de estas dudas.

Conozca el sionismo de 2021: tierra “redimida” por el Fondo Nacional Judío en Cisjordania, “tierra redimida” en Galilea también, de lo contrario las tierras santas podrían caer en manos de israelíes impuros, aquellos que no son judíos.

Como en muchos otros contenidos sionistas, su entrevista de esta semana con Kalman Liebskind en la estación de radiodifusión pública Kan 11 necesita traducción a un idioma europeo: simplemente reemplace la palabra árabes por judíos, y asómbrese. Cuando el texto está en hebreo y se relaciona con los árabes, parece que no sorprende a nadie en Israel. “Ayuda, mi vecino está a punto de venderle la tierra a un judío”, dirá el despreciable antisemita europeo. “Ayuda, mi vecino está a punto de venderle la tierra a un árabe”, dirá el sionista puro y moral. Así es el sionismo, como nos dijo uno de sus líderes.

Es el año 2021, no 1921; el estado ha sido creado y se ha convertido en una superpotencia, pero nada ha cambiado en la codicia inmobiliaria del desangelado movimiento. Dejemos a un lado el uso grotesco del término “tierra redimida” – crecimos con él y la alcancía azul, y en ese entonces ya nos lavaron el cerebro por completo – y no preguntemos de quién se redime la tierra y para qué. Pero, ¿cómo puede un representante electo de las instituciones sionistas hablar de comprar tierras en la Galilea israelí, la Galilea árabe-judía, en un país supuestamente democrático, para redimirlas, no sea que caigan en manos de los ciudadanos árabes del país?

La Galilea, Duvdevani, no es tuya, pertenece a sus residentes, de los cuales no todos fueron expulsados ​​por los antepasados ​​del sionismo en 1948, por lo que sigue siendo la última región con mayoría árabe. ¿Qué está mal con eso? Es bueno. Es su tierra, exactamente de la misma manera que es tu tierra, tal vez incluso un poco más, porque a diferencia de ti, han sido sus habitantes nativos durante generaciones.

Los viernes nos vestíamos de azul y blanco y poníamos una moneda en la Caja Azul. Incluso entonces estaba destinada a conseguir donaciones para comprar tierras de sus propietarios árabes. Creímos que eso era redención. Fuimos tan estúpidos y tan ingenuos. Hoy también la mayoría de los judíos israelíes piensan de esa manera. El caso es que se puede hablar de redención de tierras y no ser considerado Itamar Ben Gvir, sino la corriente principal del sionismo.

Duvdevani contó cómo fue llamado a la acción: alguien en Galilea informó recientemente sobre su vecino que estaba a punto de vender tierras a los árabes. Aquí entró en escena y redimió la tierra atormentada. “Así que mañana por la mañana no tendremos que comprar la tierra a los árabes”, dijo Duvdevani describiendo, sin pestañear, los pasos de la redención venidera. Después de eso, los desarrolladores judíos construirán un centro comercial o un estacionamiento en el terreno, y el salvador vendrá a Sion.

Se puede oler la podredumbre en el FNJ desde muy lejos. El hecho de que el Partido Laborista y Meretz sean socios en esta pestilente empresa nacionalista atestigua tanto como 1.000 testigos sobre la izquierda sionista.

Una “corporación de beneficio público”, cuya mayor parte de la tierra fue robada a sus propietarios en la Nakba y nunca les fue devuelta; que cubrió las ruinas de cientos de aldeas con bosques, sólo para borrar su memoria de la faz de la tierra y bloquear la posibilidad de que sus dueños regresen. Un organismo que, en la práctica y a lo largo de todos los años, vendió tierras sólo a judíos, y que desde 2009 incluso legalizó esta práctica con una decisión oficial; un organismo para el que no hay ocupación ni Línea Verde: sólo un estado entre el río Jordán y el mar Mediterráneo, en el que se compran tierras sólo para los miembros de un pueblo; y que ahora ha declarado oficialmente su asociación en el crimen de guerra llamado asentamiento también, después de años de hacerlo a través de una empresa fachada.

En las mesas de esta empresa hacemos todos nuestros picnics en plena naturaleza, una empresa verde en beneficio del público, que no es más que una abominable empresa racial. Debería haber sido liquidada hace mucho tiempo. Hasta que esto ocurra, debería boicotearse.

Cualquiera que todavía tenga sus dudas, si es o no apartheid, debería conocer el FNJ cuyos miembros de derecha e izquierda están en sus puestos más altos y posiciones -incluidos los de Meretz también-; es un fondo nacional judío para el apartheid que el consenso israelí respalda.

Gideon Levy, 18 febrero 2021

*

Articulo original

Traducción de J.M. para Red Internacional

*

Sobre el autor: Gideon Levy (en hebreo: גדעון לוי, nacido en 1953) es un periodista israelí. Levy escribe artículos de opinión y una columna semanal para el periódico Haaretz que a menudo se centran en la ocupación israelí de los territorios palestinos.

Print Friendly, PDF & Email

You may also like...