Rusia aplicará exclusión aérea total en Siria – por Valentin Vasilescu

578568568

Mientras la prensa internacional sigue especulando sobre la cantidad de misiles antiaéreos S 300 que Rusia entregará a Siria en dos semanas, y sobre qué versión será, el especialista Valentin Vasilescu se interesa más bien por el dispositivo antiaéreo ruso. Se trata, ni más ni menos que de instaurar una zona de exclusión aérea para las potencias occidentales e Israel.

JPEG - 50.4 KB

 

¿Cómo aplicar en Siria una zona de exclusión aérea?

En la ciencia militar existe la expresión «medidas de seguridad de combate». Los estadounidenses han aplicado medidas de seguridad de combate extremadamente sofisticadas para garantizar la protección de sus soldados en todos los teatros de operaciones donde han estado presentes. Los rusos, empeñados en no contrariar a israelíes, turcos y estadounidenses, no habían tomado ese tipo de medidas. Se dijeron a sí mismos que no habría problemas. Pero eso no funcionó y acaban de perder 15 oficiales, muertos en el derribo del avión de reconocimiento Il-20, todos altamente especializados en un sector muy sensible. Pasarán 5 o 6 años antes de que puedan reemplazarlos.

La consecuencia de ese drama es que Moscú va a tomar en Siria medidas de seguridad muy severas, sea cual sea la reacción de Washington.

El ministro de Defensa de la Federación Rusa ya anunció la entrega a Siria, en las dos próximas semanas, de sistemas modernos de misiles antiaéreos S-300/PMU2, cuyo alcance es de 250 kilómetros. Pero esos misiles no garantizan por sí mismos la seguridad de los aviones y objetivos terrestres rusos y sirios. Por consiguiente, no son el elemento fundamental. Lo verdaderamente importante es el conjunto de todo el dispositivo creado por los rusos alrededor del espacio aéreo sirio.

Además de los sistemas antiaéreos S-300/PMU2, Rusia aportará el equipamiento más moderno del mundo para la gestión del espacio aéreo, llamado C31, que garantiza la automatización de la gestión. Eso significa para Siria un paso de gigante que multiplicará por 50 la precisión de sus medios antiaéreos. Por ejemplo, los misiles antiaéreos más antiguos, fabricados en tiempos de la Unión Soviética (los S-200, S-75, S-175, etc.), ya no tendrán que ser lanzados de manera aleatoria y serán casi tan precisos como los S-300.

Los sistemas de automatización de la gestión son un intermediario fundamental en el funcionamiento simultáneo de las unidades aéreas y de la defensa de Siria, a las que ahora se agregan las rusas.

1. Cuando un radar detecte un blanco aéreo en Siria, el sistema automatizado mostrará las informaciones correspondientes en todos los radares de reconocimiento y control de la aviación y de los sistemas de misiles y de artillería antiaérea sirios y rusos.

2. Todas las unidades de misiles antiaéreos y la aviación interceptora de Siria estarán registradas en la memoria de los servidores informáticos integrados rusos que almacena para su reconocimiento la señal de radar característica de todos los objetivos aéreos, incluyendo los misiles de crucero y los aviones de combate F-35.

3. Ya identificados, los objetivos aéreos quedan registrados y sus datos son reenviados desde el sistema central automatizado al mando de las fuerzas armadas sirias. Todo el proceso pasa automáticamente por el jefe del contingente ruso en Siria.

4. Todos los objetivos aéreos (vuelos civiles y aviones militares rusos, sirios y extranjeros) están representados por marcas de colores diferentes según su grado de peligrosidad. Se establece así un orden de prioridad para la respuesta ante el ataque enemigo. Por ejemplo, en la segunda imagen que acompaña este artículo puede verse la captura de pantalla del sistema de gestión automatizado cuando observaba como uno de los F-16 israelíes maniobra de manera que el Ilushin-20 ruso quede entre él y los misiles S-200 de la defensa antiaérea siria.

JPEG - 21.5 KB

5. El sistema informático ruso pone entonces en posición de combate todas las unidades de aviación y de misiles antiaéreos sirios, que extrapolan la trayectoria de los objetivos asignados, prediciendo a la vez los blancos terrestres del ataque enemigo y calculando la cantidad y el tipo de aviones interceptores disponibles y de misiles antiaéreos que deben entrar en acción.

6. Los aviones y misiles sirios son controlados a través de un canal de flujo de datos imposible de interferir.

7. Los sistemas automatizados de gestión cuentan igualmente con un equipamiento que hace imposible toda interferencia a la vez que calcula por triangulación las coordenadas del blanco aéreo que genera la interferencia. Siria también recibirá de Rusia equipamiento especializado en ese sector. El resultado es un seguimiento preciso de la evolución de los generadores de interferencia y la eliminación de los blancos falsos.

8. Rusia desplegará equipamiento que permite interferir los equipos de navegación del tipo GPS, los radares navales o aerotransportados, los datos y comunicaciones necesarios para todos los sistemas de ataque contra Siria a partir del Mediterráneo. Ese equipamiento de interferencia será utilizado bajo la coordinación del sistema de gestión del espacio aéreo sirio. Los misiles crucero «invisibles» británicos Storm Shadow, los Scalp franceses, los misiles estadounidenses JASMM y el también «invisible» estadounidense Tomahawk, utilizado contra Siria en abril pasado, dependen todos del sistema GPS. Mala suerte para ellos porque ya no podrán alcanzar blancos en Siria. Y todo eso como consecuencia de la operación durante la cual los israelíes provocaron el derribo del Ilushin-20 ruso, operación que contó con la participación de una fragata francesa y de un avión británico del tipo Tornado.

9. Es muy probable que el sistema de automatización desplegado sea el Polyana D4M1, capaz de cubrir una superficie de 800 kilómetros cuadrados (equivalente a toda la superficie de Francia), de seguir al mismo tiempo 500 objetivos aéreos y misiles balísticos y de actuar simultáneamente contra 250 de esos objetivos. Ese sistema es capaz de integrar más de 14 divisiones de misiles antiaéreos dotadas de misiles de largo alcance S-300 y de misiles de alcance corto y medio de cualquier generación. El tiempo de reacción fluctúa entre 1 y 3 segundos.

10. Cuando el ejército sirio esté integrado a ese sistema de gestión del espacio aéreo, su sistema de defensa antiaérea será similar a los de las fuerzas armadas de la Federación Rusa, Estados Unidos, Reino Unido, Francia e Israel. El Ejército Árabe Sirio podrá entonces iniciar la ofensiva contra los terroristas en la provincia de Idlib sin temor a eventuales represalias de Estados Unidos, Reino Unido, Israel y Francia. De esa manera será posible poner fin rápidamente a la agresión externa contra Siria, agresión que hoy se esconde bajo el calificativo de «guerra civil».

Siria recibe gratuitamente ese sistema que Rusia ha decidido poner a su disposición. Algo muy diferente sucede con Rumania –país miembro de la OTAN– que ha comprado 7 baterías antiaéreas estadounidenses Patriot, a un costo de 3 600 millones de euros… sin sistema de gestión automatizada. En caso de guerra, cientos de misiles Patriot serán lanzados inútilmente contra falsos objetivos aéreos.

 

Flujo continuo de material ruso de guerra electrónica hacia Siria

Rusia ya está aplicando las decisiones adoptadas a causa del derribo de un avión de reconocimiento electrónico Ilushin-20 durante un ataque conjunto británico-franco-israelí contra la región siria de Latakia. El ministerio ruso de Defensa está dotando a las fuerzas armadas de Siria no sólo de misiles antiaéreos de largo alcance S-300 sino también de un modernísimo material de guerra electrónica. Al mismo tiempo, el Pentágono está retirando sus misiles Patriot de varios países de la región. El equilibrio de fuerzas en el Medio Oriente está siendo profundamente modificado.

Para mejorar la seguridad de los militares rusos en Siria, 2 aviones rusos de transporte de equipamiento pesado Ilushin-76 MD, al parecer cargados de material de interferencia electrónica (ECM) [1], aterrizaron en la noche del lunes (24 de septiembre) en la base aérea rusa de Latakia. En la noche del martes, aterrizaron en Siria otros 6 Ilushin-76 MD, escoltados por 8 aviones de combate Sukhoi-30 SM y Sukhoi-35 S. El sitio web Al-Masdar News presentó las primeras fotos de la descarga de los aviones rusos, difundidas por el sitio ruso Uralinform.ru.

El equipamiento descargado parece ser del tipo 1RL257 Krasukha-4. Junto al sistema especial de interferencia R-330ZH Zhitel, ese equipamiento protegerá Siria de los sistemas enemigos de guerra electrónica (EW o Electronic Warfare) que normalmente garantizan el control y apoyo de los ataques aéreos y misilísticos así como la recolección de información del conjunto del espectro radioeléctrico (RWR/ESM/de Elinta), etc.

Esos equipos de interferencia estarán en manos de las fuerzas armadas de Siria, así como la gestión del espacio aéreo y los sistemas de misiles S-300. Las antenas, transmisores, servidores de análisis y del puesto de mando que componen el complejo Krasukha-4 están destinados principalmente a interferir los radares terrestres así como los radares de los aviones AWACS (Airborne Warning and Control Systems), de los aviones de reconocimiento israelíes Gulfstream G550, de los Sentinel R1 británicos y también los radares de los aviones estadounidenses RC-135, P-8A Poseidon y E-8 Joint-Joint Surveillance Target Attack Radar System, entre otros. También deben neutralizar los drones (aviones sin piloto) de reconocimiento y ataque RQ-170 Sentinel, RQ-4 Global HawkMQ-1 Predator estadounidenses así como los Heron, Eitan y Hermes 900 israelíes.

JPEG - 39.1 KB

El sistema Krasukha-4 también interfiere las comunicaciones de los satélites estadounidenses en órbita baja del tipo Lacrosse y Onyx, creando así una red impenetrable. Los radares de los aviones agresores así como sus puestos de radio y canales de flujo de datos serán igualmente bloqueados. Este tipo de interferencia afecta asimismo el dispositivo de radar que garantiza el direccionamiento de los misiles lanzados por esos aviones. El alcance efectivo de este sistema de interferencia (ECR o Electronic Combat Range) va de 150 a 300 kilómetros.

El sistema R-330ZH Zhitel está concebido para interferir las redes de comunicaciones, principalmente los teléfonos móviles del tipo GSM 1900 y los teléfonos satelitales de tipo InmarsatIridium. Este sistema funciona en la gama de frecuencias de 1000 a 2000 MHz. El equipamiento de escucha calcula las coordenadas geográficas de los utilizadores de la red y analiza los parámetros de la señal, lo cual hace posible interferir de forma selectiva la estación de origen de la señal.

JPEG - 31.3 KB

El sistema R-330ZH Zhitel también puede seguir el “diálogo” (emisión-recepción) entre los satélites de navegación NAVSTAR (GPS) y los medios de ataque (aviones, helicópteros, misiles crucero, bombas guiadas, etc.) e interferir la recepción de las señales que esos medios enemigos emiten o reciben. Su radio de acción es sólo de 20 o 30 kilómetros, y para cubrir un grupo de objetivos desplegado en una gran superficie se necesitan varias estaciones de interferencia R-330ZH Zhitel trabajando en red.

Según los datos proporcionados por las fuerzas armadas rusas, el «manto de invisibilidad» creado por un solo dispositivo Krasukha-4 o R-330ZH Zhitel abarca:
- de 11 a 19 kilómetros contra los radares de los aviones de reconocimiento;
- de 16 a 41 kilómetros contra los sistemas de detección y direccionamiento instalados en los aviones de ataque y misiles de crucero;
- de 15 a 25 kilómetros contra la detección por satélite.

Estados Unidos, Reino Unido, Francia e Israel poseen misiles crucero capaces de bordear el litoral sirio (en el Mediterráneo) para penetrar en el territorio de Siria desde Jordania, Israel, Irak y Turquía. Para garantizar una defensa impenetrable, los rusos deberían enviar al Ejército Árabe Sirio decenas de esos sistemas (4 o 5 batallones de interferencia).

 

Valentin Vasilescu, 28 septiembre 2018

Fuente

*Valentin Vasilescu: Experto militar, ex comandante adjunto del aeropuerto militar de Otopeni.
*

[1] Las siglas ECM, correspondientes al inglés Electronics CounterMesures (ContraMedidas Electrónicas), se utilizan para designar diferentes dispositivos destinados a engañar o interferir los sistemas de detección (radares o sonares) así como diferentes sistemas de control y mando de las fuerzas enemigas. Nota de la Red Voltaire

***

VER TAMBIÉN:

Estados Unidos anuncia una ‘guerra indirecta e indefinida’ contra Irán en Siria

Tras Afganistán, donde el Pentágono lleva 17 años involucrado, Estados Unidos se prepara para otra guerra indefinida en Siria. Esta semana el gobierno de Trump ha anunciado que permanecerá en territorio sirio hasta que Irán se vaya.

“No nos iremos mientras las fuerzas iraníes permanezcan fuera de las fronteras de Irán, y eso incluye a los aliados de Irán y a las milicias armadas”, dijo el lunes John Bolton, asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca.

No es la primera vez que un alto cargo estadounidense anuncia una presencia indefinida de Estados Unidos en territorio sirio, donde Washington tiene unos 2.000 soldados desplegados. En enero, el Pentágono anunció que Estados Unidos mantendría una presencia militar en Siria “durante el tiempo que fuera necesario”. En junio, el secretario de Defensa Jim Mattis advirtió a los aliados de Estados Unidos que abandonar Siria sería un “error estratégico”.

Pero es la primera vez que la Casa Blanca vincula la presencia de sus tropas con la de soldados iraníes y pro-iraníes en Siria. Este vínculo directo cambia la naturaleza de la intervención imperialista en Siria: primero se justificaron por el derrocamiento del gobierno de Bashar Al-Assad y luego por la lucha contra el terrorismo del Califato Islámico. Ahora la excusa es una guerra indirecta contra Irán.

El general Mattis miente cuando asegura que la política de Estados Unidos en Siria no ha cambiado. “Estamos en Siria para derrotar al Califato Islámico […] y asegurarnos de que no vuelva en cuanto le demos la espalda”, ha dicho.

Una guerra indefinida en Siria se vincula al chantaje de los acuerdos de paz, es decir, al intento de los imperialistas por conseguir sobre una mesa lo que han perdido en el campo de batalla. “Es responsabilidad de Bashar al-Assad, pero también de quienes le apoyan, iniciar una solución política […] de lo contrario nos arriesgamos a avanzar hacia una forma de guerra perpetua en la zona”, advirtió el lunes el ministro francés de Asuntos Exteriores, Jean Yves Le Drian.

“Ahora hay cinco ejércitos enfrentados en Siria y los recientes incidentes demuestran que el riesgo de una guerra regional es muy real”, añadió, calificando como “incidente” el derribo de una avión de reconocimiento ruso con 15 personas a bordo.

“Este cambio estratégico es peligroso”, dice Andrew Parasiliti, del grupo de expertos de Rand Corporation. “Como candidato y como presidente, Trump dijo que la guerra en Irak fue un error y que quería sacar a los soldados estadounidenses de Siria”, dijo. “Pero la política estadounidense ahora es quedarse en Siria mientras Irán permanezca allí, e Irán no parece tener prisa por irse”, agrega. “Por lo tanto, existe el riesgo de una escalada o de accidentes con el ejército ruso, como vimos la semana pasada con Israel”.

Fuente, 28 septiembre 2018
***

Rusia establecerá una zona de exclusión aérea no oficial sobre Siria

 

Hoy, el Ministro de Defensa Shoigu anunció medidas que fueron mucho más allá de lo que yo esperaba. Específicamente, Shoigu ha anunciado lo que hará Rusia:

  • Suministrará sistemas de defensa antiaérea S-300 (con un alcance de 250 km) a los sirios en las próximas dos semanas.
  • Rusia entregará sistemas avanzados automatizados de gestión de defensa aérea que aumentarán *dramáticamente* las capacidades de defensa aérea siria y evitarán futuros incidentes de “fuego amigo”.
  • Rusia utilizará sus capacidades de guerra electrónica para suprimir la navegación por satélite, los sistemas de radar a bordo y las comunicaciones de aviones de guerra que ataquen objetivos en territorio sirio en las regiones sobre las aguas del Mar Mediterráneo que limitan con Siria.

Esta es una solución muy flexible y elegante por las siguientes razones:

  • Establece una zona de exclusión aérea de facto sobre Siria, pero no de jure. Por lo tanto, los rusos tendrán la flexibilidad de decidir nación por nación, y aeronave por aeronave, qué aeronaves deberían ser suprimidas/afectadas y cuáles sólo rastreadas y monitoreadas. Esto le dará a Rusia una posición de negociación muy poderosa con todos los actores de esta guerra.
  • No hace falta decir que, si bien estas nuevas capacidades se desplegarán en Siria en respuesta a las acciones israelíes, también aumentarán drásticamente las capacidades de Siria contra cualquier posible agresor, incluidos los Estados Unidos y los estados clientes de los Estados Unidos. Los S-300 permitirán al ejército sirio detectar e incluso rastrear un avión israelí justo después de su despegue y mientras todavía esté en el espacio aéreo israelí.
  • Aunque los rusos no han indicado qué sistema automatizado de gestión de defensa aérea planean entregar a Siria, es probable que éste sea uno que normalmente se usa para controlar el compromiso de los sistemas de defensa antiaérea S-300 y Buk, el Poliana D-4. La entrega de este sistema aumentará drásticamente las capacidades de defensa aérea de la fuerza de tareas rusa en Siria, haciendo que sea mucho más difícil para neocones à la Bolton atacar a las fuerzas rusas.

Debo admitir que estoy sorprendido por la magnitud y la calidad de esta respuesta. Claramente, la arrogancia de los israelíes no valió la pena y esta vez su habitual chutzpah les creó una gran dosis de ira rusa (aunque con una cólera cuidadosamente controlada). Para Bibi Netanyahu, la reacción rusa es un desastre absoluto porque socava toda su política hacia Siria (y Líbano e Irán). Los ataques israelíes (más de 200, de los cuales se molestaron en notificar a Rusia en sólo alrededor del 10% de los casos) no produjeron ningún beneficio tangible para Israel, pero ahora han socavado de manera fundamental la relación de Israel con Rusia. Como lo he dicho muchas veces, a pesar de su propaganda egoísta sobre ser tan inteligentes, los israelíes en realidad son bastante incompetentes, cegados, como lo están, por su quasi infinita arrogancia.

Sin embargo, se debe tener en cuenta que en la guerra no existe algo así como una bala de plata mágica. Por un lado, los israelíes todavía tendrán la opción de atacar objetivos en Siria (ya sea mediante el uso de aviones o misiles, incluídos los marítimos), pero la dificultad de ejecutar con éxito algún ataque aumentará en orden de magnitud. Lo mismo ocurre con los Estados Unidos/OTAN/CENTCOM/etc. Una opción sería lanzar un ataque de saturación mediante el uso de una gran cantidad de misiles, ya que las capacidades de Siria y Rusia siguen limitadas por números: incluso en una situación ideal (excluyendo las capacidades EW-Electronic Warfare), incluso si la proporción de misiles rusos es 1:1, los rusos solo podrán derribar tantos misiles enemigos como lo permitan sus suministros. Los suministros de misiles estadounidenses e israelíes en la región son mucho mayores.

En segundo lugar, tanto los EEUU como los israelíes tienen capacidades muy sofisticadas de EW y pueden estar seguros de que las usarán si es necesario. Sí, los rusos son cualitativamente superiores a otros países en este campo, pero uno nunca debe subestimar las capacidades de los malvados.

En tercer lugar, los anglo-sionistas harán ahora una de estas tres cosas: pretenderán que no les importa y básicamente aceptarán la situación sobre el terreno como lo hicieron en Osetia del Sur y Crimea, o intentarán negociar algún tipo de trato con los rusos, o reaccionarán con amenazas histéricas y provocaciones con la esperanza de que los rusos parpadeen. Si bien podemos esperar la opción #1, también debemos darnos cuenta de que las opciones #2 y #3 son mucho más probables. En otras palabras, esto está lejos de terminar.

Finalmente, esta última noticia refuta de manera concluyente la idea de que Putin es un felpudo o vendido y que los rusos no pueden o no quieren oponerse a los anglo-sionistas. Todos aquellos que han acusado a Putin de ser el shabboy goy de Israel van a estar muy ocupados limpándose los huevos de su cara colectiva. El hecho de que los rusos se tomaran su tiempo para analizar lo sucedido y preparar una respuesta no era un síntoma de su debilidad, sino de su comportamiento responsable en una situación sumamente peligrosa. Además, la respuesta rusa muestra también que una vez que están en juego los problemas de seguridad nacional, la quinta columna integracionista atlántica todavía tiene que ceder el lugar ante los soberanos eurasiáticos. Esto, en sí mismo, es un desarrollo muy bueno y tranquilizador.

El Saker

Fuente (ingles)

Print Friendly, PDF & Email
A %d blogueros les gusta esto: