Palestina: El ‘acuerdo del siglo’, máxima hipocresía y mínimo de vergüenza

Deja una respuesta