Líbano: Menos de uno de cada dos electores votó en la elección legislativa libanesa

arton201062-f3sdgh730

Luego de 9 años sin elecciones nacionales por sufragio universal, una elección legislativa tuvo lugar en Líbano el 6 de mayo de 2018.

En Líbano, cada elector está vinculado a una comunidad religiosa reconocida y registrada. La pertenencia de cada elector a la comunidad religiosa es hereditaria y no depende del hecho que el elector sea realmente creyente o no.

Antes de esta elección legislativa, una nueva ley electoral vino a garantizar el inmovilismo en un sistema en que cada grupo confesional cuenta con una cantidad de diputados previamente establecida en cada territorio. Por otra parte, el sistema político libanés estipula que el presidente del parlamento tiene que ser un musulmán chiita y que el jefe del gobierno (primer ministro) es obligatoriamente un musulmán sunnita mientras que la presidencia de la República está reservada a un cristiano maronita.

El modo de escrutinio proporcional aplicado por primera vez en Líbano, en el marco de la nueva ley electoral, se ve así estrechamente limitado por el rígido marco de las comunidades religiosas, lo que de hecho bloquea el surgimiento de nuevos partidos políticos.

Además, no existen reglas que precisen las condiciones de financiamiento de la campaña electoral para los candidatos y partidos.

Durante todo el día de la elección legislativa, las formaciones políticas patrocinadas por Irán llamaron a los electores a acudir a las urnas e incluso solicitaron oficialmente una extensión del horario de apertura de los colegios electorales. Por el contrario, los partidos apadrinados por Arabia Saudita se opusieron a esa extensión de horario.

En definitiva, menos de la mitad de los electores libaneses acudieron a las urnas.

REDVOLTAIRE, 8 mayo 2018

Print Friendly, PDF & Email
A %d blogueros les gusta esto: