Las consecuencias del fallo de ‘Griesa’ en el endeudamiento latinoamericano

sdghdsgh

 

Un vicio fundacional de nuestras repúblicas latinoamericanas ha sido la predisposición a endeudarnos. Esta preferencia por recurrir al ahorro externo en lugar de generar el propio es uno de nuestros problemas seculares, que demuestra los límites que tiene la historia como guía para evitar que se repitan errores.

No es fácil definir cuál es un límite sensato para el endeudamiento de un país. Si el deudor fuese una empresa, destacarían dos elementos: 1) la estimación sobre la capacidad de pago, y 2) el valor de recuperación de sus activos. Cuando una empresa quiebra, por ejemplo, el valor que tengan sus activos en el mercado es la parte residual a la que recurrirán los acreedores para recuperar sus acreencias, y mientras más valor tengan, mayor será el límite de endeudamiento.

Cuando se trata de deuda soberana (emitida por un Estado), es bastante más complejo. El límite depende de muchas variables, incluyendo las geopolíticas. Por ejemplo, si el país puede endeudarse en la propia moneda, nunca podría caer en default, ya que solo bastaría con imprimir billetes para pagarla, como lo ha hecho, por ejemplo, EE. UU. cuando abandonó el patrón oro. Si se trata de un Gobierno “díscolo”, por ejemplo, Venezuela, pues el límite será más bajo.Pero el mercado de títulos de deuda ha cambiado drásticamente y este es el punto que analizamos en este artículo.

Seguir Leyendo >>>>

 

Guillermo Oglietti, 28 abril 2018

 

 

Print Friendly, PDF & Email
A %d blogueros les gusta esto: